CON LA SIMPLE PALABRA…

Con la simple palabra de hablar todos los días,
                                    que es tan noble que nunca llegará a ser vulgar,                                    
voy diciendo estas cosas que casi no son mías,
así como las playas casi no son mar.

Con la simple palabra con que se cuenta un cuento,
que es la vejez eterna de la eterna niñez,
la ilusión, como un árbol que se deshoja al viento,
muere con la esperanza de nacer otra vez.

Con simple palabra te ofrezco lo que ofreces,
amor que apenas llegas cuando te has ido ya:
Quien perfuma una rosa se equivoca dos veces,
pues la rosa se seca y el perfume se va.

Con la simple palabra que arde en su propio fuego,
siento que en mí es orgullo lo que en otro es desdén:
Las estrellas no existen en las noches del ciego,
pero, aunque él no lo sepa, lo iluminan también.

Y así, como un arroyo que se convierte en río,
y que en cada cascada se purifica más,
voy cantando este canto tan ajeno y tan mío,
con la simple palabra que no muere jamás.

José Ángel Buesa

ANHELANDO A LA DAMA DEL VESTIDO TRICOLOR…

Te llovieron aires de olvido con lágrimas de libertad y sangre, después de  que la razón de aquellos llamados patriotas salvapatrias tumbaran tus sueños y anhelos libertarios bella dama, y que bendecidos por un Dios cruel vestido con  múltiples sotanas de odio delator  y alzacuellos con balas, se pusieron manos a la obra aquél mes de julio de 1939 para borrar cualquier vestigio de tu paso por estas tierras multicolores llenas de bravura.

 Y quedaron tus hijos sepultados en la vergüenza de una tierra que se convirtió en la mayor fosa común de la historia, a la vez que otros perdían la libertad en las prisiones de la mente obtusa, en el exilio de los desarraigados por el billete de la incomprensión y el temor, o en la persecución de los miedos ajenos al pensamiento libre.

Y así llegaron los nuevos tiempos donde con la muerte del dictador, donde olíamos aires de libertad y veíamos nuevas generaciones con bríos de aquella grandeza robada por la fuerza de las armas, pero no fue así, fue todo una mentira, una mentira urdida por aquellos corazones en blanco y negro aferrados a la grandeza rojigualda del águila imperial que el Caudillo dejó tatuada en sus mentes de pensamiento unidireccional. Y nos engañaron vendiéndonos una falsa democracia fundamentada en los principios del Movimiento Nacional jurado por el nuevo Jefe de Estado y auspiciada por el antiguo sátrapa golpista con el fin de instaurar una monarquía no legitimada por el pueblo y poder así perpetuar su designio.

Y ahora…, mucho tiempo después sólo podemos anhelarte, soñándote con tu pelo al viento de la libertad y tu vestido tricolor moviéndose mientras danzas con alegría las esperanzas de aquellos que todavía pensamos que el hombre y la mujer son libres de decidir su propio destino, y sobre todo, no traicionamos como otros nuestro sentir republicano por unas migajas de libertad enlatada en una corona borbónica, que vive plácidamente acomodada en una Constitución arcaica y anquilosada en el tiempo de la mentira. Y así vivimos nosotros, tus hijos, aquellos que son muchos descendientes de los que te defendieron con su vida y aquellos que nos hicimos hombres bajo tus valores, aquellos que vivimos entre las mentiras de una falsa  libertad democrática y el anhelo de verte bailar de nuevo la danza del la razón, la justicia y la igualdad entre serews humanos.

Escrito por y para:

 Jordi Carreño Crispín

 

