LA VERDAD HISTÓRICA DE LA GUERRA CIVIL, EL FRANQUISMO Y LA REPRESIÓN. Parte II.

Parafraseando a Dickens: “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo” … seguimos con…la segunda entrega de “La Verdad Histórica de la guerra civil, el franquismo y la represión”.

25474_Unamuno1

Don Miguel de Unamuno

“Como decíamos ayer”, frase pronunciada por Miguel de Unamuno iniciando su primer discurso en la universidad a su vuelta del exilio francés a España y, supuestamente dicha con anterioridad por fray Luis de León después de su juicio inquisitorio… llegamos al año 1937.

15. Durante el año 1937 las duras luchas dejan a España partida en dos desde el mes de octubre, sobre todo, después de la caída del frente del Norte. El territorio republicano se reduce entonces a Madrid, la zona sudeste y Cataluña con grave riesgo de quedar partido en dos por la cuña ejercida por el ejército rebelde a partir de la zona del Ebro. La República mantiene la zona este y el levante en su poder gracias a la concentración de fueras en Cataluña y a la Armada con base en Cartagena.
16. En el 1938 la situación bélica se va decantando a favor del bando nacional pese a la gran resistencia del ejército popular dirigido por el General Vicente Rojo, que estratégicamente es superior a Franco y cuya rivalidad viene desde el prestigio de este desde la Academia militar de Zaragoza, aunque el desorden y la poca preparación del ejército popular, la falta de disciplina y de ayuda internacional y, el fuerte apoyo ya sin reservas de la maquinaria alemana –que utiliza España como un laboratorio de guerra para la invasión europea que Hitler ya estaba preparando– dejan la situación en noviembre de 1938 de esta manera. La República con un territorio partido tras finalizar la Batalla del Ebro – una de las más duras de la contienda- tras la victoria de los nacionales que a raíz de esta logran entrar en Cataluña, es el principio del fin de la guerra, cuestión de poco tiempo.
17. De enero a marzo de 1939 caen Cataluña y su capital, Barcelona y se inicia la retirada hacia la frontera francesa de casi medio millón de refugiados de todo el territorio (Ver “Homenaje a las 16 de Martinet de @JordiCris). Francia y el Reino Unido reconocen al régimen de Franco, en las calles de Madrid estalla una guerra civil dentro de la propia guerra civil (entre el POUM y la CNT). El Consejo de Defensa Nacional, dirigido por el coronel Casado, trata de negociar con Franco sin resultados, el gobierno de la República sale para el exilio en Francia. La flota republicana, con base en Cartagena, zarpa finalmente con rumbo a Bizerta (Túnez), donde quedará internada y bloqueada, es el fin de la República que, el 26 de marzo, definitivamente reconoce su derrota y empieza a negociar su rendición. Portugal y España firman el Tratado Hispano Portugués de no agresión y amistad, denominado “Pacto Ibérico”.
18. El resultado ya sabemos cuál fue, la guerra terminó oficialmente el 1 de abril de 1939 cuando la radio del bando rebelde (Radio Nacional de España) difunde el conocido último parte de la guerra civil española que decía lo siguiente:

“En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. Burgos, 1º de abril de 1939, año de la victoria” Fdo. El Generalísimo. Francisco Franco Bahamonde.

Último parte de guerra

Último parte de guerra escrito por el General F. Franco

Aunque la resistencia siguió durante un tiempo, algunos historiadores datan la misma hasta 1953, la realidad es diferente, ya que eran ataques totalmente aislados y que tuvieron cierta relevancia hasta 1945, y siempre, dentro del mundo rural donde fue mayor su impacto; sobre todo, los llevados a cabo por los grupos de Maquis y milicianos huidos a los montes con golpes selectivos y ataques desde las montañas hasta las poblaciones u objetivos fueron siendo controlados, reducidos o, abandonaron las guerras de guerrillas por falta de medios y ayudas, desmotivación y a causa de la II Guerra Mundial donde muchos fueron a luchar para frenar el avance del fascismo con la esperanza de volver y recuperar el gobierno de la República. (6.000 republicanos se alistaron a la Legión francesa, 4.299 a los ejércitos rusos y se calcula que unos cerca de 60.000 colaboraron o lucharon con la resistencia o lucharon en las fuerzas regulares como la 9ª Compañía de la 2ª División Blindada del Ejército de la Francia Libre – División Leclerc-). Mientras tanto, continuaba el exilio masivo por parte de afines al gobierno, defensores y partidarios de la II República y familiares en riesgo de sufrir represión. Francia, Rusia, México, Ar durante y después de finiquitada esta con la II República caída intentando instaurar un Gobierno en el exilio.

El franquismo, el régimen dictatorial del nacionalcatolicismo.

En este proceso se inicia la primera parte del régimen fascista de Franco que ocupa desde 1939 a 1945, y, donde además de apoyar a Hitler y Mussolini internacionalmente en la II Guerra Mundial se produce la gran represión franquista de éste contra los republicanos, simpatizantes o sospechosos de serlo.

franquismo-guerra-civil

Franco durante el desfile militar de la victoria

Ante la negativa de Franco a llevar a cabo la instauración monárquica como en principio se había previsto, don Juan de Borbón, hace público el 19 de marzo de 1945 el Manifiesto de Lausana en el que rompe relaciones con Francio y el franquismo. En él manifestaba que: «el franquismo es fundamentalmente incompatible con las circunstancias presentes que se están creando en el mundo». Es decir, con la victoria aliada, se le pide a Franco que deje paso a la monarquía pues sólo ella… «puede ser instrumento de paz y de concordia para reconciliar a los españoles».

Se inicia el período de la dictadura política y económica con la autarquía y el racionamiento. El cierre de las relaciones internacionales. La II Guerra Mundial y la crisis que provocó llevaron a Franco a una economía de autoabastecimiento nacional y racionamiento acompañada de una política de depuración ideológica, represión y adoctrinamiento católico apoyado y bien visto por la Iglesia, aunque esta no llegó a un acuerdo con el régimen hasta unos años más tarde. A excepción de miembros de esta, vascos y catalanes contrarios la régimen franquista y con ideario nacionalista que jugaron un papel de cierta relevancia en la lucha antifranquista. Sobre todo, la iglesia vasca apoyando al nacionalismo y a ETA en su nacimiento.

El franquismo desde 1950 a 1959 (el inicio del segundo franquismo) Autodenominado el Nacionalcatolicismo por Franco, autoproclamado el salvador de catolicismo en España con el que llegó a un nuevo acuerdo de Concordato con la Iglesia católica. Acuerdo que supuso el inicio del reconocimiento internacional del régimen a través de la aprobación de sus valores por parte del Vaticano y, además, con la ratificación del predominio que el franquismo había concedido a la Iglesia católica a cambio de su identificación total con el régimen. En realidad, el Concordato lo que hacía era ratificar el statu quo ya existente entre la Iglesia y el Estado desde la guerra civil y, especialmente, desde 1945 con la hegemonía del «nacionalcatolicismo». El movimiento se inició con la cesión de la educación y la educación religiosa obligatoria, el posicionamiento en la salud, monjas y seglares en los hospitales y el cumplimiento del calendario religioso, La Iglesia recupera sus bienes y los incrementa, Pasa de nuevo con el estamento militar a formar parte de los poderes fácticos y estatus social,

imagen_14580-590x372

El primer franquismo estuvo influenciado por el nazismo y se convirtió en “nacionalcatolicismo”. La Iglesia como parte del Estado, su cultura moral y la enseñanza y sanidad

A partir de la firma del Concordato, la ideología oficial del Estado y el patrón normativo de la conducta moral, pública y privada del conjunto de la sociedad española fue el “nacionalcatolicismo”.

preventorio

Adoctrinamiento franquista en la enseñanza.

El franquismo de 1959 a 1969 es el de la parte final del “segundo franquismo” y el paso desde la quiebra nacional al milagro de la recuperación económica con un proyecto denominado la “dictablanda” donde pese a todo, seguía la represión al republicanismo y, la lucha contra el franquismo en la clandestinidad iba en aumento. Se inicia la recuperación con el plan aperturista de los «tecnócratas» con el fomento del turismo, la construcción pública y mejora de las infraestructuras hidrológicas, carreteras y comunicaciones y con el desarrollo de la industria y la organización sindical, en la que se “atrincheraron” como Organización Sindical franquista promovida por la Falange que, promoviendo «esa apertura» hacia los trabajadores los convertía en un grupo de presión y adhesión en el seno del propio franquismo y como apoyo ante el desplazamiento de Franco a los mismos falangistas. Estos fomentaron la figura del trabajador como la base de su proyecto. Este proceso fue dirigido por José Solís Ruiz que culminó con las elecciones para enlaces sindicales y vocales jurados a finales de 1966, elecciones que sirvieron para que la oposición de izquierda a través del movimiento clandestino de las «CCOO- comisiones obreras» que coparía muchos de los puestos elegidos.

55687748

Elecciones sindicales organizadas por la Falange Española

En 1962 resurgen los movimientos nacionalistas. Los vascos fomentan el nacimiento de ETA, en inicio, un partido político en clandestinidad cuya definición era la de «movimiento revolucionario de liberación nacional» y, que acabó siendo solo una reivindicación de la «lucha armada» para poner fin a la opresión sufrida por el pueblo vasco llevada a término por la dictadura. Posteriormente sería su objetivo la independencia del pueblo vasco. Es en este período cuando Franco planifica la instauración monárquica para hacer la transición desde su dictadura autocrática transfiriéndola a una una monarquía tradicional como tenía previsto en un inicio, pero siempre apoyada por el militarismo. Franco propone entonces a Juan Carlos de Borbón como su sucesor e inicia los preparativos para formarlo. Fue en el año 1969 cuando Juan Carlos de Borbón como príncipe de España es nombrado oficialmente como futuro rey de España y sucesor de Franco a su muerte. El futuro rey jura fidelidad al Movimiento Nacional y al mismo Franco. (Ver video del juramento y fidelidad al Movimiento Nacional)

Video de la proclamación del Rey y su juramento al Movimiento Nacional y a la legitimidad del Golpe de Estado de 1936 y muerte de Franco 4.29 minutos

El tardofranquismo (1969-1975). Es la última etapa de la dictadura y donde España empieza a notar el estancamiento del régimen monocolor de Carrero Blanco y, donde además se inician corrientes reformistas dentro del propio régimen con miras más aperturistas a través de los jóvenes tecnócratas del régimen (llamados los ingenieros de Franco, muchos de ellos miembros del Opus Dei formados fuera de España).

