Los sapiens dejaron África cruzando el mar…

Herramientas humanas halladas en Emiratos Árabes apoyan que hubo un éxodo hace 125.000 años

NUÑO DOMÍNGUEZ MADRID 28/01/2011

El primer viaje de los humanos modernos fuera de África pudo sermucho más antiguo y audaz de lo que se pensaba. Un puñado de herramientas de piedra halladas en el Golfo Pérsico dibujan, según un grupo de arqueólogos europeos, una ruta alternativa por la que el hombre moderno podría haber colonizado primero Arabia, luego Mesopotamia y después Europa y Asia. Según esta hipótesis, de la que aún faltan los fósiles de aquellos pioneros, la primera cabeza de puente del sapiens para conquistar el resto del mundo no fue el corredor del Nilo a través de lo que hoy es Egipto hasta entrar en Israel, como siguen pensando muchos expertos, sino las aguas del mar Rojo y los desiertos de Arabia. Este primer éxodo sería casi el doble de antiguo, pues sucedió hace unos 125.000 años, según el trabajo.

“Pudieron usar balsas o botes, porque ya eran capaces de construirlos en aquella época”, postuló el arqueólogo de la Universidad de Tubinga (Alemania) Hans-Peter Uerpmann, coautor del estudio, durante una conferencia de prensa para presentar su hallazgo.

Los ancestros pudieron cruzar el mar Rojo a bordo de balsas

La propuesta, que publica hoy Science, se sustenta en un hacha de mano hecha de sílex y otros útiles de hace entre 100.000 y 125.000 años. Sus filos delatan la mano de humanos modernos, según el equipo que los ha desenterrado en Jebel Faya, un enclave desértico en Emiratos Árabes a unos 65 kilómetros de la costa que separa a este país de Irán.

“Fueron nuestros ancestros, no me cabe duda”, aseguró Uerpmann sobre los autores de aquella caja de herramientas paleolítica. Su visión contradice los estudios genéticos clásicos que mantienen que los humanos actuales descienden de sapiens que salieron de África hace entre 60.000 y 70.000 años vía Egipto e Israel.

“Nuestro estudio debería animar a que se analice de nuevo la forma en la que los humanos modernos nos convertimos en una especie global”, aseguró Simon Armitage, el investigador de la Universidad de Londres que ha datado los nuevos restos. El equipo mantiene que el hacha, los punzones y los raspadores que han desenterrado son muy parecidos a los que se han encontrado en otros yacimientos del este de África en épocas similares y que se atribuyen a humanos modernos. Sus afilados cantos cuentan la historia de un éxodo alternativo por la ruta del sur.

Faltan pruebas concluyentes, según expertos independientes

Todo comienza hace unos 130.000 años, con la llegada de un periodo de temperaturas más cálidas al final de una glaciación. Con el calor llegaron las lluvias a Arabia, donde los desiertos se convertirían en sabanas mucho más habitables y parecidas a las de África. Pero, para llegar a ellas, los humanos modernos tuvieron que cruzar el mar Rojo, donde el nivel del mar comenzó a subir con el deshielo. Todo dependió de estar en el lugar y momento adecuados para poder cruzar el estrecho.

Al comienzo del calentamiento, antes de que se derritiesen los hielos, el nivel del mar Rojo era cien metros más bajo que el de hoy, pero el clima de Arabia ya era más húmedo. Los humanos sólo tuvieron que cruzar unos cuatro kilómetros de mar, según los autores del estudio, para llegar a unas praderas donde ya vivían gacelas, cabras monteses y otros animales de caza. Aún es un misterio cómo cruzaron. Una vez conquistada la otra orilla, las poblaciones atravesaron Arabia hasta los emiratos. El área sería un nuevo centro desde el que los humanos modernos podrían luego haber cruzado el Golfo Pérsico hasta llegar a Mesopotamia y luego a Europa y Asia en épocas de clima favorable y un nivel del mar bajo, señala el estudio.