Vicepresidente de la A.I. La Memoria Viv@

EL AVESTRUZ DE OCCIDENTE…

Cuando los contientes de  Europa y América, más concretamente en su parte más desarrollada, es decir, en los  Estados Unidos de América, andan desmoronándose, uno al ser embuido por una crisis económica internacional y de propia identidad histórica, y el otro, al  mismo tiempo que padece la crisis, busca una salida endogámica a la misma (que por otro lado está fue originada por ellos mismos), mientras los lobbys más radicales se están preparando para el  asalto a la Casablanca con el fin de deshauciar al actual inquilino, que casualmente es de color,  y que ampara a los  gays, religiones extrañas y minorías étnicas, el mundo se queda en stand by o al ralentí, y todo esto sucede a la vez que el gran dragón oriental, se despierta de su sueño de hoz y martillo después de un prolongado letargo que servirá para contagiar a todo el sudeste asiático en un nuevo amanecer oriental de explosión demográfica y económica, y que probablemente  les posicionará  a corto, medio y largo plazo como las nuevas  potencias mundiales, ya no emergentes, sino todo lo conmtrario, reales y tangibles ante la parsimonia y visión autista de un Occidente meláncolico y aferrado a la grandeza de aquel sueño colonialista, pretérito y todavía anhelado deSde hace casi tres siglos,  y que fue la causa de su desarrollo como también lo fue de sus enfrentamientos y rencillas históricas, así…, el Mundo va cambiando ante el empuje de unos, y la pasividad, torpeza y ceguera de otros.

África, esa puta abandonada por Occidente a su suerte una vez estrujada la leche de sus pechos, se desmorona ante  sus propias luchas intestinas y étnicas, y sobre todo,  ante el más pobre de los abandonos, el humanitario provocado por aquellos que se amamantaron en sus suculentos pechos, y que ahora reniegan de la madre que les alimentó; y así,  entre guerras salafistas, chiíes, tutsis, hutus, etc., y el avance de nuevas plagas y viejas miserias humanas, permite que los imperios del terror, la muerte, el hambre, la enfermedad y el desarraigo campen a sus anchas por esas tierras maravillosas llenas de ancestrales riquezas y culturas milenarias.

Y Occidente,  ése gran paladín de la democracia, de la religión salvadora y purificadora de almas, promotor del  desarrollo y el bienestar social, mientras tanto, va ejercciendo de supuesto líder mundial (inconexo y bipolar como Mr. Jeckill o Mr. Hyde), cuando no es más que  avestruz que esconde la cabeza para no ver todo aquello que sucede a su veloz paso por la historia, y que dejó atrás con su imperialismo y ambición desmesurada, y en nombre de un dios que permitió el expolio, el asesinato y el abuso de sus sagrados hijos ante los verdaderos hijos de la madre Tierra, sembrando el odio histórico por doquier, y ahora, se lame gimiendo sus propias heridas ante la disgregación del proyecto europeo, mezcla de chauvinismos y nacionalismos mal entendidos,  a la par que una América perdida entre su lucha por recuperar la hegemonía mundial y la busca de una identidad perdida (a causa de una cocktelera de razas desarraigadas de sus orígenes y que buscan su propio espacio bajo la bandera de estrellas y barras),  por  la  negación de sus responsabilidades y actos pasados, mantienen al mundo en un parón caótico de espiral catastrófica de difícil solución con el pensamiento occidental del capital como única base de las sociedades.

Así que el desarrollado Occidente sobre todo vive escondiendo la cabeza como un avestruz dejando pasar el tiempo para ver si pasa el mal momento, o bien, lo hace mirando hacia otra parte  mientras el pueblo elegido y hermano de nuestros orígenes, y que fue financiador de otros mundos y de su propia diáspora, va exterminando impunemente a palestinos ante la impasividad de la comunidad internacional,  a la vez que los países musulmanes luchan por una libertad cada vez más lejos de la saria,  o que países como  Somalia se hunden porque no hay beneficios que rascar, o Tayiquistán, Surinam, Sierra Leona, Haití, Liberia, Angola, Moldavia, Angola, Zaire, etc…, no existen, y no forman parte de nuestro Mundo porque su población vive en la más absoluta pobreza con índices que superan  desde el 64% hasta el 85% de su población total.

Y aquí estamos nosotros con la cabeza bajo tierra como los avestruces, pero entre portátiles, iphones, ipads, ipods, tabletas electrónicas y para la depresión, esperando que pase el temporal o que alguien lo capee por nosotros; y  olvidándonos que sólo triunfa el mal cuando los hombres buenos no hacen nada. Sigamos pues como avestruces con cabeza bajo tierra y con los huevos cada vez más gordos.