El asesinato de Carrero Blanco abrió la crisis política más grave y profunda de todo el franquismo al haber sido asesinada la persona designada para asegurar la supervivencia del régimen después de su muerte y, encargada de traspasar el poder al futuro rey. Una crisis que tuvo afectación nacional e internacional a partir los juicios y fusilamientos sumarios del proceso de Burgos en 1970. La presión internacional cada vez más fuerte contra el régimen y la decadente salud del caudillo avocaban hacia el final el régimen franquista.

coche_carrero_blanco

ETA, asesina al General Carrero Blanco en la «Operación Ogro» el 20 de diciembre de 1973

La muerte del dictador el 20N de 1975. Con ella se inicia el camino a la democracia de mano de aperturistas del régimen, Juan Carlos de Borbón y los partidos ilegalizados, los nacionalistas y la clase alta afín a un aperturismo económico bajo el modelo capitalista ya iniciado con la reforma del segundo franquismo y que promovió el Opus Dei. Modelo que llevó a la recuperación económica del país.

descarga

Se fragua con la clandestinidad la Transición Democrática Española de la mano de Adolfo Suárez, Pio Cabanillas, Rodolfo Martín Villa, Fraga Iribarne, etc., y otros tanto que por orden de D. Juan Carlos de Borbón, que estaba siendo presionado por la política internacional para democratizar el país mando llegar a acuerdos con los clandestinos y la diplomacia internacional con la única misión de legalizar los partidos que garantizarán el actual sistema parlamentario democrático siempre y cuando se garantizara la estabilidad monárquica del mismo. Los partidos ilegales como el PSOE, PCE, PNV, Catalanistas aceptan su legalización a cambio de un sistema de autonómico, pero con la premisa y condición de rechazar y renunciar a la aspiración e instauración republicana. Así es como se legalizan de nuevo el socialismo, comunismo (PCE, PSUC, etc.) y los partidos nacionalistas.

suarezcarrillo-k5sE--620x349@abc

Adolfo Suárez, que sería elegido como primer presidente de la democracia pactó en secreto la legalización del PCE con Santiago Carrillo y del PSOE con Felipe González

Es la preparación de la apertura de España internacionalmente y que se produciría una vez asegurada la pervivencia monárquica contra la opinión de una gran parte del régimen a través de un gran pacto nacional que deberían firmar todos los partidos políticos legalizados. Un acuerdo sobre el programa de saneamiento y reforma de la economía y de actuación jurídica y política que fueron posteriormente los acuerdos firmados en el Palacio de la Moncloa que da nombre a los acuerdos Los Pactos de la Moncloa que condujeron hacia la nueva Constitución, primeras elecciones libres y época hacia la libertad, “La Transición española” Acuerdos firmados el 25 de octubre de 1977.

DATOS DE LA GUERRA CIVIL Y DE LA REPRESIÓN.

Hoy el número de víctimas totales aún se discute ya que los registros, las causas documentadas son deficientes, incompletas o han desaparecido. Otras siguen sin desclasificarse. Las muertes antes del golpe, las consideradas causas de guerra, las asociadas a las causas de represión por ambos lados – juicios sumarios, fusilamientos de guerra y paseos-, las muertes posteriores por represión franquista, inanición o enfermedades a causa de la insalubridad de posguerra, etc., dejan el marcador muy por encima de las cifras oficiales y, aunque estás, se están aún documentando, actualmente se estiman en 120.000 muertos más que los del balance oficial que es de, 540.000 muertos aproximadamente entre ambos bandos. Es decir, unos 660.000 mil muertos.

presos_franquismo

Republicanos en campo de concentración

La cifra podría aumentar más con las causas antes citadas y no contempladas como datos de guerra; sobre todo, por la represión sufrida en el bando republicano, durante y después de la guerra civil, donde se estiman que fueron ajusticiados entre 150 a 192 mil republicanos (de los cuales más de 50.000 lo fueron después de la guerra), entre todos ellos, sumarían más de 30.000 niños o menores.

Más de 2.000 fosas comunes, entierros en cunetas y barrancos dan de estos unos 114 mil desaparecidos aún. Unos 34.000 mil republicano más fueron exhumados y enterrados, con otros que participaron en su construcción, o fueron ajusticiados en el Valle de los Caídos de Madrid. Las cifras de muertos por diversas causas, ya apuntadas o consideradas como víctimas colaterales de la guerra y la posguerra podrían ascender a casi 300.000 más como ya he apuntado. Dato que indican los más de 800.000 documentos que se están digitalizando, por los que las cifras podrán ser aún mayores.

Actualidad_140249512_119160099_1706x960

Fusilamiento de miliciano

La Audiencia Nacional española cifra en 30.960 el número de niños de detenidos republicanos y cuyas identidades fueron cambiadas o modificadas en los Registros Civiles para que fueran entregados a familias que apoyaban el régimen franquista y que se conocen como “los niños robados del franquismo”

Entre exiliados de guerra y posguerra se cifran unos 750.000 totales de los cuales, más de 200.000 son todavía familias en el exilio permanente. Que no han regresado. 440.000 se exiliaron entre el final de la guerra y principios de la posguerra, mientras el resto lo hicieron durante el franquismo. Más de 26.000 españoles fueron deportados a los campos de concentración que había por Europa y 7.288 concretamente fueron a Mauthausen, donde murieron más de la mitad. Los campos de concentración franceses asumieron la mayoría de los exiliados españoles: Campo de Gurs, Argelès-sur-Mer (albergó unos 100.000 españoles), Saint-Cyprien y Barcarès, Septfonds, Rivesaltes y Vernet d’Ariège con medias de 15.000 exiliados por campo. Más los huidos a México, URSS, Argelia, etc.

55f3077d1a89b..0-99-520-367

Españoles, internados en el … El campo de Argelèssur-Mer

Las mujeres fueron víctimas dobles del franquismo, no solo porque fueron fusiladas, encarceladas, violadas o torturadas durante la guerra, posguerra y dictadura, también porque sufrieron una represión de género con el objetivo de imponer un modelo patriarcal y único del modo de vida y de ser mujer. Muchas fueron humilladas por haber transgredido los límites de la feminidad tradicional y nacionalcatólica durante la Segunda República catalogándolas como “traidoras de género”. Se utilizó mucho este concepto contra ellas así como el uso de “enfermedad colectiva” en legitimación del Nuevo Estado que, a su juicio, “utilizaba de la presencia del concepto de la “enfermedad colectiva” que le permitía  “legitimar sus ideas y actuaciones que, afectaban a diversos aspectos de la vida social y que estaban directamente relacionados con el proceso represivo aludiendo a la salud mental como enfermedad del comportamiento social no alineado con el pensamiento del nacionalcatolicismo”. Madrid albergaría desde 1931 a 1969 la prisión femenina más poblada de la historia de España. Era la cárcel de las Ventas. Se calcula que las presas rojas fueron casi 30.000, aunque aquí también los registros no son fiables ya que no distingue entre represaliadas y presas comunes por el concepto antes expuesto y porque el mero hecho de ser o estar relacionado con el publicanismo podía ser excusa para ser tratado como delincuente. (Posiblemente la cifra más real es que sean unas 26.000 presas republicanas) sin contar con las encerradas en psiquiátricos o centros de salud mental que engrosarían de nuevo la cifra.

arton34757

Rapada de pelo a mujer republicana. Represión de por traición de género

La represión por condición sexual, raza, y otros motivos como homesexuales, gitanos, presos políticos, sindicalistas, expropiados administrativamente, expoliados de bienes y represaliados sociales, es decir, en libertad vigilada, sin opción de poder trabajar, etc., darían una cifra aproximadamente como he apuntado sumada al total de los de 750.000 represaliados por el franquismo.

Indudablemente también hubo represión de grupos republicanos, sobre todo de los comunistas, el POUM y la CNT que causaron por ejemplo 6.832 muertos a religiosos antes y durante del golpe, aunque la cantidad de seglares represaliados fue algo superior a la de los religiosos. La cifra de muertos entre los miembros de la Iglesia católica según los archivos de dicha fuente se distribuye en: 282 monjas, los 13 obispos, 4172 párrocos y curas de distinto rango, 2364 monjes y frailes (entre ellos 259 claretianos, 226 franciscanos, 204 escolapios, 176 maristas, 165 Hermanos Cristianos, 155 agustinos, 132 dominicos y 114 jesuitas). Autores e historiadores revisionistas cifran en muchos más los represaliados documentalmente, pero sin base científica. Así que podemos hablar de unos 3.100 seglares aproximadamente represaliados , ya que aquí también hay causas no definidas en algunos muchos de los registros.

De los paseos y sacas las referencias son más testimoniales ya que a diferencia del bando nacional los republicanos rara vez llegaban a documentar con precisión los procesos, además de que, casi al final de la guerra se destruyeron muchos documentos lo que hace difícil poder concretar cifras aproximadas; aunque sí, se podría hablar de las zonas o territorios represaliados después de los bombardeos donde las represiones fueron habituales en las zonas republicanas como Bilbao, Barcelona, Tarrasa, Girona, Alicante, Madrid (incluye Paracuellos del Jarama. 2500 fusilados), Cartagena, Gijón, Málaga, Mahón, etc. y, que sucedieron ya durante el conflicto bélico desde 1936 a finales de 1937.  Prácticamente y con casos más aislados. los últimos años de guerra ante el avance nacional y pérdida de territorios, en las retiradas se dan como estimación aproximada (muchos de ellos contabilizados como muertos de guerra) de unos 9.000 más 1.800 ajusticiados en las checas (El número total de checas existentes en España es discutido y varió según la época, pues no todas operaron de forma simultánea. 347 estaban ubicadas principalmente en Madrid, 22 en Valencia y 23 en Barcelona, más las de Málaga, Lérida, Tarragona y Murcia. Hubo más pero no hay demasiada documentación fiable. Sí sabemos que muchas de ellas eran en pisos y locales incautados o iglesias). La suma total de la represión republicana, incluyendo que, muchos de ellos lo fueron durante la guerra ascendería a un total de entre 60 a casi 70 mil personas. Estas fueron reconocidas –no en su totalidad, pues los desaparecidos no están contabilizados , aunque los demás sí -como víctimas del Terror Rojo y por ello fueron ensalzadas y glorificadas como mártires de la Cruzada Nacional contra el comunismo por parte del régimen franquista y en muchos casos compensadas.

Guerra_civil_española_montaje

La resistencia de Madrid trajo la represión dentro del propio bando republicano. Todo el que abandonaba la defensa eera reprimido.

Por último, toca hablar de la propia represión dentro del bando republicano, tema tabú, pero históricamente necesario de tratar. Comunistas contra anarquistas, sobre todo. Fue una guerra civil dentro de la propia guerra civil. Los continuos enfrentamientos por dominar territorios, las represalias entre facciones por diferencias de criterios, las órdenes dadas por los cabecillas comunistas y anarquistas hicieron que entre ellos mismos se realizaran purgas y tuvieran duros enfrentamientos, sobre todo en Cataluña y Valencia (se estiman en Cataluña más de 1000 muertos y 1500 heridos y casi un millar en Valencia), también en Madrid, con la orden de resistir y el “No pasarán”, se ordenó que “todos aquellos que abandonaran sus puestos o intentaron huir de la ciudad fuesen sumariamente ejecutados por traidores”. Se estiman en las últimas batallas de Madrid también más de un millar de comunistas y anarquistas muertos entre sí. Además de los considerados como traidores a la causa, sospechosos de ser agentes del bando nacional, etc. durante la contienda que podrían ascender a otro millar. Hubo como una paranoia colectiva que llevó a purgas selectivas sobre todo entre el POUM y la CNT. George Orwell, cuyo nombre real era Eric Blair ya lo reflejó en algunos de sus escritos cuando llegó a España en 1936 para alistarse en el ejército republicano reflejando algunos casos de auto represión republicana, y pese a que en sus libros solo lo insinúa. No lo hace así sus apuntes.

Conclusión: 

Esta conclusión es opinión personal fundamentada en mi propio pensamiento, sumado a la experiencia como memorialista e, indudablemente como historiador interesado en nuestra historia  a la aplicación que sobre estas hago uso de los datos históricos y tratamiento científico de los mismos.