Pocas pruebas

“Es muy lógico pensar que existió esta ruta alternativa a la gran autopista de salida”, opina Eudald Carbonell, codirector de Atapuerca. El experto, que no ha participado en el estudio, apunta que hace 125.000 años los humanos modernos “conocían bien el medio marino y los litorales”, lo que les pudo permitir realizar la travesía a Arabia por el sur. Pero las pruebas no son suficientes, ya que no hay fósiles que prueben esta hipótesis, advierte Carbonell. De hecho, el experto, que conoce bien las herramientas de los neandertales y sus ancestros, señala que pudo ser esta especie la que hiciese los útiles de Jebel Faya. “Es muy difícil asegurar que son de humanos modernos, pues se conocen industrias líticas laminares muy parecidas hechas por neandertales de Europa”, concluye.

Fuente:

http://www.publico.es/ciencias/358526/sapiens/dejaronafrica/cruzando/mar

La Piedra Rosetta…

Piedra Rosetta. British Museum (London)- Fotografía propiedad del titular del blog Jordi Carreño.

FICHA CATALOGRÁFICA:

Origen: Fuerte de San Julián, el-Rashid (Rosetta), Egipto

Período ptolemaico, 196 a.C.

Pieza clave para descifrar jeroglíficos

El texto contenido en la Piedra Rosetta corresponde a un decreto dictado por un consejo de sacerdotes e integra una serie de decretos que ratifican el culto real de Ptolomeo V, de 13 años de edad, en el primer aniversario de su coronación.

En años anteriores, la dinastía ptolemaica había perdido el control de ciertas zonas del país. Después de un largo tiempo, su ejército logró derrocar a la oposición en el Delta, pero la región sur del Alto Egipto, Tebas en especial, no había sido aun recuperada por el gobierno.

Antes de la era ptolemaica (hasta cerca del año 332 a.C.), el rey solía emitir decretos en jeroglíficos como el de esta pieza. Este dato da cuenta de cómo cambiaron las cosas desde los tiempos faraónicos, ya que los sacerdotes, las únicas personas que conocían la escritura jeroglífica, pasaron a emitir dichos decretos. La cantidad de actos reales condescendientes con los templos nos ilustra la forma en la cual se garantizaba el apoyo de los sacerdotes.

El decreto está escrito en la piedra por partida triple, en jeroglífico (acorde a un decreto sacerdotal), en demótico (la escritura nativa de uso diario) y en griego (el idioma del gobierno). Su importancia para la etimología es enorme. Al poco tiempo del final del s. IV a.C., cuando se dejaron de utilizar jeroglíficos, el conocimiento sobre cómo leerlos y escribirlos se perdió. A comienzos del s. XIX, unos 1400 años después, los científicos lograron descifrarlos utilizando las inscripciones en griego contenidas en la piedra. Thomas Young, un físico inglés, fue el primero en demostrar que los jeroglíficos de la Piedra Rosetta correspondían a los sonidos de un nombre real, el de Ptolomeo. Más tarde, el científico francés Jean- François Champollion comprobó que los jeroglíficos reproducían el sonido del idioma egipcio y sentó las bases de nuestro conocimiento sobre el idioma y la cultura del antiguo Egipto.

Soldados del ejército napoleónico descubrieron la Piedra Rosetta en 1799 mientras excavaban en los cimientos de un anexo de un fuerte cerca de la ciudad de el-Rashid (Rosetta). Ante la caída de Napoleón, la piedra pasó a manos de los Ingleses bajo el Tratado de Alejandría (1801) junto con otras antigüedades descubiertas por los franceses.

La Piedra Rosetta está en exhibición en el British Museum desde 1802 y está quebrada en un solo lugar. Hacia el fin de la Primera Guerra Mundial, en 1917, previendo un fuerte bombardeo a Londres, el museo la trasladó a un lugar seguro junto con otros objetos portátiles ‘importantes’. La Piedra Rosetta pasó los siguientes dos años en una estación del Ferrocarril Postal a 50 pies (15,24 metros) bajo tierra en Holborn.

fuente: tttp://www.britishmuseum.org › Explore › Highlights

LAS ROSAS QUE NUNCA SE MARCHITARON…

Si consabida es ya mi admiración y respeto por el sexo femenino, por lo que es y representa, mucho más lo es, cuando las mujeres son el ejemplo a seguir en lo que se refiere a entrega, dignidad, honorabilidad y lucha. No creo que no haya mujer que encaje en alguno de estos calificativos, pero hay algunas (creo que muchas) que son además excepcionales. Y entre ésas mujeres excepcionales están (con todos mis respetos por las demás), las mujeres republicanas.