Jordi Carreño Crispín

Fuente de la fotografía: Google Images

Con un pico y una pala…

Con un pico y una pala abuelo  intentamos desenterrar el olvido, con un pico y una pala padre se exhuma la vergüenza de un país, con un pico y una pala tío se afloran las vidas pasadas, con un pico y una pala primo se destapa el olvido y la desmemoria.

Dame un pico y una pala madre  para poder buscar  la memoria de los olvidados, dame un pico y una pala abuela que te pueda devolver la paz; dadme un pico y una pala para  secar vuestras lágrimas, dadme un pico y una pala para equilibrar la balanza de la justicia, dadme un pico y una pala que asome la verdad sobre la falacia, dadme un pico y una pala para cerrar las heridas del pasado, dadme un pico y una pala para que pueda descansar por fin.

Qué lejos queda ya aquél  1 de abril del año 1939 que trajo con un escueto comunicado el final de la “Guerra Incivil española”. Queda tan lejano que ni los más viejos del lugar lo recuerdan ya. Se han ido entre partidas de dominó y silencios vergonzosos de café aquellos recuerdos dañinos que a base de la negación de su existencia parece que nunca existieron. Y ahora, cuando todo estaba tranquilo vienen estos desalmados con el pico y la pala para reabrir las heridas del ayer, ahora vienen éstos para remover la mierda que defecó el salvador golpe de Estado del año 1936, ahora vienen con el pico y la pala para ensuciar el buen nombre de aquél paladín de España que nos libró de las fauces del caos y el libertinaje, ahora vienen con el pico y la pala a ofender el buen nombre de Dios.

A quiénes les importan ya esos huesos casi deshechos, a quienes les importan ya que los muertos hablen aunque sea por boca de otros, a quienes  les importa ya que en España haya habido una guerra fratricida. Sólo les importa a ellos, a los del pico y la pala, a los rencorosos que no olvidan. ¡Dejad a los muertos descansar!

Con un pico y una pala abuelos se escriben vuestras historias, con un pico y una pala abuelos se recuperan vuestras existencias, vidas, con un pico y una pala abuelos se sentencian las injusticias pretéritas, con un pico y una pala abuelos se reescribe la verdad histórica de una nación por mucho que ella fuerce el olvido colectivo, con un pico y una pala abuelos te deslomas primero para después poder descansar en paz. ¡Descansad en paz todos aquellos que el pico y la pala todavía no ha conseguido liberar vuestro recuerdo! Nosotros seguiremos cavando con el pico y la pala para que no seáis olvidados nunca.

Escrito por: Jordi Carreño Crispín para La Memoria Viv@

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

http://www.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Flamemoriaviva.wordpress.com%2F2011%2F11%2F27%2Fcon-un-pico-y-una-pala%2F&h=ZAQHJd8pFAQGSXPnQvgxg67dsrhRmYaJgX-8-RoipHMCeTQ

¿QUIÉN AGUANTARÁ LA ROSA DURANTE EL TEMPORAL?

¿Dónde está Walli? Esta es la pregunta que se hacen las bases del Partido Socialista Obrero Español desde que de los cielos democráticos la gaviota azul borró del mapa nacional el símbolo de la rosa en la mano. Y es que ésta rosa tenía espinas y la mano que la asía se abrió perdiéndola ante el vuelo eficaz de la ave marina y carroñera que se la comió el 20N del 2011.

 En febrero del 2012 éstas mismas bases  van a tener que discernir y elegir  quién será el próximo líder de la formación para volver a retomar el timón de esta nave que naufraga desde el 37  Congreso socialista, y del que salió un capitán que con tanto talante y expectación  se puso al mando de la nave con muy buenas intenciones, pero con una total incompetencia y desconocimiento del mar internacional que tenía que navegar que hizo naufragar la misma ocho años de su envestidura como jefe de flota en las turbulentas aguas de la “CRISIS GLOBAL”.

Y es que para ser buen patrón hay que conocer muy bien el medio, saber leer  mejor  la carta náutica; y sobre todo, el parte y las previsiones meteorológicas amén de tener experiencia pilotando y navegando, máxime si eres el que dirige la flota.