En fin, sea como fuere, al final los datos siguen siendo inconclusos e inciertos, pero es mucho más probable que la cifra real de víctimas de la “Guerra civil española”, para mí siempre, la “Guerra incivil” supere incluso la cifra del 1.000.000 o más de muertos con facilidad, contando a los desaparecidos. Los 750.000 mil represaliados y los 750.000 exiliados totales, estaríamos barajando fácilmente un número muy superior a las cifras dadas como buenas, actualmente. 2.500.000 de personas directamente como víctimas del franquismo, la guerra civil y la represión Sin contar con todas las indirectas, familias rotas con patrimonios destruidos, el propio Estado con patrimoniales públicos, etc., etc.

Con todo este material he intentado sintetizar y resumir este período, dejándome datos relevantes y significativos de las batallas (sucedidas entre el 1937 y 1938), así como de las represiones importantes más que detalladas y datadas, etc. (Málaga, Extremadura, etc.) ya que no aportarán más datos de rigor a las cifras y a la conclusión de la barbarie.  Y, porque su relevancia no resta ninguna importancia y se siguen debiendo de recordar, enseñar y estudiar en nuestra historia dejando visibles los vestigios y cicatrices, llámese Memoria Histórica, llámese como se quiera llamar. Si no es así, es que aún seguimos, sino en guerra, sí en el conflicto y no hemos aprendido nada. No se puede ni se debe olvidar, pero sí se puede reconocer y perdonar. Es hora ya de pasar página, y para ello hay que recuperar la memoria histórica reconociendo con justicia lo que fue, un golpe militar que llevó a la muerte, represión, desaparición a más de dos millones de espeñalo de españoles. Que fracturó al país cuando estaba a punto de despegar en su desarrollo cultural, agrario e industrial en dos mitades ideológicas. Dos mitades que hoy, aún permanecen anquilosadas en aquél 18 de julio de 1936. Un país que ha escondido su historia y vergüenza criando nuevas generaciones ignorantes e incultas de la misma y que han mamado esta historia sesgada creciendo en los mismos odios que fomentaron la guerra y dictadura. La misma historia que demuestra que ni la izquierda ha aprendido nada de sus errores y que el concepto de República, no es una exclusiva suya, que no ha evolucionado en sus dogmas y que vive más en el pasado que en el presente, y, una derecha enclaustrada en un pensamiento único y obsoleto de patriotismo, apropiado también en exclusiva por gracia y obra de Dios y, una moral feudal más propia del medievo que de un mundo globalizado y tecnológico. Patria, Rey y Dios. Así nos va.

Por Jorge Carreño Crispín @JordiCris

Fuentes documentales:
Archivos de la AN.
Datos de los archivos de la GC.
Datos archivos propios de La Memoria Viv@
Archivos: Archivo de la Guerra Civil Española (Salamanca, España) y Centro Documental de la Memoria Histórica.
Bases documentales de internet:
Periódico Público, El País, EL Mundo, ABC, El Español.
Bibliografía:
La Guerra Civil española. Antony Beevor (Crítica, 2005)
Franco, caudillo de España. Paul Preston. (Grijalbo, 1994)
Guerra y vicisitudes de los españoles. Julián Zugazagoitia (Tusquets, 2001)
Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie. Juan Eslava Galán (Planeta 2011)
Autores revisionistas:
La guerra que ganó Franco de César Vidal
Mitos de la Guerra civil, los (Bolsillo (la Esfera))
Enlaces de consulta.
https://es.wikipedia.org › wiki › Guerra_civil_española
https://www.huffingtonpost.es › datos-guerra-civil_n_10989046
https://www.muyhistoria.es › icomo-empezo-la-guerra-civil-espanola
https://www.abc.es › historia › guerras › guerra-civil-espanola-1936-1939
http://www.historiasiglo20.org › ..
http://www.izquierdadiario.es › La-represion-estalinista-en-la-revolucion-espanola
https://gaceta.es › blogs › crimenes-del-comunismo › comunistas-anarquist.
https://es.wikipedia.org › wiki › Franquismo_de_1939_a_1945
https://es.wikipedia.org › wiki › Dictadura_de_Francisco_Franco
https://es.wikipedia.org › wiki › Represión_en_la_zona_republicana_duran..
http://www.sbhac.net › Republica › Victimas › Matanza
y otros enlaces de Biografias.com. National Geographic, etc.

Claves de desmemoria: “Daños colaterales modernos de La Guerra Civil, posguerra y dictadura franquista”.

1508514039_177535_1508514922_noticia_normal

La guerra civil es un hecho en el pasado y en la historia, y se puede interpretar con una perspectiva de lejanía. Para los que la hemos vivido puede ser motivo para la curiosidad, pero también un recuerdo que duele. Pero me parece bien esta recuperación. Que cada uno reaccione frente a los acontecimientos históricos como los sienta. Y que sea capaz de expresar su particular visión de ellos”. – Francisco Ayala-.

21057_1089943385534_1734983576_172886_7318984_n

La Memoria Viv@ (Asociación Independiente La Memoria Viv@) es una asociación para la investigación  y recuperación de la memoria histórica de la Guerral Civil, la posguerra y dictadura franquista…

En España políticamente todo va relacionado aun con aquellos pretéritos lodos del siglo XX que nos traen los modernos barros del siglo XXI.

Ochenta y un años después en España todavía pagamos las consecuencias de la factura del derrocamiento de la II República y el coste total del mal llamado históricamente “Alzamiento Nacional”, pues los instigadores y sublevados fueron la camarilla de militares africanistas y no el pueblo (militares cuyo denominador común fueron su prolongado servicio en Marruecos (Rif desde 1912 hasta 1922) y los rápidos ascensos por méritos de guerra, y que iban perdiendo contra los nuevos militares de academia y criterio del Presidente de la República Manuel Azaña, el de promocionar gente formada, y no de acción. Militares poyados las clases sociales altas, caciquiles y especuladoras ultra conservadoras, monárquicos Carlistas y algunos Borbónicos y como no, la mayoría de la Iglesia –

Resumen de los Hechos Históricos:

Los generales africanistas Emilio Mola, Francisco Franco (el Gral. más joven de Europa en 1932), Manuel Goded, Queipo de Llano, Yagüe, Alonso Vega, Millán Astray, José Sanjurjo, Enrique Varela, José Fernández de Villa-Abrille, etc., etc., vieron la oportunidad de recuperar su posición y prestigio perdidos derrocando al gobierno republicano – que hasta ese momento había sufrido ya 5 golpes de Estado más -desde 1931 hasta el del 18 de julio de 1936, que fue el sexto (incluyendo a las facciones republicanas como el de 1934 promovido en Catalunya por ERC o el de mayo de 1936 del PSOE de Gil Robles)- primero promocionando actos de insurrección y después provocando el Golpe de Estado o “Alzamiento Nacional”.

14683256045771

Generales africanistas precursores del Golpe de Estado a la II República española en 1936

La defensa popular de la República fue insuficiente por la baja preparación de los distintos ejércitos populares, la falta de ayuda internacional por miedo al avance comunista en Europa y las continuas disensiones y diferencias de las mismas facciones republicanas, si a eso le sumamos que, el apoyo internacional de Alemania, Italia y Portugal (Hitler, Mussolini y Salazar) a los golpistas fue decisivo -como así demuestran el bombardeo de Guernica y otras acciones-, que la indiferencia de Francia e Inglaterra y otros países al caso español – controlando fronteras y evitando la llegada de armamento y medios a la república- por causa del creado Comité de No Intervención, y que, además, estaban más preocupados por ver qué pasaba con los avances del nacionalsocialismo y del comunismo que lo que sucedía en España, o que el propio Vaticano, que veía con buenos ojos la restitución del credo, la confesionalidad y posición  predominante de la Iglesia en España bendiciendo a los golpistas como salvadores de la fe y la patria, el resultado estaba escrito.

1369308420_570004_1369309124_noticia_normal

A la izquierda, el general Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor Central del ejército

La dictadura de Franco, que fue totalmente totalitaria y represiva y tuvo tres fases: posguerra, Apertura Exterior y Final del Régimen (mal llamado dictablanda  y ocupael  período final de la apertura hasta la muerte del dictador) con la que moldeó un nuevo sistema político de Gobierno militarista que abolió las libertades individuales y sociales civiles bajo una fuerte represión política que llevó a los perdedores al paredón, a prisión, a la pérdida de todos sus bienes o al exilio en su mayoría, mientras los demás compatriotas sufrían las consecuencias de un país destruido y sin recursos, en plena miseria mientras Europa avanzaba en la Revolución Industrial y Tecnológica, después de tres años de guerra. La dictadura dejó un saldo de cifras escalofriantes, cifras desgraciadamente documentadas porque la sinrazón siempre se enorgullece de sus actos y control dejando constancia de ello (ver el Archivo de Guerra de Salamanca con 3.5 millones de fichas, Valencia 400 mil, etc.) apuntan a casi 4 millones de documentos de represaliados de algún modo, más de 750.000 mil víctimas según los datos oficiales del propio Gobierno de España http://pares.mcu.es/victimasGCFPortal y más de 140.000 muertos desaparecidos al día de hoy.

fransisco_franco_y_adolf_hitler

Dos grandes dictadores de la historia de moderna universal de la humanidad… Hitler y Franco

El final del Régimen franquista vino promovido por la crisis económica de 1973 que llegó a España con toda su virulencia  a causa de la  crisis del petróleo. Carrero Blanco, el presidente del Gobierno y principal figura política del régimen después del propio Franco, era asesinado por ETA en diciembre de 1973. Y el 20 de noviembre de 1975 fallecía Franco que,  había preparado su traspaso de poder hacia la monarquía pactando con el Conde de Barcelona, D. Juan de Borbón haciendo que su hijo, D. Juan Carlos de Borbón fuese su protegido y delfín como futuro sucesor. Haciéndole jurar fidelidad al Movimiento Nacional para después ser poder ser proclamado rey de España a su muerte.

La Transición política en España fue un complejo proceso que trato el cambio de la dictadura hacia la democracia basándose en, una situación económica desastrosa a causa de la crisis Mundial del petróleo, la necesidad de una apertura política hacia la democracia promovida por EE.UU (Estados Unidos en la Guerra Civil española); sobre todo porque desde el año 1953 se habían firmado acuerdos secretos comerciales con el gobierno de Franco con una supervisión sistemática y dirigida que facilitara sus intereses en un punto altamente estratégico para ellos – implantación de las bases americanas, empresas, etc.) y que, tal y como consta en los documentos depositados en la Biblioteca Presidencial del ex presidente Gerald R. Ford o en los Archivos Nacionales estadounidenses, así queda demostrado.

La necesidad de afianzar la monarquía tal y como había previsto el Caudillo la maquinaria con ayuda internacional se puso en marcha, pero el joven y futuro rey previó difícil su implantación si no conseguía un apoyo popular mayoritario, fue una de las claves  de la transición española, la internacionalidad de la misma; de ahí que contase con los más aperturistas políticos del régimen franquista, jóvenes como: Adolfo Suárez, Rodolfo Martín Villa, José Vilarasau Salat, Demetrio Carceller, Torcuato Fernández Miranda, etc. que ocuparían cargos de relevancia en el futuro gobierno e instituciones y/o empresas públicas estratégicas como Telefónica, Endesa, La Caixa, TVE y Radio Nacional de España, etc. y que, deberían llevar con un plan muy bien diseñado y estructurado a España a una democracia parlamentaria monárquica, bajo una Constitución pactada con todas las fuerzas políticas con la condición previa de aprobar los partidos ilegales como el Comunista a cambio de su renuncia a las proclamaciones republicanas.