Aquellas que sufrieron la represión franquista de un modo brutal y desmedido, que fueron víctimas no sólo por ser y representar unos valores, sino que lo fueron por el mero hecho de ser mujeres, y además, de ser mujeres capaces de poner en evidencia la incapacidad del hombre en su total y ladina condición. Fueron asesinadas, violadas, vejadas, encarceladas, perseguidas, marginadas, les robaron a sus hijos (quizás la peor, o una de las peores aberraciones cometidas contra ellas) por la simple razón de ser militantes o seguidoras de los preceptos republicanos, de la libertad, de la voluntad popular, o tan siquiera ni eso. Muchas de ellas lo fueron tan sólo por ser la madre, la hija, la hermana, la esposa, la tía, la prima, la amiga de… Fueron las rosas tricolores, el último bastión del republicanismo.

De entre todas ellas, hay un ramo muy especial de rosas que las representa a todas como un icono imborrable, como un símbolo de identidad propia, las llamadas trece rosas. Aquellas trece  mujeres que el 5 agosto de 1939 eran fusiladas por la sinrazón de un régimen exterminador y genocida juntamente a los 43 hombres, todos ellos acusados de pertenecer al J. S. U. y, como medida represiva por el asesinato del comandante de la Guardia Civil Isaac Gabaldón, inspector de policía militar de la 1ª Región Militar y encargado del “Archivo de Masonería y Comunismo”. De las trece mujeres asesinadas por el procedimiento del fusilamiento  y por medio de sentencia sumaria, cayeron siete que en aquél entonces eran menores de edad todavía. (La mayoría de edad estaba en los 21 años).

Después de ellas, otras muchas rosas quedaron plantadas en el oprobio de la represión y la dictadura, pero también, todas ellas, sin excepción alguna, fueron rosas bellas, dignas de los colores tricolores, hermosas representaciones de la lucha libertaria y de la dignidad humana.

Intentaron cercenar el jardín aplastándolas, sometiéndolas, eliminándolas. Probaron doblegarlas hasta romperlas  como varas secas de avellano, sin embargo, ellas eran como los juncos de la ribera de la libertad, la razón y el honor, y no se rompían, seguían de pie. Fueron rosas que nunca se marchitaron, porque siempre estuvieron regadas con el recuerdo de aquellos que creyeron una vez en un mundo mejor. Y son rosas que nunca se marchitarán, porque siempre estaremos alguno de nosotros para recordarlas y abonar la memoria de su recuerdo.

La tricolor sigue después de 75 años con el crespón negro y cada vez que la vida corta una rosa tricolor, o la cruel parca se lleva a alguien que la defendió con honor y valentía, nos van dejando más huérfanos si cabe, a todos aquellos que de un modo u otro fueron víctimas directas o todavía lo son indirectamente, como los familiares de los represaliados o desaparecidos del franquismo.

El jardín republicano está en la obligación de conservar y replantar de nuevo su memoria, de seguir su lucha y de no abandonarlos, porque de hacerlo, es como si los condenáramos nosotros por segunda vez, y no hay peor condena que el olvido, porque éste, representa que no han existido y eso, es una vil falacia y una injusticia. Ellos y sobre todo ellas, estuvieron aquí e intentaron darnos como testimonio de sus vidas el legado de un mundo mejor que el que ellos pudieron vivir.

Hoy en la persona de Angelita Cuesta, quedan todas(os) homenajeados, porque ella, la rosa más pequeña de todas, ha sido cortada de la vida, para que TODOS recordemos que hay que replantar en su lugar la rosa de la memoria. La rosa eterna, la que no se marchita. Ella, que a sus 91 años, todavía continuaba su lucha y la búsqueda de su padre, ella que vio no hace mucho como su rosa hermana se iba, ella que no cejó ni abandonó nunca su batalla por la libertad y la pelea contra la impunidad del régimen sátrapa y asesino, nos deja el ejemplo y el testimonio de su vida como significado de lo que debemos hacer, y para mi está muy claro. No dejar que se nos marchite ninguna de nuestras rosasno dejar que el olvido borré la imagen del jardín de las flores más hermosas de este paísde nuestra historia. Ellas son las rosas que nunca se marchitaron. Descansa en paz compañera, nosotros seguimos tus pasos.