Así que era previsible este embarrancamiento en las costas del “Cabo Económico” viendo navegar la nave sin capear el temporal, dando bandazos con el timón de aquí para allá, mientras la marinería corría por la cubierta despistada y en direcciones dispares sin saber qué hacer. El resultado era más que evidente, sobre todo ante la negación más absoluta a creer que la tormenta blanca y perfecta existía y no era únicamente un fuerza siete lo que amenazaba el barco. Así que tal y como estaba escrito…¡Sucedió! Y  la nave terminó hundiéndose mientras el capitán soltaba la rosa que en su mano tenía consignada por todas sus tripulaciones, sino que también,  por todos aquellos que estábamos en tierra esperando, ésa rosa de los vientos   que debía enseñarle a escoger el mejor rumbo posible. Yerró y nos hundió a todos.

Ahora que no sólo se ha hundido la nave madre, sino toda la flota, no queda más que buscar a los náufragos y salvarlos al mismo tiempo que se buscan  nuevas tripulaciones, nuevos capitanes y se reconstruyen los barcos del futuro navegar socialista. Y que éstos permitan que el día de su nueva botadura en los mares bravos de la política y la economía internacional y nacional, estén todos y cada uno de ellos  preparados para navegar,  sabiendo utilizar el arte del capeo y de la orza en las naves, para que puedan hacerlas llegar con suficiencia a ellas y a sus tripulaciones completas a los puertos donde les encomendaron arribar. Pero sobre todo, que el Comandante elegido para que sujete la rosa de los vientos que guiará a la futura flota en pleno temporal, sea digno de los capitanes y marinería que confiarán sus destinos a su buen hacer.  

Ahora es tiempo de reflexión y de abrir ventanas para  renovar los aires y bríos progresistas mientras se buscan futuros navegantes para la flota socialista.

Por Jordi Carreño Crispín

 

¿Cuántas cosas no cambiaron Sr. González?

Sin menos cabo de lo mucho que avanzó el país en la época de Felipe González, para lo bueno y para lo malo también, y reconociéndole que quizá haya sido el presidente más carismático de joven democracia española, no puedo obviar y dejar de ser crítico desde la visión que me impone la vicepresidencia y mi sentir memorialista y reflexionar sobre el tema que  me ataña preguntándome… ¿Cuántas cosas no cambiaron? Y visto lo visto al día de hoy,  y en el tema que me ocupa, nada cambió con los gobiernos del Sr. González, todo siguió atado y bien atado.

España seguramente requería de temas y asuntos mayores para  los  ejecutivos socialistas, eso indudablemente nadie lo puede discutir, pero tampoco es discutible que perdieron una gran oportunidad histórica de gestionar mucho mejor y con más valentía el espinoso tema de la Recuperación de La Memoria Histórica. Y es que hay asuntos que es mejor no tocarlos, sobre todo si son políticamente incorrectos, si pueden costar votos y además son el acicate que pueden provocar controversias por las reminiscencias del pasado,  sobre todo, cuando no se cree que el asunto sea  de importancia y la mejor opción es fomentar el olvido.  Pero  precisamente  por todo ello, porque el tema no es baladí desde el punto de vista legal e histórico, sobre todo para los afectados, no implica que temas mayores impidan que se deje de hacer justicia legal e histórica.

Los familiares de las víctimas del franquismo seguimos siendo obviados y olvidados, y sólo se nos menta cuando es necesario un apoyo político o cuando salir en la foto es apropiado u ocurrente. No estoy de acuerdo con el ensalzamiento (sin desmerecer los méritos conseguidos) gratuito de aquellos que tuvieron la oportunidad de cambiar y hacer justicia no sólo con la historia del país, sino con las víctimas y familiares de los represaliados por el franquismo,  aún olvidados, por tanto, no cambiaron tantas cosas, sólo las maquillaron con la pintura de la urgencia futura. Nos dejaron abandonados y olvidados a conciencia. Desde Suresnes hasta el día de hoy el Sr. González no se acordó nunca de los vencidos tricolores, es más, él también renunció a su esencia republicana por unas migajas de democracia impuesta y continuista del régimen anterior. ¿Cuántas cosas no cambiaron Sr. González?

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

¡Cuántas cosas cambiaron…!