Así se gestó el referéndum sobre el Proyecto de Ley para la Reforma Política que tuvo lugar en España un miércoles 15 de diciembre de 1976. Votando bajo una pregunta  única pregunta que daba opción solo al SI o al NO del cambio. Adolfo Suárez fue el encargado de ello y, para esa labor formó un partido político que debía dirigir el tránsito y asentar la democracia (UCD – Unión de Centro Democrático). Partido que fue apoyado por la Comunidad internacional (Sobre todo EE.UU, Alemania, Inglaterra, Arabia Saudí, Marruecos), las altas jerarquías, el capital y clases plutócratas y sociales altas, monárquicos de todo corte, conservadores y católicos como modo final de la perpetuación del plan ingeniado por Franco. Plan al que se le llama popularmente “atado y bien atado”, en supuesta frase atribuida o dicha por el mismo Caudillo para afianzar su legado e ideal. El resultado fue un aplastante SI con una participación del 77%, y casi un consenso del 94%, con una posterior victoria en las urnas de la UCD.

1108854001_740215_0000000000_noticia_normal

Referéndum sobre la Reforma Política (1976) | Edición impresa | EL PAÍS Adolfo Suárez vota.

El resto es conocido con la redacción de la Constitución encargada a la ponencia integrada por los políticos y juristas Gabriel Cisneros, Herrero y Rodríguez de Miñón, Pérez-Llorca, Fraga Iribarne, Peces-Barba, Roca i Junyent (abogado de la infanta Cristina en el caso Nóos) y Solé-Turà. Una vez perpetuado el plan se afianzó parlamentariamente con el voto a favor del 87.7% del Parlamento y Senado; y que se aseguró con los llamados Pactos de la Moncloa o “Acuerdo sobre el programa de saneamiento y reforma de la economía y Acuerdo sobre el programa de actuación jurídica y política” que blindaban casi el modelo y Constitución.

Conclusión:

Como siempre sucede con la historia, nada de lo que pasa hoy no tiene que ver con el pasado, al contrario, todo es una consecuencia lógica de los actos y decisiones tomadas en el tiempo. España llega al siglo XXI con una cuenta pendiente de principios del S. XX. Una cuenta que no tiene sólo números, sino que, por desgracia, lleva vidas con nombres y apellidos, historias no contadas de la represión y genocidio ideológico que la llegada de las libertades no supo afrontar por miedo y prefirió obviar, borrar de su propia historia edulcorándola, amnistiando y dejando pasar el tiempo de una herida abierta que sangra día a día sin que nadie haga nada.

Nada podrá cambiar lo sucedido, porque nadie podrá pagar por el mal hecho, ni nada ni nadie devolverán las vidas perdidas, los bienes robados, el daño hecho con los asesinatos impunes, sentencias injustas, represión política, juicios sumarios, violaciones, niños robados, familias desestructuradas y separas por el exilio, etc., pero es seguro que, si el Estado no reconoce a esos millones de represaliados, si no permite la devolución de los cuerpos de las fosas, hace públicos los archivos de la represión, anula las sentencias sumarias, reconoce los nombres de los condenados, levanta monumentos, museos al reconocimiento; tanto a las víctimas como de los verdugos, la historia seguirá prostituida, las nuevas generaciones, como ya sucede ahora, desconocerán el ¿por qué…? Y seguirán hablando sin conocimiento de “fascismo”, “represión”, “democracia”, “libertad”, etc., con un prisma sesgado ideológicamente, ignorante de su propia historia, sucesos y consecuencias; y, sobre todo, de porque viven en un Estado que pocos de ellos reconocen como tal y no entienden ni su origen y causas.

Hoy ya empiezan a dirigirnos los hijos de la desmemoria nacional y en su supina ignorancia nos hacen o quieren hacer comulgar con ideologías ya vividas, con hechos ya sucedidos y con problemas inacabados e inconclusos que, a nada nos llevan más que a repetir nuestra propia historia porque no la hemos asumido, no la hemos estudiado y  no la hemos aprendido y superado, y por tanto, tarde o temprano estamos condenados a repetirla. Y es que, los daños colaterales modernos de La Guerra Civil, posguerra y dictadura franquista no fueron sólo todos los represaliados sino que, lo son también las nuevas generaciones de ignorantes que nos están dirigiendo y nos dirigirán en un futuro más bien incierto.

No es patriota el que pasea una bandera, sea rojigualda o tricolor, estelada o falangista, no es fascista el que piensa diferente, sino el que actúa como tal, es decir, con carácter totalitario y nacionalista, No es demócrata el que procede contra los principios básicos de la propia democracia usándola a ella; o sea, el que no es capaz de aceptar las reglas de la mayoría electa para dirimir el conflicto sin eliminar al contrario y basándose en el fundamento de, la soberanía es del pueblo, de su mayoría. La libertad de elegir en sufragio para participar respetando el resultado y debatiendo las ideas. No es más progresista el que impone una igualdad a tabla rasa de pobreza, como tampoco es más conservador el que busca esa igualdad por arriba subiendo el nivel de las clases sociales, no aumentando las diferencias entre unas y otras, sino todo lo contrario, disminuyéndolas. No sabe más de libertad aquél que la ha disfrutado desde la cuna y ahora canta la opresión en la calle, manifestándose y aprovechándose de esa misma libertad que usa vulnerando los derechos de otros, los de la mayoría, atacando al Estado  o todo lo  que lo representa, todo el que piensa diferente y que, además, no tuvo ni que pelearla como aquellos que si la lucharon o vivimos en el obscurantismo de un régimen opresor, donde no se podía hablar, reunirse a no ser que fuera en la clandestinidad, donde los medios eran dirigidos en el adoctrinamiento ideológico, la educación era controlada por el régimen y católica y, en un proceso de Transición donde salir a la calle con ilusión era jugarte el físico o terminar en alguna comisaria hostiado… Por eso los daños colaterales son, sobre todo, la desmemoria y la ignorancia de la que hacen gala los nuevos cachorros demócratas de los cuales, casi la mitad del país, se sienta orgulloso de ser español (y de ésta mayoría, casi toda relacionada con los vencedores o simpatizantes, aunque no todos) y la otra mitad, la que no se identifica por ser parte de los vencidos, represaliados y olvidados; y por tanto, cualquier atisbo de patriotismo o españolismo les suena a casposa dictadura. Y así el país avanza tecnológicamente en el tiempo e involuciona socialmente hacia un Estado o unidad social geográfica arcaica, excluyente e incapaz de afrontar el futuro por no haber sabido asumir su pasado.

Jordi Carreño Crispín @JordiCris

Fuentes utilizadas:

Bibliografía y Apuntes de historia de Jordi Carreño Crispín.

https://jordicarreno.wordpress.com/2013/03/29/diez-falsos-mitos-del-franquismo-y-de-la-derecha/

https://jordicarreno.wordpress.com/2012/07/22/los-grandes-bancos-y-empresas-que-apoyaron-el-golpe-militar-de-franco-siguen-mandando-en-espana/

https://jordicarreno.wordpress.com/2011/07/31/el-flaco-favor-de-leon-blum/

https://jordicarreno.wordpress.com/2011/03/27/mi-opinion-sin-acritud-%e2%80%9cwinston-churchill-el-pragmatismo-o-la-cobardia-del-gran-estadista%e2%80%a6/

https://jordicarreno.wordpress.com/2014/03/23/adolfo-suarez-el-chofer-de-la-transicion-de-la-dictadura-hacia-la-monarquia-parlamentaria-que-no-hacia-la-verdadera-democracia/

Blog La Memoria Viva ¡Buscad y hallareis! https://lamemoriaviva.wordpress.com/

Una historia de la guerra civil que no va a gustar a nadie Juan Eslava Galán ISBN 9788408058830

La guerra civil española” de Pierre Vilar. http://gripdh.blogspot.com.es/2012/02/resumen-pierre-vilar-la-guerra-civil.html 

“Revolución y contrarevolución en España” de Felix Morrow. http://www.fundacionfedericoengels.org/venta-online/422-revolucion-y-contrarrevolucion-en-espana-de-felix-morrow

Wikipedia y youtube para consultas básicas, imágenes y vídeos.

 

 

“El franquismo sigue presente en las instituciones españolas”

El ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo afirma que “el uso  de material antidisturbios rememora las formas de represión de la  dictadura”

JAVIER CORIABarcelona26/05/2013

Carlos Jiménez Villarejo, exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo. FRANCESC SANS

Carlos Jiménez Villarejo, exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo. FRANCESC SANS

Noticias relacionadas

El pasado 24 de mayo, tuvo lugar en Barcelona un acto público en memoria de Yolanda González, la joven dirigente estudiantil que fue asesinada por un comando fascista de Fuerza Nueva en 1980, y cuyo asesino, Emilio Hellín, trabaja como asesor y perito informático para las fuerzas de seguridad del Estado, según publicó El País. Uno de los intervinientes en la reunión, fue el ex fiscal anticorrupción de la Audiencia de Barcelona, Carlos Jiménez Villarejo (Málaga, 1935), que se siente muy cercano a este caso y asesora a los hermanos de Yolanda.

“Acabo de estudiar [se refiere Virallejo al ensayo que escribió junto al magistrado Antonio Doñate recientemente publicado Jueces, pero no parciales. La pervivencia del franquismo en el poder judicial] cómo el franquismo sigue presente, de muchas maneras, en la sociedad española, en las instituciones llamadas democráticas, y particularmente en la magistratura. Que una persona condenada en su día por un asesinato gravísimo, aparte de otros delitos con múltiples agravantes, y que además cumplió la pena en unas condiciones muy favorables por parte de los jueces de vigilancia penitenciaria, que ninguno de los jueces que favorecieron su fuga fuera sancionado penalmente, pese haber estado huido durante tres años y siete meses en Paraguay al servicio de la dictadura militar de Alfredo Stroessner… en fin, que todo eso ocurra, y que volvamos a reunirnos para hablar de esto demuestra que hay una auténtica pervivencia de valores autoritarios, propios del sistema totalitario franquista en ciertos sectores de la magistratura, aunque no hay que generalizar, porque hay jueces de muchas clases”.

Emilio Hellín cambió su nombre de pila por el de Luis Enrique y desde su empresa, News Technology Forensics, ha trabajado desde 2006 como asesor de criminalística de la Guardia Civil y dando cursos de rastreo informático y espionaje electrónico a la Policía Nacional, la Ertzaintza y los Mossos d’Esquadra.

¿Un crimen de Estado?

Además de los autores materiales del asesinato, Hellín y Velázquez, fueron colaboradores necesarios y condenados por ello Félix Pérez Ajero, José Ricardo Prieto, David Martínez Loza, ex guardia civil y Jefe Nacional de Seguridad del partido de Blas Piñar, Fuerza Nueva.