Por: Jordi Carreño Crispín, escrito para la Memoria Viv@

http://lamemoriaviva.wordpress.com/2011/01/09/homenaje-a-angelita-cuesta-homenaje-a-todos-los-republicanos-las-rosas-que-nunca-se-marchitaron/

Vicepresidente de la AI La Memoria Viv@

El último adiós a la “Rosa que nunca se marchitó”

Fallece Angelita Cuesta a los 91 años de edad, compañera de las “trece rosas” en su lucha contra el franquismo.

EFE Valencia 08/01/2011

Angelita Cuesta, compañera de 'Las Trece Rosas', fallecida en Valencia. Asociación de la memoria histórica. 

Angelita Cuesta, compañera de “Las Trece Rosas”, fallecida en Valencia. Asociación de la memoria histórica.

NOTICIAS RELACIONADAS

Angelita Cuesta, fallecida el miércoles a los 91 años y quien fuera compañera de las trece jóvenes conocidas como “Las trece rosas”que fueron fusiladas en 1939 por ser militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), ha sido enterrada hoy en Valencia.

Según ha explicado el coordinador del Grupo valenciano para la recuperación de la memoria histórica, Matías Alonso, Cuesta, hermana de Carmen, otra de las compañeras de “Las trece rosas”, también sufrió los “avatares de aquellos días de plomo y venganza” al final de la Guerra. En una nota de prensa, ha dicho que “Angelita fue la rosa que nunca se marchitó. Se fue entera, fresca y luchadora, arrancada de repente por la fatalidad. Murió por un accidente, pero no sin plantear su última lucha encarnizada frente a la muerte durante trece días”.

La república en el féretro

“Ella misma nos dijo en vida que en su último viaje quería llevar consigo la bandera republicana, y así ha sido. Por lo menos eso no se le ha negado”, ha proseguido Alonso en el comunicado. El coordinador, que ha asistido al entierro, ha afirmado que el testigo de Angelita lo toman ahora sus nietos, porque “esta historia no puede terminar aquí”.

“Las hermanas Cuesta merecen este último gesto hacia su memoria y la de otros centenares, miles, de personas que junto a su padre, Alfonso, pagaron con sus vidas su lealtad al régimen legítimo y su defensa de ideales de libertad hoy plenamente vigentes en toda Europa”, ha considerado.

“Descansen en paz las hermanas Cuesta, desaparecidas con escasos dos meses de diferencia. Nosotros seguiremos en el empeño de que, como ellas, puedan descansar otras miles de víctimas y familiares que tampoco tienen sitio donde honrar la memoria de sus difuntos desaparecidos”, ha concluido.

Público.es

RELACIONADO:

Angelita, una de las rosas de las JSU

 

¿Quiénes fueron los Habiru o Apiru?

 

Grabado egipcio en el que se identifica un grupo de Habirus

HabiruApiru fue el nombre dado por varias fuentes sumerias, egipcias, acadias, hititas, mitanias, y ugaríticas  a un grupo de gentes que vivían en las áreas de Mesopotamia nororiental y el creciente fértil desde las fronteras de Egipto en Canaán hasta Irán. Dependiendo de la fuente y época, los Habiru o Apiru, son descritos de formas variadas, como diferentes son las hipótesis de sus orígenes. Algunos los califican de  nómadas o semi-nómadas, rebeldes, fuera de la ley, asaltantes, mercenarios, sirvientes o esclavos, trabajadores migrantes, etc.