MARCO SCHWARTZ

Acarisma nadie le ganaba. “Felipe, capullo, queremos un hijo tuyo”, le gritaban las mujeres en los mítines, y él se dejaba querer. Las elecciones del

28-O de 1982 eran su tercer intento para llegar a la Moncloa; en los dos anteriores, había topado con el amable heredero del ancien régime Adolfo Suárez. El González sin corbata y con aire de Curro Jiménez de previos carteles electorales se presentaba ahora con corbata, incipientes canas en las patillas y una mirada ensoñadora dirigida hacia algún punto álef elegido por el asesor de imagen. El lema: “Por el cambio”. Él ya había iniciado el suyo: ocho años antes, en Suresnes, había desalojado del poder del PSOE a los duros llopistas con el apoyo de los popes del socialismo europeo, Palme, Brandt y

Nenni. Y una de sus primeras acciones fue eliminar la invocación marxista de los estatutos del partido. Arrasó. Obtuvo 202 escaños, un récord hasta ahora imbatido en democracia. Se convirtió en el jefe de Gobierno más joven de Europa. El partido de Suárez, UCD, se hundió en el abismo; Alianza Popular, de Fraga, surgió como segunda fuerza. Y llegó “el cambio”. Los mercados, al comienzo aterrorizados, comprobaron que no había motivos para el pánico: los socialistas no venían con planes quinquenales, sino con un pragmatismo a prueba de hoces y martillos que encontró en Miguel Boyer, ministro de Economía, su máximo exponente. Del “OTAN, no”, se pasó al I love OTAN. Y surgieron aberraciones como los GAL. Al mismo tiempo, se desarrollaron políticas sociales desconocidas desde la República y se tomaron medidas osadas para su tiempo, como la renovación del Ejército o la despenalización del aborto que, aunque insuficiente, encabritó a la caverna huérfana del caudillo. Muchas cosas cambiaron, y el impulso duró su tiempo: para que la Moncloa cambiara de inquilino hubieron de pasar casi 14 años.

http://www.publico.es/especial/elecciones-generales/2011/carteles/6/

El Cortijo de Marrufo y el silencio de los corderos…


Diez años de investigaciones culminaron con el macabro hallazgo de la fosa del Cortijo de Marrufo en Jerez de la Frontera (Cádiz). Esto que pudiera parecer una gran noticia desde el punto de vista memorialista, y que así es, sólo por el mero hecho de sacar a la luz tan repugnable muestra de los actos olvidados de aquellos asesinos salvapatrias, divinos y mesiánicos que hicieron de España una nación grande y libre, eso sí,  a base de sembrarla con sus propios hijos bajo el manto terruño que la cubre y regándola con la sangre de los mismos; no deja de ser también,  una muestra más de la política de silencio y olvido orquestada desde los  tiempos de la “Intransición democrática” hasta nuestros días.

Y digo esto, porque una noticia de este calibre, no ha pasado desapercibida en la prensa extranjera como diario argentino Los Andes, Le Point, Publico de Portugal o el ABC estadounidense, mientras en nuestro país pasó  casi invisiblemente de puntillas, sin hacer ruido, no sea que molestase o pudiera despertar a alguien, y digo casi, porque posteriormente a la repercusión internacional y a la rapidez con la que se propagan las noticias hoy en día  a través de las redes sociales, la reacción de nuestros medios de comunicación escritos aunque con retraso fue cuasi inmediata, la de los audiovisuales y radiofónicos brillaron por su ausencia (con pequeñas excepciones para tan magno acontecimiento histórico), y por supuesto, la de nuestros políticos pasó total y premeditadamente  inadvertida, por no decir prácticamente obviada en su totalidad y con plena consciencia. Y eso da mucho que pensar. Pensar en porqué un país que ha alardeado de ser paladín de los derechos humanos actuando como acicate para que otros en casos similares y con menos trascendencia cuantitativa en el número de desaparecidos, fusilados, encarcelados, etc, etc…, es decir, represaliados por algún régimen dictatorial como el franquista, es incapaz ya no sólo de juzgar los mismos, sino de juzgar  por tal hecho al que pretendía hacer justicia.  Omitir una noticia de este calibre y una vez que  ya ha salido a la luz, que es lo que más sorprende, es que pueda pasar por el foro con tan poca difusión y repercusión, no es de cajón.