Emilio Hellín fue condenado a 43 años de prisión, aunque el código penal contemplaba los 30 años como pena máxima, sólo cumplió 14 años de cárcel, protagonizando dos intentos de fuga y la evasión citada a Paraguay, tras un permiso penitenciario. Cuando cometió el crimen, Hellín se refugió en casa de un policía de Victoria, y las sospechas de las vinculaciones del ultra con la policía y el ejército eran más que evidentes. En sus intentos de fuga, recibió armas y la Brigada Anticorrupción de la Policía investigó a varios funcionarios de la comisaría del distrito de Ventas, de Madrid, por facilitar cartulinas originales para falsificar el carné de identidad que Hellín utilizó para huir a Paraguay. Las armas utilizadas en el asesinato y los sofisticados aparatos de escucha que utilizaba esta banda criminal hacen pensar en las implicaciones de los aparatos del Estado, pese a ello ninguna investigación ni responsabilidad política fue depurada.

“No se puede hablar del pasado como quien habla de la guerra de la independencia de 1714″

Jiménez Villarejo considera que éste es uno de los problemas que tenemos pendientes de resolver y que se expresa de muchas maneras: “Todas las sentencias dictadas por los Consejos de Guerra y el Tribunal de Orden Público contra centenares de miles de españoles, republicanos, demócratas, etc., condenados injusta e ilegalmente, siguen sin ser anuladas porque el Tribunal Supremo se niega a hacerlo. Esto es una muestra del reconocimiento de la validez de la represión franquista por parte de la justicia española actual”.

“Luego hay unos datos que aparecen dispersos en los medios”, sigue Jiménez Villarejo. “Por ejemplo, el día 25 de junio está citado a declarar como imputado un periodista por haber hecho unas manifestaciones sobre la Falange Española de las JONS, y la vinculación de ese partido único de la dictadura con los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la Guerra Civil y la dictadura. Un juez le ha abierto una causa a ese periodista [Gerardo Rivas, de elplural.com] por injurias graves a la Falange. ¿Cómo a estas alturas un juez de instrucción de España puede considerar injurias el hablar de los crímenes cometidos por la sublevación militar del general Franco, y dictador después, y la Falange que eran parte del aparato represor del franquismo?”, se pregunta el ex fiscal. “Con los favores y complicidades que ha habido con Emilio Hellín, que aparte de hacerle cumplir una pena lo más corta posible y en las mejores condiciones posibles, y después de una manipulación para ocultar su identidad que podía ser conocida, parece incomprensible que fuera contratado, con dinero público, por los servicios policiales de los gobiernos democráticos”, insiste Jiménez Villarejo, que cree que el gobierno debe contestar a la proposición no de ley que han formulado los grupos parlamentarios [PSOE, CiU, Izquierda Plural y EAJ-PNV] a propuesta de los familiares”.

Sobre la querella argentina contra los Crímenes del Franquismo, Villarejo opina que, hasta ahora, el Ministerio de Justicia, que tramita las comisiones rogatorias que tienen que atravesar primero el ámbito gubernamental y luego pasar al ámbito judicial, “ha puesto toda clase de dificultades y obstáculos para que se practiquen diligencias”. “Como las que se iban a practicar hace un mes [se refiere a las videoconferencias en el consulado de Argentina] y que no se pudieron practicar por unos supuestos problemas técnicos que yo creo que eran políticos. El gobierno español se opone frontalmente a que se investiguen aquí los crímenes del franquismo. Tengo mis reservas que todo eso llegue a buen puerto, pero ojalá que se consiga superar esos obstáculos por la justicia argentina”.

“La represión hoy también tiene lugar, y ahí están las pelotas de goma para demostrarlo”

Desde distinto frentes, la iniciativa de Justicia Universal que están haciendo patente los más de 300 querellantes, es atacada con la consabida cantinela de que no es bueno abrir viejas heridas y que los problemas de la sociedad española hoy son otros: “Los problemas de la sociedad son muchos, entre ellos éste. Hay problemas que vienen del pasado y que persisten, y siguen siendo problemas, porque no se han afrontado en su momento y siguen presentes. Si hay más de cien mil desaparecidos distribuidos por las tierras de España, y de Catalunya también, y nadie ha hecho nada, ni siquiera la justicia, para conocer e identificar esos restos y darles un entierro digno como merecen y exigen la convenciones internacionales, pues eso es una asignatura pendiente. Un monje de Montserrat que ha estudiado el nacionalcatolicismo del franquismo, Hilario Raguer, dijo: ‘No se pueden cerrar en falso las heridas infectadas’. Esto no es una herida cualquiera, es una herida que afecta a una parte muy importante de la sociedad española, y no se puede hablar del pasado como quien habla de la guerra de la independencia de 1714, por ejemplo”.

Jiménez Villarejo denuncia la “corrupción generalizada del sistema político que, con sus 500 casos abiertos, está colapsando los juzgados españoles” y las acusaciones de nazismo que algunos lanzan sobre ciudadanos que ejercen el derecho a manifestación. “Eso no es admisible bajo ningún concepto, responde al estado de crispación en que vivimos, esos términos hay que aplicárselos a quien corresponda”, afirma. “La represión hoy también tiene lugar, y ahí están las pelotas de goma para demostrarlo. En estos días están declarando numerosos Mossos d’Esquadra, ya veremos en qué queda, no lo sé, pero de entrada han sido llamados a declarar como imputados, cosa la que Infanta no ha podido hacer, por ejemplo. Los daños causados por el uso de material antidisturbios tan violento son muy graves. Son formas de represión que rememoran a las formas de represión franquista, salvando las distancias”.

http://www.publico.es/456038/

Diez falsos mitos del franquismo y de la derecha

La obra ‘Los mitos del 18 de julio’ repasa las leyendas sobre la República y la Guerra Civil construidas ya en la misma contienda por los golpistas y rejuvenecidas en democracia por sus herederos naturales que culminaron en el Diccionario Biográfico de la Real Academia de Historia.

ALEJANDRO TORRÚS Madrid 23/03/2013

Francisco Franco, dictador de España entre 1939 y 1975

Francisco Franco, dictador de España entre 1939 y 1975AFP

Llegó la hora de la respuesta, de “dejar las cosas claras respecto al origen inmediato de la guerra civil” y contrarrestar el revisionismo de derechas que descalifica la República para legitimar la rebelión de militar de 1936. Todo comenzó en la primavera de 2011 cuando la Real Academia de Historia (RAH) sorprendió con la publicación de los primeros volúmenes del Diccionario Biográfico Español. Los mitos y leyendas construidos durante los años posteriores a la Guerra Civil por los golpistas y rejuvenecidos por parte de la derecha española durante la democracia se disfrazaron de verdad absoluta bajo el manto de la RAH a cargo de los Presupuestos Generales del Estado (6,4 millones de euros). Más que un diccionario, la obra pareció una burla de proporciones históricas.

En tal diccionario nunca se definió a Franco como un dictador y sí como un “valeroso militar” y el franquismo fue calificado de “autoritario, pero no totalitario”. El golpe de Estado del 18 de julio fue denominado “alzamiento” y la Guerra Civil fue sustituida a menudo por otros términos como“cruzada” o “guerra de liberación”. Pero el revisionismo fue aun más lejos. A la salvaje represión ocurrida en Badajoz tras ser conquistada por los franquistas se la denominó “normalizar la vida ciudadana”. En definitiva, todo un panfleto digno de ser firmado por el mismísimo Fraga durante sus años como ministro de Información.

La obra surge como respuesta al Diccionario Biográfico Español de la RAHLa historiografía española, agraviada ante el despropósito financiado por el erario público, se puso desde el primer momento manos a la obra para desmontar las afirmaciones y falacias que el diccionario vierte. En abril vio la luz En el combate por la historia (Editorial Pasado y presente) y esta semana ha llegado a las librerías Los mitos del 18 de julio(Crítica), “uno de los mayores y más completos esfuerzos dedemolición de ciertas interpretaciones sobre el golpe, y la guerra civil que sobrevino a continuación”, según escribe en el prólogo Francisco Sánchez Pérez, coordinador de la obra, en la que también participan los historiadores Fernando Puell de la Villa, Julio Aróstegui, Eduardo González Calleja, Hilari Raguer, Xosé M. Núñez Seixas, Fernando Hernández Sánchez y José Luis Ledesma.

La obra trata de sintetizar y esclarecer las razones que propiciaron que el golpe de Estado se produjera exactamente el 18 de julio, el papel que desarrollaron en la sublevación el cuerpo civil y militar, la idea revolucionaria de las izquierdas y la contrarrevolucionaria de las derechas, el peso de la defensa del catolicismo y de la nación entre los sublevados, la presunta amenaza comunista y la realidad de la España de 1936. En definitiva, un libro que planta batalla al revisionismo de derechas que descalifica la República para legitimar la rebelión militar.

A modo de decálogo pueden enumerarse una lista de diez falsos mitos creados por el franquismo y sus herederos ideológicos con el propósito de justificar el golpe de Estado militar.

1. La II República no fue un desastre. “La República no fue un fracaso que conducía inexorablemente a una guerra” sino que fue “destruida por un golpe militar” que, al contar con la connivencia de un país extranjero y no triunfar en buena parte del país y en la capital, se encaminó automáticamente a la guerra civil. La República fue una democracia de entreguerras de nueva creación y como otras muchos democracias europeas de Europa tuvo que lidiar por un lado con la derecha autoritaria, fascinada por la experiencia fascista, y con la izquierda obrera que consideraba, de manera habitual, que la democracia era incompatible con el capitalismo.

Durante los años de dictadura franquista, el régimen justificó el golpe de Estado por “el peligro comunista”. Sin embargo, las justificaciones conservadores han ido evolucionando de manera que es cada vez más habitual oír a los políticos de derechas nombrar el supuesto fracaso de la República como causa directa y sustancial de la guerra y nunca culpar de la misma el golpe de Estado militar que degeneró en una guerra civil.

Las justificaciones de la guerra civil de la derecha ya no son los rojos y marxistas sino los mismos políticos republicanosComo ejemplo sirve la entrevista que Manuel Fraga concedió aEl País en 2007 en la que aseguró: “Pero los muertos amontonados son de una guerra civil en la que toda responsabilidad, toda, fue de los políticos de la II República. ¡Toda!”. En esta misma línea se manifestó Esperanza Aguirre en un artículo publicado recientemente en ABC en el que afirmó: “La “II República fue un auténtico desastre para España y los españoles (…). Muchos políticos republicanos utilizaron el régimen recién nacido para intentar imponer sus proyectos y sus ideas -en algunos casos, absolutamente totalitarias- a los demás, y que faltó generosidad y patriotismo”.

Las justificaciones de la guerra civil de la derecha ya no son los rojos y marxistas sino los mismos políticos republicanos y su escasa habilidad y operatividad.

2. El asesinato de Calvo Sotelo no precipitó nada. El hecho de que el golpe de Estado se produjera el 18 de julio no tiene nada que ver con el asesinato de Calvo Sotelo, que se produjo el día 13 de julio de 1936 y conocido el día 14. Su muerte, señala la obra “no precipitó nada” y “no tiene nada que ver”.

De hecho, hubo un proyecto de atentado terrorista contra la vida de Azaña, como respuesta al asesinato de Calvo Sotelo, que fue abortado por los militares golpistas que se encontraban en la capital. “Prohibido terminantemente. Todo está preparado en Madrid y eso podría echarlo a perder”, le dijo el coronel Ortiz de Zárate a Eusebio Vegas Latapié, cabecilla del proyecto.

3. La fecha del golpe dependía del apoyo fascista. La fecha de inicio del golpe está ligada a lapromesa de intervención de la Italia fascista de Mussolini, con la que los monárquicos, liderados por Calvo Sotelo, suscribieron el día 1 de julio un acuerdo para la compra de una “espectacular cantidad de material bélico de primer nivel”. Estos contratos de venta de armas y promesa de intervención fueron firmados en Roma por Pedro Sainz Rodríguez con el apoyo personal de Antonio Goicoechea y “el más que probable conocimiento de Calvo Sotelo”.