Bajo la definición de “habiru” podemos establecer originariamente a los grupos de población inicialmente nómadas asociados geográficamente al territorio de Amurru (aunque también se contempla la probabilidad del origen hurrita) y,  que tenían su núcleo principal en las montañas y bosques del Líbano, allá  entre los años  2.000 y 1200 a. C. Los habiru inicialmente estaban formados por grupos nómadas amorritas que intentaban establecerse en la región sirio-palestina y que actuaban de modo violento, atacando, saqueando y ocupando poblados y ciudades para conseguir, armas, provisiones y cobijo. A ellos se les iban uniendo las gentes del lugar a cambio de protección. Éstos grupos nómadas o semi-nómadas procedentes de fuera, estaban formados por grupos de criminales, fugitivos, refugiados, mercenarios y gente de las clases más desfavorecidas muy hostiles, tal y como los describen fuentes mesopotámicas, hititas, mitanias y urgaríticas.

Bajo esta misma definición se conocen también  a este mismo colectivo por fuentes egipcias, las cuales los definen en una etapa posterior como prisioneros de Ramses II (1160 a.C. aprox.) para trabajar en los templos y canteras. Después de la Edad de Bronce e inicios de la Edad de Hierro, es el nombre que identificará a los hebreos (ibri que significa atravesar o apir en su denominación egipcia y que significarían errantes o hebreos), que formarán comunidades tribales propias y que se instalarán a partir del segundo milenio en Palestina (posibilidad que muchos investigadores descartan y que es origen de la polémica).

El problema principal de los habiru fue su capacidad de dominación y ocupación territorial de modo violento.

Documentalmente el archivo de Amarna es el que nos proporciona mayor información y fondo documental sobre los habiru, con las setenta cartas de Rib-Adda (rey de Gubla-Biblos) enviadas en su mayoría al faraón Amenophis IV (Dinastía XVIII) solicitándole su ayuda ante los invasores. Hay quince cartas que mencionan a Aziru y numerosas referencias a los Habiru.

También en el papiro de Leiden nº 348, comenta…”Ramses II…distribuye raciones de grano a los soldados y apiru que transportan piedras para el gran pilono de Ramses…”, es decir aparecen como mano de obra.

En el papiro de Brooklyn y dentro del reinado de Sobekhotep III se habla de un sirviente doméstico llamado Apiru-Rishpu, y cuyo nombre similar, Apiru.Respeh aparece de nuevo en la tumba de Tutankhamon en un vaso de vino dulce con la inscripción del nombre del maestro vinicultor, así mismo, también aparece otro Apiru-Anu en Pella como gobernador durante el Imperio Medio.

La estatua de Idrimi, hijo de Llimilimma fechada a principios del s. XV a. C. contiene una inscripción cueniforme que dice: “Proseguí hacia la tierra de Canaán. Me asenté en Ammia, en la tierra de Canaán, donde viven los de Halab (Alepo), los Mukish, los de Nii y los guerreros de Amae. Cuando supieron que yo era hijo de su señor, se agruparon todo en torno a mí. Allí crecí y tomé el mando. Siete años viví con los Apiru. Entonces…

En los relatos de historia de Manetón también se hace mención a los Kishos como apirus en términos despectivos al ser expulsados y convertirse en pueblo errante.

Hay otros muchos documentos y manifestaciones en relación a los apiru o supuestamente con ellos a través de su origen hebreo como la estela de la Victoria de Merentaph, textos bíblicos del Éxodo, menciones a los sashu o beduinos en los Templos de Soleb (Amenhoteph III), Medinet Habu (Ramsés III), Amara oeste y Aksha (Ramsés II) o los papiros de Kahun con su lista de personal para la fiesta de Sesostris II donde aparecen posibles apiru contratados.

En la investigación contemporánea, se habla de un origen hurrita y amorreo de los Habiru y se les divide en dos grupos relacionados con su origen, entre los Apiru esclavos de Egipto y los Apiru de Palestina, ofreciendo la posibilidad de la formación de Israel ligada a los Apiru que forzaron la caída de las ciudades-Estado de Canaán en los siglos XIII-XII y de aquellos que huyendo de Egipto, asumieron la religión y el credo de YAHVÉ, siendo éste, el nexo de unión junto con el deseo de establecerse en la tierra y crear un arraigo, lo que les llevaría a alianzas de grupos, tribus o individuos convertidos a la fe de YAHVÉ, asimilándose étnica y culturalmente entre ellos, conformando el llamado pueblo PROTO-HEBREO. Otros no lo ven tan claro que haya esta asociación entre proto-hebreos y habiru.