Sólo encuentro una posible explicación a tan deleznable hecho, y ésa es…” que el silencio de los corderos”  no es más que la consecuencia de una formación basada en el olvido y la falacia, la adulteración de la historia contada parcialmente y  con mentiras que convertidas en verdades, medias verdades o medias mentiras sirven  para que las cicatrices que nos enseñan que el pasado fue real queden meramente en anécdotas de quirófano desmemoriado y ladino.

Y es que España sigue siendo un cortijo donde los corderos no balan a cambio de democracias descafeinadas por coronas ambiciosas y cómplices de la barbarie, políticos vendedores de almas, ideologías y derechos a cambio de las migajas de un escaño en el parlamento o el senado, polémicas taurinas, tardes de fútbol y debates verduleros televisados, tertulias políticas de cañas y vinos en el bar, para ése noble e inculto pueblo que fue capaz de masacrarse entre sí oyendo cantos de sirenas este ocupado mientras la historia pasa de soslayo por su espalda,  llevándose y borrando de nuevo la vida de miles de sus hijos, y lo demás está de más. “¿Han parado ya de chillar los corderos, Clarice?”

 Escrito por: Jordi Carreño Crispín para La Memoria Viv@

Jordi Carreño

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

 

Todavía andamos con estas…

¿Todavía con éstas? Y es que setenta y cinco años no son nada, o quizá sí, todo depende del calidoscopio con el que se mire. Toneladas de tierra y papeles polvorientos escondiendo la mísera verdad de la España más cainita, la vergüenza de aquella “Una, grande y libre” que masacró a sus propios hijos, que los vilipendió, humilló, persiguió, encarceló, exilio, robó, secuestró e hizo desaparecer no sólo físicamente,  sino que peor aún, los quiere todavía hacer desaparecer de la historia, como si nunca hubieran existido bajo la falacia de que el olvido sanará las heridas pretéritas.

No hay perdón con olvido, no hay justicia con olvido, no hay dignidad con olvido y  sobre todo, no hay conciencia y verdad con olvido, por tanto, no hay historia con olvido.

Ahora es el tiempo de las promesas, de la recuperación de la memoria política que no histórica,  para pedirnos el voto carroñero  a base de:  los despojos  huesudos de nuestras fosas de aquellos  que fueron asesinados y enterrados por los buitres de la sinrazón fascista, ahora es el tiempo de buscar los niños secuestrados que ya son hombres y pueden votar, ahora es el tiempo de reclamar patrióticamente el derecho de los emigrados al exiliio, de solicitar justicia por todos los perseguidos y reprimidos por la barbarie dictatorial del mesiánico caudillo; ahora, ha llegado el tiempo de reabrir heridas con actos electoralistas a costa del dolor y olvido de setenta y cinco años de oprobio y no haber hecho nada. Y es que…, sólo cada cuatro años el memorialismo tiene valor y recuerdo, porque setenta y cinco años después y como decía mi abuela…”todavía andamos con estas”

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

Escrito por: Jordi Carreño Crispín para La Memoria Viv@

http://lamemoriaviva.wordpress.com/2011/09/25/todavia-andamos-con-estas/

La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar…

La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar. Con esta frase definía Tom Hanks en su papel de Forrest Gump algo que todos sabemos o intuimos al menos; y que parece ser  también que  casi todos obviamos. Y es que nunca contemplamos la posibilidad de que las circunstancias o casuísticas que nos acechan puedan influir en los planes que nos hemos marcado. Podemos llamarlo sino, destino, hado, suerte, azar, eventualidad, mala suerte, etc., no será por sinónimos, definiciones y supersticiones que puedan definir los avatares de nuestras vidas.

Yo nunca lo haría…, jamás pensé qué…, es impensable…, a mí nunca me sucedería algo así…, no entiendo cómo ha ocurrido, etcétera, etcétera…, es decir, nadie, ninguno de nosotros está exento del yerro, de las influencias o injerencias externas que pueden hacer bueno el dicho “de esta agua no beberé”…, porque entre otras cosas, no somos conscientes de las transformaciones que sufrimos y que se cuecen a nuestro alrededor por infinidad de pequeños detalles que normalmente nos pasan desapercibidos o que tan siquiera podemos controlar. Nada es eterno y todo es efímero en nuestras vidas, y quizá por eso,  la misma es tan bella como condenada con nuestros devenires cotidianos y nuestras humildes estancias terrenales.