De hecho, la obra reproduce tales contratos, conseguidos por el historiador Ángel Viñas, que hasta ahora estaban inéditos, a pesar de encontrarse en archivos españoles, “quizá negligentemente olvidados o convenientemente evitados”, explica el coordinador Francisco Sánchez.

4. No existen las dos Españas destinadas a enfrentarse. El hecho de que la ejecución del golpe de Estado dependiera de la llegada del armamento italiano permite al historiador Ángel Viñas desmontar otro mito repetido cientos de veces: la guerra civil no se produjo simplemente por cuestiones internas sino que contó con la connivencia de la Italia fascista, sin la cual “aquel golpe medio conseguido, medio fracasado” no se hubiese transformado en una guerra civil.

Sin la ayuda italiana la intentona golpista no habría tenido éxito

La participación italiana no se produce, por tanto, una vez iniciada la contienda sino que su apoyo previo al golpe fue fundamental para las esperanzas golpistas. Los contratos conseguidos por Viñas muestran como Italia facilitó a España “más de 40 aviones, miles de bombas, gasolina etilada, ametralladoras y proyectiles” sin los cuales los militares sublevados no hubieran podido iniciar una guerra civil.

“Esta tesis desbarata completamente la idea apocalíptica que ha acompañado durante décadas, y que creó cuerpo historiográfico, de las dos Españas destinadas a enfrentarse, del guerracivilismo como una realidad endémica del país y en particular de que hubiese una guerra civil no declarada dentro de la sociedad española en los años treinta”, escribe Sánchez.

5. Los civiles monárquicos jugaron un papel crucial. El golpe del 18 de julio no solo fue obras de militares sino también de civiles, en particular de los monárquicos de Calvo Sotelo, que tuvieron un papel sustancial para que el golpe triunfase, y no meramente de apoyo. “Sin la trama civil interna, en una palabra, los militares golpistas quizá no hubiera tenido existo”, escribe Viñas.

La importancia de los civiles radica en tres aspectos. En primer lugar, sin el apoyo del partido alfonsino, Renovación Española liderado por Calvo Sotelo, los golpistas probablemente nunca hubieran conseguido el apoyo armamentístico de la Italia fascista. En segundo lugar, la trama civil, según argumenta Viñas, fue fundamental para la preparación de la sublevación de Franco en los términos exactos que este había diseñado para Canarias.

En tercer y último lugar, la trama civil fue esencial para crear las condiciones necesarias y suficientes para que pudiera florecer el movimiento insurrecional. La responsabilidad, en este caso, recaía en políticos y grupos de acción directa que debían conseguir “la deshumanización del adversario político”, “la provocación sistemática de la izquierda” y el estímulo y excitación de los propios partidarios”.

6. La defensa de la Iglesia y del catolicismo no existió en el diseño y ejecución del golpe. Entre las motivaciones alegadas por los militares en sus bandos de guerra iniciales de julio de 1936 (incluido el del propio Franco) no se cita ni una sola vez la recurrente “persecución religiosa” ni tampoco hay clérigos entre los conspiradores. “Nadie se creía en julio de 1936 que los militares rebeldes comenzasen semejantes fusilamientos masivos en defensa de la religión”, opina Sánchez.

La propaganda religiosa no empezó hasta septiembre de 1936No fue hasta bastantes días después cuando la propaganda de los rebeldes utiliza la defensa de la religión para justificar la guerra civil. Otra cosa es la postura de la mayoría de los obispos, que apoyaron el golpe casi de inmediato, ofreciendo un respaldo ideológico formidable motivados, en su mayoría, por la defensa de sus privilegios casi feudales. Los obispos españoles fueron los encargados de bautizar a la guerra como cruzada, pero cabe recordar que ningún papa utilizado el término cruzada para referirse a la guerra civil.

Mucho más que la religión, la justificación invocada por los golpistas era la amenaza de la revolución comunista y la de defensa de la nación española frente a los separatismos. La defensa de la religión no se sitúa en el mismo escalón que la defensa de la patria hasta el 8 de septiembre cuando fue publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Defensa de Burgos.

7. No había ninguna revolución comunista en marcha. Durante 39 años de dictadura franquista, el régimen señaló repetidamente que la sublevación militar fue la respuesta aun inminente levantamiento comunista. El anticomunismo sirvió a Franco para legitimar la insurrección contra el gobierno legítimo, presentándola como una contrarrevolución preventiva.

Basta para desmentir estas teorías conspiratorias la propia declaración del entonces embajador estadounidense, Claude Bowers, que recoge la obra: “A aquellos que fuera de España después tuvieron que escuchar con machacona insistencia la calumnia fascista de que la rebelión era para impedir una revolución comunista, puede sorprenderles saber que durante tres años y medio nuca oí semejante sugestión de nadie, mientras, por el contrario, todos hablaban confidencialmente de un golpe de Estado militar”.

Los motivos que llevaron a la sublevación a los militares fue frenar en seco las reformas progresistas, y democráticas, diseñadas en el primer bienio de la II República. Es decir, la reforma agraria, los estatutos de autonomía y la reforma militar.  De hecho, a pesar de la existencia de muchos discursos revolucionarios en la España de los 30, no solo obreros sino también burgueses, ninguna organización republicana u obrera se puso manos a la obra para subvertir el orden constitucional en la primavera de 1936.

El número de empresarios y propietarios que fueron asesinados en los meses anteriores al 18 de julio es ínfimo

8. El golpe de Estado militar sí que prevé un plan de conquista del poder y de la guerra. Las derechas contrarrevolucionarias o antiliberales y ciertos sectores militares sí se pusieron manos a la obra para subvertir el orden constitucional y recabaron con éxito la intervención internacional de la Italia fascista antes del golpe, es decir,hicieron todo aquello de lo que acusaban falsamente a la izquierda republicana y obrera. Prueba de ellos son los contratos anteriormente mencionados; los planes de Mola que hacían referencia a una sublevación “sangrienta” que debía llevar a las tropas desde el extrarradio de la península a Madrid, ya que como predijo el propio militar: el golpe fracasaría en Madrid y Barcelona.

9. En la primavera de 1936 no existía el terror rojo. “No había ninguna dinámica de exterminio ni liquidación de los enemigos de clase que pudiera continuarse después del 18 de julio, es decir,no se asesinaba a las gentes de orden”. Para demostrar esta afirmación y desmontar el mito del terror rojo en la primavera del ’36, el coordinador de la obra Francisco Sánchez recurre a los datos. El número de empresarios y propietarios que fueron asesinados en los meses anteriores al 18 de julio es ínfimo y el de religiosos inexistente. “Por lo que sabemos murieron más empresarios entre 1919 y 1923 en toda España que en la primavera de 1936”, asegura Sánchez, quien añade que en 1923 fue asesinado un arzobispo y un cardenal (Soldevila). “Lo que no ocurrió en toda la República”, sentencia.

10. La URSS o la Komintern no planeaban ninguna intervención en España. La Unión Soviética, en contacto directo con el PCE, no tenía prevista una intervención revolucionaria en España. De hecho, en ningún lugar de Europa entre 1918 y 1939 triunfó ninguna revolución obrerani hubo ninguna “expansión comunista”, pues el comunismo “no pudo o no supo salir de la URSS”.

Las pruebas que en este sentido ofrecieron los conspiradores fueron una serie de documentos cuya autoría se desconoce a “ciencia cierta”, pero que “diversos indicios permiten endosárselas al propio Mola”. Estos documentos venían a señalar el inicio de una revolución soviética en el verano del ’36.  No obstante, una vez iniciada la guerra, esos documentos que habían sido el hazmerreír de muchos cuando se hicieron públicos, se transformaron en una de las principales herramientas propagandísticas del bando franquista. “Y sorprendentemente, todavía hoy continúan siendo esgrimidos por algunos para justificar la rebelión militar”, sentencia Sánchez.

http://www.publico.es/452585/diez-falsos-mitos-del-franquismo-y-de-la-derecha

http://lamemoriaviva.wordpress.com/2013/03/24/diez-falsos-mitos-del-franquismo-y-de-la-derecha/

¡Qué vida tan diferente la suya y la mía Sr. Presidente!

Devolver el dinero por intentar enterrar a su padre que fue fusilado y posteriormente indultado…

“Que vida tan diferente la suya y la mía Sr. Presidente”…, así cantaba el poeta y cantautor uruguayo Quintín Cabrera. Pues más o menos es lo que nos demuestra la historia, incluso en los denominados países democráticos, o mejor dicho, casi siempre en nuestra España cañí. Hago esta mención para subrayar que siempre hubo clases y que no todos tenemos las mismas posibilidades oportunidades; y que por otra parte, es algo que ya saben la mayoría de ustedes.

 A uno se le hiela el alma con muchas de las actuaciones de nuestros estamentos gubernamentales y las acciones de los “cagabandurrias”, “mequetrefes”, “jetas”, “incapacitados” y otras lindeces que se me van ocurriendo al dirigirme a nuestra clase política que tiene de todo, menos clase,  valga la redundancia.

 Leo entre asombrado, apesadumbrado e incrédulo este titular: “UNA ANCIANA SIN RECURSOS SE VERÁ OBLIGADA A DEVOLVER LA AYUDA PARA RECUPERAR A SU PADRE”.  Automáticamente leo el artículo en cuestión (y del cual os dejo adjunto el enlace al final de micomentario) y el asombro y la incredulidad se tornan en indignación, frustración y vergüenza.

No sólo esta mujer y su familai tuvieron que pasar por el traumático proceso de perder un padre durante la Guerra Civil con todo lo que ello conlleva, sino que además, tiene que soportar desde ese mismo instante  la insidia de enfrentarse a toda la maquinaria del Estado orquestada para evitar la recuperación de la memoria de los desaparecidos y represaliados por el franquismo. De repente parece que un halo de luz y justicia les va a permitir recuperar después de una enconada lucha, el cuerpo de su padre asesinado impunemente, al conseguir una subvención del Ministerio de la Presidencia a través de la incompleta y mal parida Ley de la Memoria Histórica. Hasta aquí casi normal para los que llevamos años en este mundo casi de ficción del memorialismo histórico, la recuperación de la memoria y de la lucha contra el genocidio y represión franquistas.

 Resulta que la maquinaria administrativa del entramado estatal y autonómico (que va según el color que rige) impiden que por los huecos que deja la incompleta Ley de la Memoria, la mala fe de los gestores políticos y esa mano negra que nos sigue manteniendo en el “atado y bien atado” de nuestra pretérita historia, prolongada hasta los días actuales, hacen que una vez conseguida la subvención e iniciado todo el proceso de recuperación del cuerpo de su padre, se encuentre en la disyuntiva de que finalice el plazo para tal fin y que el próximo 31 de diciembre  (por otra parte trabada en despachos inoperantes que se pasan la pelota el uno al otro) tenga que devolver esa ayuda.

Una mujer mayor y sin recursos es por tanto obligada a pagar la injusticia de que le hayan asesinado a su padre y, el Estado que debería haber velado por haber recuperado al mismo, curiosamente la condena al pago del dinero que le dio en su día para hacer justicia y cumplir con los requerimientos del derecho internacional sobre crímenes de lesa humanidad, sobre el propio derecho de cumplir con una obligación moral y ética ante todo y con el de amparar a la víctimas. Así que con carácter retroactivo deberá abonar injustamente un importe que no dispone.