Los Habiru o Hapiru también se han traducido por refugiados, es decir gentes que atravesaban fronteras, aunque no se especifica la causa del desplazamiento (al ser un término amplio, determina que puedan darse múltiples interpretaciones como delincuentes, salteadores de caminos, desclasados sociales, etc..). Suponían una constante amenaza para no solamente para los mercaderes y otros viajeros, sino también para las comunidades más asentadas de la región.

Por Jordi Carreño Crispín (Trabajo de documentación Historia del Antiguo) – UNED.

Bibliografía y enlaces de consulta:

Breve Historia del Mundo Antiguo: López Melero, Raquel. Editorial universitaria Ramón Areces. ISBN -13: 978 84 8004 912 2. Páginas 93 hasta la 108.

Atlas de las Grandes Culturas: Margaret Oliphant. Editorial Debate. ISBN 84 7444 706 2. Páginas de la 38 a la 62 Egipto y Persia.

El origen de los hebreos: http://www.egiptomania.com/historia/origen_hebreos.htm

Haribu: http://www.imninalu.net/Habiru.htm

 

Orígenes de la pederastia: “La paiderastia” en la antigua Grecia…

 

Escena de un cortejo pederasta Detalle de un ánfora ateniense pintada con figuras negras del siglo V a. C.

El concepto de pederastia no tenía prácticamente nada que ver en la antigua Grecia con el actual. Las relaciones homosexuales y pederastas  no sólo eran bastante habituales, y se consideraban un privilegio de los ciudadanos de las polis, especialmente de los más selectos. Si no que además era un modo de entender la formación en base al amor filosófico y como medio de apreciación de la belleza, en este caso, la belleza de los efebos y jóvenes griegos y lo que representaban. No necesariamente, estaba ligada a la homosexualidad.

La paiderastia era una forma de paideia (educación o formación del niño o adolescente), basada en el erotismo y, que tiene su origen en la civilización griega. Cumplía un papel relevante en la formación de los futuros ciudadanos varones en su fase adolescente  a través de la relación con un tutor o protector adulto, sobre todo, para los efebos de clase alta y aristócrata. Ésta relación estaba muy ritualizada. Había una parte dominante y activa que era la del adulto, que actuaba como pedagogo, mecenas y protector, era el erastés (amante), y la otra parte, dominada y pasiva por el lado del adolescente o discípulo, el erómenos (amado), y su retribución al amante era su belleza, juventud y compromiso. Se trataba de una relación temporal, limitada por la edad oportuna del erómenos (entre los 14 y 18 años eran las edades adecuadas). Era una relación entre joven y adulto, aceptada por la familia y perfectamente  legal (con la legislación actual sería similar al concepto de relación sexual consentida), que se estipulaba como parte del aprendizaje e iniciación a la virilidad y la integración en la vida pública. El banquete o sympósion y la palestra (escuela de lucha griega) funcionaban como ámbitos del grupo social del adolescente. Con este tipo de enseñanza se pretendía diferenciar entre el amor “vulgar”, que buscaba la simple satisfacción física e inmediata y el amor “sublime” que a diferencia del anterior perseguía el sentimiento profundo y capaza de establecer una relación duradera. Ahora bien, entregarse pronto al erastés era censurable, así como era merecedora de elogio la insistencia del pretendiente que no cejaba en su empeño. Cuanto mayor era la dignidad del pretendiente más honor se le hacía a la familia del efebo (Cierto).