Si algo he aprendido en estos últimos tiempos es que casi nunca somos dueños de nuestro futuro,  y que sólo podemos enfocar nuestras vidas hacia el camino que pensamos como el más óptimo para nosotros; y a partir de aquí… “qué Dios, la buenaventura o el tiempo nos repartan suerte”. Al final lo impensable es factible y lo factible es impensable, sobre todo, cuando nuestras vidas están en manos de lobbies, corporaciones y grupos de influencia gestionados políticamente por los voceros acólitos de los mismos, y es que…, si uno no es  capaz tan siquiera de gobernar su vida y futuro porque no puede dominar los agentes externos que lo envuelven… ¿Cómo van a ser capaces el resto de dirigirnos colectivamente?

La única libertad que disponemos realmente es la de equivocarnos nosotros mismos sin ayuda de nadie, ¡Y es que verdaderamente la vida es como una caja de bombones!, eso sí, hasta en eso hay categorías y calidades.

Jordi Carreño Crispín.

La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar. (Escena de la película Forrest Gump)

El flaco favor de Léon Blum…

En el  año conmemorativo del 75 aniversario del inicio de la Guerra Civil española a causa de la sublevación militar contra el gobierno legítimo de la II República hay muchas fechas que recordar todavía. Cada ciudadano o población de este país cuenta con alguna fecha fatídica que memora aquellos años sombríos, dolorosos,  violentos y de desesperación humana.

Mañana 1 de agosto no es diferente,  y por ello hay una efeméride que se debería recordar como otras muchas más, olvidadas consciente o inconscientemente en el calendario macabro de la Guerra Civil, como uno de los mayores  actos de tropelía y traición y de cobardía política internacional contra la democracia. Y es que no sólo la Memoria Histórica vive de los desaparecidos y demás represaliados, también lo hace o debería hacer si  es que esta quiere ser una herramienta útil para la reconstrucción histórica, de las circunstancias y casuísticas que formaron parte de aquellos acontecimientos que desembocaron en tan nefasto resultado final aquél 18 de julio de 1936.

Como no es excepción, la Guerra Civil española tuvo un apoyo directo causado no sólo por la actuación de intereses económicos promovidos por los pudientes de la época, sino que  también,  por la falta de convicciones y ética de los considerados grandes estadistas de la época como Neville Chamberlain, W. Churchill (posteriormente), Albert Lebroun  y  Léon Blum (los cuales, cometieron quizás  con su actitud el mayor engaño de la diplomacia y la política internacional contra la democracia y sus principios al desvincularse de las necesidades del gobierno de la II República, garante éste, sobre todo  en sus inicios  junto a Francia y Gran Bretaña  del sistema democrático ante el avance en Europa del fascismo y el comunismo);  actuando  éstos de modo irresponsable y cobarde al abandonar a su suerte al gobierno republicano, con su política de apaciguamiento ante estos avances ideológicos y sistemáticos a los que posteriormente no les quedó más remedio que hacer frente.

Así que este próximo lunes 1 de agosto podremos recordar y conmemorar  todos  como la falacia de  Léon Blum nos hacía un flaco favor al vender con el pacto de no intervención (no hay otro nombre posible que defina  su actuación) al gobierno legítimo de la II República,  máxime después de haberse comprometido  con José Giral a dar apoyo de medios materiales y económicos al mismo para posteriormente retractarse ante la presión del Presidente de la República francesa y de las directrices marcadas por el Reino Unido, dejando así abandonado al gobierno de Giral a su propio destino, mientras los militares sublevados recibían las ayudas de los regímenes fascistas de Mussolini y Hitler.

Y es que no siempre los intereses de la libertad y de la democracia coinciden con los de sus valedores, por lo que su defensa se convierte muchas veces en una debilidad. Lo dicho flaco favor nos hizo el gabacho con su actitud e ineptitud.

 

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@