 A esta falacia de Estado se une la hipocresía y el agravio comparativo de aquellos que delinquen con guante blanco con sus prevaricaciones de alto standing, sus chanchullos amparados por las urnas, los abusos de poder de la prepotente clase que está por encima del bien y del mal; y que pese a ser condenados,  nunca devuelven aquello que han usurpado y que además se permiten el lujo en muchos casos de salir beneficiados con plazas en grandes corporaciones, charlas que no conferencias bien remuneradas, etc, etc.

 Con este panorama es imposible no sentirse avergonzado y humillado, viendo que el rasero siempre es llano para el pueblo y no tanto para los endiosados privilegiados. Y es que ya lo cantó Quintín… ¡Qué vida tan diferente la suya y la mía Sr. Presidente!

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A.I. La Memoria Viv@

ENLACE A LA NOTICIA:

http://lamemoriaviva.wordpress.com/2012/07/27/grupo-de-memoria-historica-una-anciana-sin-recursos-se-vera-obligada-a-devolver-la-ayuda-para-recuperar-a-su-padre/

“Los grandes bancos y empresas que apoyaron el golpe militar de franco siguen mandando en España”

Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, 12/07/12 – 16 julio 2012

Entrevista a  José María Pedreño, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria

 DUPO – 12/07/12

El presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, José María Pedreño, ha asegurado que en nuestro país existe un gran desconocimiento sobre lo que significó la guerra civil

El presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, José María Pedreño, ha asegurado que vivimos en una sociedad en la que los grandes bancos y empresas, que son los que apoyaron a Franco, siguen mandando en nuestro país. De hecho, el dinero va para los mismos y no para la gente pobre, por lo que las relaciones de dominio provienen de ahí. De hecho, los banqueros no quieren que se hable de esto y se haga justicia, porque después de esa justicia tendrían que asumir una responsabilidad civil. Además, las grandes empresas que cotizan hoy en el Ibex-35 se crean al albor del franquismo. Si esto se judicializa y se empieza a hablar de todos los estamentos que apoyaron el golpe de Estado, estaremos subvertiendo el orden establecido en este momento”, ha declarado Pedreño.

En este sentido, ha afirmado que en el Estado y en la sociedad española en general existe una gran desinformación sobre lo que significó la República, el golpe de Estado, la guerra civil y la dictadura en nuestro país. A su entender, los 40 años del régimen de Franco trataron de ocultar la verdad de lo que sucedió, ya que sólo se ha contado una parte de la Historia, que además ha sido manipulada. “La gente sabe que hay muertos en las cunetas porque en los últimos 10 años, se ha hablado mucho de ello en la prensa, pero desconoce las razones de qué querían los unos, qué estaban defendiendo los otros y de lo que estaba pasando realmente en el país”.

Según ha explicado Pedreño, lo que realmente sucedió es que se produjo un golpe de Estado capitaneado por parte del Ejército español, apoyado por la jerarquía eclesiástica, los grandes capitalistas, los terratenientes y la banca, además de por la Italia fascista y la Alemania nazi. También con la connivencia de las sociedades occidentales que crearon el comité de la intervención, que impidió que el Gobierno democrático pudiese acceder a los mercados habituales para comprar armamento y las cosas que necesitaba para abortar ese golpe de Estado. Y esa realidad de los hechos no se está contando así, a su entender.

“Parece que la democracia española es maravillosa, porque en la transición nos pusimos de acuerdo y nos olvidamos de todo. Pero no se dice que el fascismo estaba vinculado a la derecha española y la defensa de la democracia a la izquierda, con algunas excepciones. Hubo partidos de derecha liberales que se mantuvieron fieles al Gobierno democrático, como el partido conservador liberal que funcionaba en Castilla y León o Unión Democrática de Cataluña”, según el presidente.

Con respecto al número de desaparecidos en la guerra civil, asegura que es muy difícil hacer estimaciones, puesto que han pasado muchos años y ha existido una gran ocultación de datos en torno a este tipo de crímenes. La localización de fosas es muy difícil, puesto que a veces los testimonios son de hasta tercera generación. Además, los registros civiles en aquella época no funcionaban como ahora y se han destruido muchos, con lo cual es muy difícil evaluar los desaparecidos de cada pueblo. Lo que ha dejado claro Pedreño es que conforme han ido avanzando las investigaciones, el número de personas fieles al Gobierno democrático de la II República desaparecidas, asesinadas y ocultadas en fosas comunes, cada vez es mayor.

Con respecto a la Ley de Memoria Histórica, José María Pedreño sostiene que es una ley muy pobre donde no se avanza en la línea que marca Naciones Unidas, cuando en verdad deberíamos luchar para que haya justicia y no impunidad, para que todo aquello no vuelva a ocurrir. En esta ley se iguala a los dos bandos “aunque no se puede comparar a un golpista con otro que defendía el régimen democrático. Pero sucede que una parte de las víctimas han estado muy reconocidas durante los 40 años de dictadura, mientras que las otras están en cunetas, desperdigadas y en basureros o descampados, y no han obtenido ninguna reparación”, ha finalizado.

http://www.upo.es/diario/2012/0712_1.htm

COMENTARIO DEL EDITOR:

” ATADO Y BIEN ATADO”

España es un país sin memoria  porque así lo planificó el Caudillo, porque así lo mantuvo su delfín y actual Jefe de Estado y porque así les interesó a los antiguos poderes facticos del régimen y aventajados del mismo. El “Atado y bien atado” no es una frase histórica, no es una falacia de los “rojos”, no es un invento revisionista de la historia, por desgracia, es un hecho real. Setenta y tres años después de finalizar la “Guerra Incivil española” provocada por un golpe de Estado tal y como bien indica el compañero J.M. Pedreño, pocas cosas han cambiado en el horizonte de la tramoya del Estado español que sigue manteniendo sin ser legitimado por el pueblo a un Jefe de Estado impuesto por la “dedogracia” del General Francisco Franco, aceptado cobardemente por las fuerzas políticas de la “Intransición dedocrática” a cambio de unas migajas de una democracia descafeinada por causa de la instauración monárquica que juró fidelidad al Movimiento Nacional y ensalzó la figura histórica del sátrapa dictador (a las hemerotecas me remito o para los más jóvenes los vídeos de YOUTUBE),y que  también mantiene en activo a jueces en altos órganos del Estado que formaron parte de ése entramado dictatorial; y como no, empresarios, funcionarios, etc, etc., que garantizan el pasar de los años para que las generaciones venideras vayan obviando de su conocimiento y memoria el hecho de que este país esconde sus miserias bajo tierra y en archivos polvorientos que están llamados al más absoluto e irreverente olvido.

Si no se habla de ello es que no sucedió. Y así nos va, con los cachorros de esa filosofía ruín mandando como caciques mientras nos roban las carteras, al tiempo que pagamos los platos rotos los de siempre, el pueblo vencido hace más de setenta y cinco años y cuyo único pecado fue anhelar la libertad y un  o mundo mejor. No hay avance hacia el futuro mientras se arrastra con cadena larga la bola pesada del pasado, y eso lo saben muy bien nuestros hermanos argentinos. Todo sigue igual en el siglo XXI en España, “Atado y bien atado”, lo único que ha cambiado es que somos dos veces más campeones de Europa y del Mundo de fútbol.

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A.I. La Memoria Viv@

YO TAMBIÉN QUIERO LA TERCERA, PERO NO COMO LA SEGUNDA…

 

Yo nunca fui partidario de fronteras y banderas, o de cualquier otro símbolo que determine una obligación geográfica, dogmática o ideológica; por tanto, y aunque alguna vez yo he remitido mis comentarios alegóricos al pensamiento republicano, en base a la metafórica mención tricolor, lo hago siempre desde el máximo respeto a lo que significa, a todas aquellas personas que bajo ese mismo precepto siguieron y dieron, todavía siguen y dan (o darían) su vida por la defensa de la igualdad, la libertad y la fraternidad fundamentada en el pensamiento ilustrado. Pero lo hago desde el convencimiento de que cada época tiene sus connotaciones y circunstancias históricas propias, y que hacen que cada uno de nosotros podamos decidir si algo mereció o merece la pena defenderlo a ultranza como única verdad ya que la moneda siempre tiene dos caras.

Desde luego no renunciaré nunca a mi ideario republicano e individual, pero siempre sin partidismos, nunca como un dogma de fe, sino como una opción determinada por el convencimiento del raciocinio y la máxima expresión de libertad, o sea, con la aceptación democrática de un sistema que no distinga colores, sino más bien que respete la LIBERTAD individual y colectiva. Como tampoco lo haré, al hecho de conseguir que algún día se pueda poner ésa etapa de nuestra historia nacional en el lugar que por la misma le corresponde, me refiero a la recuperación de la Memoria Histórica desde el período que abarca a la II República y nos lleva a hasta la Transición democrática pasando por la nefasta “Guerra Incivil”, la posguerra y la dictadura franquista. Es decir, a completar la misma desde la visión del historiador nacida de la investigación y la reflexión objetiva basada en los hechos acontecidos y demostrables.

El 12 de abril de este año se cumplían en nuestras efemérides históricas ochenta y un años de las elecciones Municipales que llevaron dos días más tarde (14 de abril de 1931) a la proclamación de la II República española, motivada por los partidarios de las opciones republicanas que consideraron entonces aquellos resultados como un plebiscito a favor de la instauración inmediata del nuevo sistema. Si tenemos en cuenta que las elecciones municipales arrojaron como resultado en el momento de la proclamación del nuevo régimen, unos resultados parciales de: 22.150 concejales monárquicos -de los partidos tradicionales- y apenas 5.875 concejales para las diferentes iniciativas republicanas, quedando 52.000 puestos aún sin determinar, no podemos deducir que se produjese una victoria republicana aplastante pese a que los republicanos consiguieron 41 capitales de provincia, argumento que les llevó a considerar el  triunfo como la justificación de una amplia derrota de la monarquía, y por ende, le dieron carácter constituyente al cambio de régimen. Esto es un hecho histórico irrefutable y los resultados y los propios hechos están ahí, independientemente de que posteriormente si fuese legitimada por sufragio universal sin paliativo alguno.

También es un hecho que la II República fue un régimen de grandes intenciones que pretendían renovar un arcaico sistema basado en el Antiguo Régimen y que se intuía en sus objetivos la instauración de las nuevas corrientes del pensamiento avanzado y fundamentado en el estudio, la ciencia, el raciocinio y la reflexión; alejándose de la superstición y de la sociedad feudal que bajo el palio de la monarquía y la religión de siglos pasados subyugaron a los pueblos y los condenaron al ostracismo, la miseria, la incultura y las diferencias sociales más aberrantes. Pero que no tuvo en cuenta tampoco, que para ello, la sociedad no estaba todavía preparada y madura para sentar las futuras bases que permitieran al pueblo famélico e inculto el que no radicalizase esos ideales de libertad y actuase en consecuencia, y no como contrariamente actuó, es decir,  con el peso de la razón y la libertad y no de las luchas intestinas, la violencia, la desobediencia y fundamentalismo de los cánones partidistas.