En el arte griego y concretamente en las pinturas de la cerámica de los siglos VI a. C. y V a. C., en las cuales se representan cortejos pederastas, aparecen habitualmente dos imágenes o escenas como convencionalismos de esta práctica: una la del amante acariciando con su mano los genitales del amado mientras le coge por la barbilla para obligarlo a mirarle a los ojos y la segunda el amante rodeando con sus brazos al amado mientras introduce su pene entre sus muslos (a esta práctica se la conocía como el diamarizein), pero sin penetración anal (posiblemente para evitar el tabú de la sodomización del ciudadano). La imagen de la crátera representa el mito de Ganímedes con Zeus, el cual es el convencionalmente adecuado para ilustrar este tema. En el mismo el dios seduce al joven troyano llevándoselo al Olimpo  como su servidor y amante, mientras Hermes notifica a la familia de éste el honor y la noticia del tal hecho. Esta fabula es emulada en la crátera apúlica de referencia (340-320 a. C.), por la imagen de un adulto en un naiskos o Templo pequeño típico de la arquitectura funeraria clásica, con columnas, pilares o frontón; y el joven efebo (casi siempre barbilampiño) ofreciendo una libación funeraria a su erastés. Está realizada con la técnica cerámica de figuras rojas (técnica que nació entre el 530-520 a. C sobre fondo negro habitual. El que la pieza sea apúlica nos indica que es del período de ocupación griega del territorio conocido como la Magna Grecia. En el siglo VIII a. C. los griegos se expansionaron hasta alcanzar las zonas de Tarento y Salento. En los siglos V y IV a. C formaron el asentamiento de Taras, famoso posteriormente por sus cerámicas, en la parte más septentrional de la región llamada Apulia y cuya península meridional se conocía como Calabria.

 

El héroe Aquiles en su relación de paiderastia como erastés del joven Patroclo

Por: Jordi Carreño (extracto de trabajo de investigación de Historia Antigua – Cultura Clásica “El Mundo en la Antigua Grecia – UNED)

Fuentes consultadas:

Así vivieron en la antigua Grecia. Un viaje a nuestro pasado. López Melero, Raquel. Anaya – Biblioteca Clásica ISBN 978 84 667 8676 8. Páginas 104 y 105

Enciclopedia de Historia Universal de Salvat: Tomo IV Grecia I – ISBN 84 345 6240 5 (páginas de la 75 a 140 “El despertar del pensamiento griego”) y Tomo V Grecia II – ISBN 84 345 6242 1 (Páginas de la 27 a la 48 “La escultura y cerámica griega)

 

CUESTIÓN DE FE… SR. ROUCO, O CUESTIÓN DE DERECHO…

 

Caricatura de Monseñor Rouco y el periodista Jiménez Losantos ex-vocero de la emisora episcopal (quimsosa.com)

¿Cuándo el debate entre laicismo y religión pasan a ser de interés? Precisamente cuando algún purpurado o acólito abren la boca. Y que conste que están en su derecho de hacerlo y de ser respetados por ello, otra cosa es, una vez analizado lo dicho por semejantes lumbreras santeras y divinas, que  lo que dicen o nos quieren transmitir,  o mejor dicho, lo que nos quieran imponer en nombre de sus representados dioses y divinidades, es o sea la única, exclusiva  y absoluta verdad. Y digo esto, visto durante nuestra extensa o no historia (me refiero a la de los homínidos, que el tiempo es algo muy relativo y más comparado con el período de creación de la Tierra), los diferentes intentos y evidencias de catequizarnos, por parte de las distintas religiones, sobre todo las monoteístas – y me refiero ahora a las distintas sociedades y culturas -, tal y como demuestra el famoso dicho pintado por Goya allá por el 1780 de…”las letras con sangre entran”; y su fundamentalismo exacerbante que no respeta más opción que la suya, y que por tanto, ilegitiman cualquier argumento racional y libre en sociedades modernas (tengo mis dudas en lo de avanzadas – a excepción de lo tecnológico).

Cuando el hombre se convierte en el  representante terrenal de las distintas deidades o divinidades celestiales, es cuando todo se desvirtúa, supongo que por aquello de que…”por el interés te quiero Andrés”. Nunca tanta gente murió como en nombre de las bendiciones divinas.

Respetando la libre elección de dogmas a seguir, ya sean estos religiosos, políticos, sociales o individuales (conste que estos últimos son la mayoría, porque no hay ser humano que no adopte los ajenos a los propios), está claro que el debate es de por sí sustanciosamente interesante desde el punto de vista teológico, filosófico, histórico, mitológico, sociológico, antropológico y de zoológico (porque no me negarán que hay especies humanas que son dignas de verlas entre rejas y pagando por ello) y etcétera, etcétera.