Indudablemente la consecuencia fue la lucha de los diferentes poderes y facciones republicanos, así, como la posterior oportunidad de excusar a las mentes más retrógradas y conservadoras de las más puras tradiciones pretéritas, como el de salvaguardar al Mundo del caos libertario y demoníaco de las hordas rojas; y que en el nombre de Dios, el suyo propio (su verdadero interés) y el de las clases más favorecidas, urdieran y pusieran conjuntamente en marcha el cambio político con la más que premeditada sublevación (verdadero Golpe de Estado) en contra de su propio pueblo y que no fue más que la consecuencia y embrión del fallido cambio a través de una prevista y rápida lucha armada entre hermanos, que se dilató por la resistencia de un pueblo negado al futuro de un yugo fascista que terminó por vencer a los aires de libertad con la más atroz de las represiones.

Por eso, ochenta y un años más tarde y mal que les pese algunos, a otros posiblemente les caiga yo del guindo, o para aquellos que se les pueda ocurrir llamarme revisionista, traidor y no sé cuántas burradas más, sólo decirles que yo sí quiero la III República, más que muchos de ellos, pero que no la quiero a cualquier precio, con costes de sangre, no la quiero con pago de imposiciones, no la quiero sin respeto a los pensamientos dispares, sin debates que fomenten la libertad y el enriquecimiento de la democracia, del respeto individual y colectivo, y sobre todo, no la quiero como la II República más que en su esencia. Quiero una Tercera República traída de la mano de la libertad y de la democracia, soportada por el beneplácito mayoritario de un pueblo lleno de aires de razón y pensamiento humanista, de la ilusión de las nuevas generaciones que luchen por unas sociedades mejores, por un Mundo mejor, por todas las gentes que habitan este planeta y que se merecen ser escuchadas y tratadas como lo que son, seres humanos. Sí quiero la Tercera, pero no como la segunda.

Jordi Carreño Crispín.

(Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@)

15 abril de 2012

ANHELANDO A LA DAMA DEL VESTIDO TRICOLOR…

Te llovieron aires de olvido con lágrimas de libertad y sangre, después de  que la razón de aquellos llamados patriotas salvapatrias tumbaran tus sueños y anhelos libertarios bella dama, y que bendecidos por un Dios cruel vestido con  múltiples sotanas de odio delator  y alzacuellos con balas, se pusieron manos a la obra aquél mes de julio de 1939 para borrar cualquier vestigio de tu paso por estas tierras multicolores llenas de bravura.

 Y quedaron tus hijos sepultados en la vergüenza de una tierra que se convirtió en la mayor fosa común de la historia, a la vez que otros perdían la libertad en las prisiones de la mente obtusa, en el exilio de los desarraigados por el billete de la incomprensión y el temor, o en la persecución de los miedos ajenos al pensamiento libre.

Y así llegaron los nuevos tiempos donde con la muerte del dictador, donde olíamos aires de libertad y veíamos nuevas generaciones con bríos de aquella grandeza robada por la fuerza de las armas, pero no fue así, fue todo una mentira, una mentira urdida por aquellos corazones en blanco y negro aferrados a la grandeza rojigualda del águila imperial que el Caudillo dejó tatuada en sus mentes de pensamiento unidireccional. Y nos engañaron vendiéndonos una falsa democracia fundamentada en los principios del Movimiento Nacional jurado por el nuevo Jefe de Estado y auspiciada por el antiguo sátrapa golpista con el fin de instaurar una monarquía no legitimada por el pueblo y poder así perpetuar su designio.

Y ahora…, mucho tiempo después sólo podemos anhelarte, soñándote con tu pelo al viento de la libertad y tu vestido tricolor moviéndose mientras danzas con alegría las esperanzas de aquellos que todavía pensamos que el hombre y la mujer son libres de decidir su propio destino, y sobre todo, no traicionamos como otros nuestro sentir republicano por unas migajas de libertad enlatada en una corona borbónica, que vive plácidamente acomodada en una Constitución arcaica y anquilosada en el tiempo de la mentira. Y así vivimos nosotros, tus hijos, aquellos que son muchos descendientes de los que te defendieron con su vida y aquellos que nos hicimos hombres bajo tus valores, aquellos que vivimos entre las mentiras de una falsa  libertad democrática y el anhelo de verte bailar de nuevo la danza del la razón, la justicia y la igualdad entre serews humanos.

Escrito por y para:

 Jordi Carreño Crispín

 

Vicepresidente de la A.I. La Memoria Viv@

Con un pico y una pala…

Con un pico y una pala abuelo  intentamos desenterrar el olvido, con un pico y una pala padre se exhuma la vergüenza de un país, con un pico y una pala tío se afloran las vidas pasadas, con un pico y una pala primo se destapa el olvido y la desmemoria.

Dame un pico y una pala madre  para poder buscar  la memoria de los olvidados, dame un pico y una pala abuela que te pueda devolver la paz; dadme un pico y una pala para  secar vuestras lágrimas, dadme un pico y una pala para equilibrar la balanza de la justicia, dadme un pico y una pala que asome la verdad sobre la falacia, dadme un pico y una pala para cerrar las heridas del pasado, dadme un pico y una pala para que pueda descansar por fin.

Qué lejos queda ya aquél  1 de abril del año 1939 que trajo con un escueto comunicado el final de la “Guerra Incivil española”. Queda tan lejano que ni los más viejos del lugar lo recuerdan ya. Se han ido entre partidas de dominó y silencios vergonzosos de café aquellos recuerdos dañinos que a base de la negación de su existencia parece que nunca existieron. Y ahora, cuando todo estaba tranquilo vienen estos desalmados con el pico y la pala para reabrir las heridas del ayer, ahora vienen éstos para remover la mierda que defecó el salvador golpe de Estado del año 1936, ahora vienen con el pico y la pala para ensuciar el buen nombre de aquél paladín de España que nos libró de las fauces del caos y el libertinaje, ahora vienen con el pico y la pala a ofender el buen nombre de Dios.

A quiénes les importan ya esos huesos casi deshechos, a quienes les importan ya que los muertos hablen aunque sea por boca de otros, a quienes  les importa ya que en España haya habido una guerra fratricida. Sólo les importa a ellos, a los del pico y la pala, a los rencorosos que no olvidan. ¡Dejad a los muertos descansar!

Con un pico y una pala abuelos se escriben vuestras historias, con un pico y una pala abuelos se recuperan vuestras existencias, vidas, con un pico y una pala abuelos se sentencian las injusticias pretéritas, con un pico y una pala abuelos se reescribe la verdad histórica de una nación por mucho que ella fuerce el olvido colectivo, con un pico y una pala abuelos te deslomas primero para después poder descansar en paz. ¡Descansad en paz todos aquellos que el pico y la pala todavía no ha conseguido liberar vuestro recuerdo! Nosotros seguiremos cavando con el pico y la pala para que no seáis olvidados nunca.

Escrito por: Jordi Carreño Crispín para La Memoria Viv@

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Flamemoriaviva.wordpress.com%2F2011%2F11%2F27%2Fcon-un-pico-y-una-pala%2F&h=ZAQHJd8pFAQGSXPnQvgxg67dsrhRmYaJgX-8-RoipHMCeTQ

¿Cuántas cosas no cambiaron Sr. González?

Sin menos cabo de lo mucho que avanzó el país en la época de Felipe González, para lo bueno y para lo malo también, y reconociéndole que quizá haya sido el presidente más carismático de joven democracia española, no puedo obviar y dejar de ser crítico desde la visión que me impone la vicepresidencia y mi sentir memorialista y reflexionar sobre el tema que  me ataña preguntándome… ¿Cuántas cosas no cambiaron? Y visto lo visto al día de hoy,  y en el tema que me ocupa, nada cambió con los gobiernos del Sr. González, todo siguió atado y bien atado.

España seguramente requería de temas y asuntos mayores para  los  ejecutivos socialistas, eso indudablemente nadie lo puede discutir, pero tampoco es discutible que perdieron una gran oportunidad histórica de gestionar mucho mejor y con más valentía el espinoso tema de la Recuperación de La Memoria Histórica. Y es que hay asuntos que es mejor no tocarlos, sobre todo si son políticamente incorrectos, si pueden costar votos y además son el acicate que pueden provocar controversias por las reminiscencias del pasado,  sobre todo, cuando no se cree que el asunto sea  de importancia y la mejor opción es fomentar el olvido.  Pero  precisamente  por todo ello, porque el tema no es baladí desde el punto de vista legal e histórico, sobre todo para los afectados, no implica que temas mayores impidan que se deje de hacer justicia legal e histórica.

Los familiares de las víctimas del franquismo seguimos siendo obviados y olvidados, y sólo se nos menta cuando es necesario un apoyo político o cuando salir en la foto es apropiado u ocurrente. No estoy de acuerdo con el ensalzamiento (sin desmerecer los méritos conseguidos) gratuito de aquellos que tuvieron la oportunidad de cambiar y hacer justicia no sólo con la historia del país, sino con las víctimas y familiares de los represaliados por el franquismo,  aún olvidados, por tanto, no cambiaron tantas cosas, sólo las maquillaron con la pintura de la urgencia futura. Nos dejaron abandonados y olvidados a conciencia. Desde Suresnes hasta el día de hoy el Sr. González no se acordó nunca de los vencidos tricolores, es más, él también renunció a su esencia republicana por unas migajas de democracia impuesta y continuista del régimen anterior. ¿Cuántas cosas no cambiaron Sr. González?

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

¡Cuántas cosas cambiaron…!

MARCO SCHWARTZ

Acarisma nadie le ganaba. “Felipe, capullo, queremos un hijo tuyo”, le gritaban las mujeres en los mítines, y él se dejaba querer. Las elecciones del

28-O de 1982 eran su tercer intento para llegar a la Moncloa; en los dos anteriores, había topado con el amable heredero del ancien régime Adolfo Suárez. El González sin corbata y con aire de Curro Jiménez de previos carteles electorales se presentaba ahora con corbata, incipientes canas en las patillas y una mirada ensoñadora dirigida hacia algún punto álef elegido por el asesor de imagen. El lema: “Por el cambio”. Él ya había iniciado el suyo: ocho años antes, en Suresnes, había desalojado del poder del PSOE a los duros llopistas con el apoyo de los popes del socialismo europeo, Palme, Brandt y

Nenni. Y una de sus primeras acciones fue eliminar la invocación marxista de los estatutos del partido. Arrasó. Obtuvo 202 escaños, un récord hasta ahora imbatido en democracia. Se convirtió en el jefe de Gobierno más joven de Europa. El partido de Suárez, UCD, se hundió en el abismo; Alianza Popular, de Fraga, surgió como segunda fuerza. Y llegó “el cambio”. Los mercados, al comienzo aterrorizados, comprobaron que no había motivos para el pánico: los socialistas no venían con planes quinquenales, sino con un pragmatismo a prueba de hoces y martillos que encontró en Miguel Boyer, ministro de Economía, su máximo exponente. Del “OTAN, no”, se pasó al I love OTAN. Y surgieron aberraciones como los GAL. Al mismo tiempo, se desarrollaron políticas sociales desconocidas desde la República y se tomaron medidas osadas para su tiempo, como la renovación del Ejército o la despenalización del aborto que, aunque insuficiente, encabritó a la caverna huérfana del caudillo. Muchas cosas cambiaron, y el impulso duró su tiempo: para que la Moncloa cambiara de inquilino hubieron de pasar casi 14 años.

http://www.publico.es/especial/elecciones-generales/2011/carteles/6/