La fe es algo que se tiene sin más, sin pruebas, más que con convicciones, propias o inducidas por las religiones. No voy a analizar a éstas, como sistemas de integración y ordenación social (que su papel importante o fundamental han jugado – y es que el miedo y la superstición son grandes aliados para la doma humana), o como respuesta a las grandes dudas o imponderables existenciales de los individuos y sus sociedades. La libertad está precisamente en elegir las opciones que cada uno considere válidas o mejores para él, eso sí, respetando siempre las de los demás. En este caso si son religiosas serán de fe, en el resto serán por conocimiento y ciencia, o por legislación y derecho, y por tanto obligatorias (luego se puede discutir si moral y éticamente convenientes, pero eso es otro cantar). Pero sobre todo ajustándolas a derecho y no a fe, que por algo somos Estado de Derecho y no Estado Religioso.

Bueno, pues nuestro Torquemada particular, es decir, el venerable Monseñor Antonio María Rouco Varela, Arzobispo de la archidiócesis de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española y hombre supuesta y teóricamente culto (pienso que cultura, racionalidad; y por ende, buen entendimiento y solidaridad, la deberían proporcionar talantes consensuadores  y dialogantes, abiertos de miras y con carácter mental democrático, dados por la formación y la sapiencia), licenciado en teología y derecho por la Universidad de Múnich (München para mis amigos teutones), tiene la innata habilidad de que cada vez que abre la boca sube el precio del pan, con esto quiero decir que, cada vez que el buen hombre diserta, se manifiesta o contesta alguna pregunta, el medidor del fundamentalismo cristiano alcanza máximos de cotización en bolsa.  Y si no, para muestra un botón: “España es hoy tierra de infieles”, “…la problemática del matrimonio y de la familia han sido la antesala de la crisis”, “…el aborto como la eutanasia son manifestaciones de una crisis mucho más honda en sus causas que las que se detectan en los campos de la técnica y de la acción económica, social y política”, “…la Iglesia se siente agredida por los ataques del gobierno socialista, con su empeño en aplicar leyes progresistas, como el aborto, los matrimonios homosexuales e incluso la eutanasia.”, etc. Estas son algunas de las joyas que este paladín de la lucha por una sociedad libre, justa y solidaria se permite decir en un estado aconfesional que subvenciona con fondos públicos sus púlpitos, mitos y ritos marginando a otras religiones. Y es que la Iglesia sigue haciendo bueno aquello de…”Haced lo que yo diga y no lo que yo haga”. Vade retro…

Siendo hombre de fe, representante de la Iglesia, y por tanto,  de las enseñanzas de Jesucristo, no parece aplicar muy bien sus bases de “la palabra” como pilar de la pedagogía inculcada por el maestro mesiánico. Y es que al final es más fácil reconocer al diablo por lo que dice que por lo que hace. Sr. Rouco está usted viviendo en un país democrático (otro tema punzante para debatir, el de nuestra democracia), cuyo estado se declara constitucionalmente  desde 1978 Estado Aconfesional, y usted como ciudadano de este Estado debe cumplir con todos los artículos del mismo, y eso no es cuestión de fe, es de derecho y obligación. Así que opine Sr. Rouco, pero no llame a la no obediencia civil y, sobre todo respete el sentir mayoritario y aprobado por nuestra Carta Magna (de la que también podemos hablar).

Jordi Carreño Crispín.

06/01/2011

 

Los números de 2010…

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y  presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

Números crujientes

Imagen destacada

El Museo del Louvre tiene 8,5 millones de visitantes al año. Este blog fue visto cerca de 98,000 veces en 2010. Si el blog fuera una exposición en el Louvre, tomaría 4 días para verla.

 

En 2010, publicaste 56 entradas nueva, haciendo crecer el arquivo para 193 entradas. Subiste 93 imágenes, ocupando un total de 26mb. Eso son alrededor de 2 imágenes por semana.

Tu día más ocupado del año fue el 5 de enero con 769 visitas. La entrada más popular de ese día fue Carta a los tres Reyes Magos….

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran search.conduit.com, facebook.com, google.es, search.babylon.com y memoriahistoricaaragon.es.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por evolucion del hombre, extraterrestres, la divina comedia, david bowie y infierno de dante.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.