LAS CHICAS TRICOLOR, LA NUEVA SAVIA REPUBLICANA…

Merilé Barceló Benavente

Aurora Carreño Ramón (primera por la izquierda) con su amiga Helena

Aurora y Merilé, no son simplemente dos nombres. Son dos chicas jóvenes, una camino de los dieciséis años y la otra camino de su mayoría de edad. Dos jóvenes comprometidas con un ideario, el republicano, con el trabajo de recuperación de la memoria histórica republicana y comprometidas con el trabajo por un mundo mejor, más libre, más Mundo.

Cualquiera puede pensar en que las influencias paternas y maternas tienen mucho que ver, e indudablemente así debería ser, ya que las hemos criado,  educado y algún residuo de nuestras acciones habrá calado en algunos estratos de la materia y memoria de nuestros hijos (en este caso concreto hijas); pero yo dudo de que todo éste mérito recaiga en los padres. Y lo dudo, porque cada uno es libre de elegir sus opciones, y en mi caso concreto y particular (tengo dos hijos- ni importa decir que orgulloso de ambos-), uno es totalmente apolítico y su compromiso es más con el día a día, con la educación de otros jóvenes y con la vida deportiva y sana (cada cual escoge su camino), mientras que la otra es una ávida lectora, comprometida y politizada con todos las causa perdidas (creo que ahí si hemos influido en algo) y sobre todo, una convencida republicana, no por simbología, sino más bien por los principios ilustrados. Merilé también viene de buena casta, como los galgos, pero también ha tomado partido por ella misma, y se nota de su primer acto memorialista importante “Casavieja”, al que acudió entre el convencimiento y la obligación, y que tengo la impresión que aquél emotivo día que nos marcó a todos, incluso a los memorialistas más bregados, la marcó a ella y tomó una decisión importante para su futuro (no sé si sabiéndolo o no), pero una decisión que a partir de ahora será parte de su camino en la vida. Y me alegro mucho por ella y por todos nosotros. Me alegro por ambas.

Estas chicas tricolores no son una excepción, aunque por desgracia no abundan demasiados los jóvenes hoy en día comprometidos con ideales sociales, políticos, etc.; y sobre todo, dispuestos a regalar parte de su tiempo a dar la cara y obviar videoconsolas, salidas a discotecas u otras actividades ociosas y lúdicas seguramente más apetecibles  por actividades y acciones  de verdadero compromiso y calado ético. Gracias por ello.

Por eso hoy les escribo estas líneas a ambas, y a ellas,  como representación del resto de juventud que también siguen sus mismos pasos, para que sepan, no sólo lo orgullosos que estamos todos sus mayores (y no hablo de sus padres), sino de todos aquellos que valoran su valiente, comprometida e inconsciente decisión. Y digo lo de inconsciente no porque no lo hayan meditado, que seguramente si lo han hecho; sino porque han escogido el camino más difícil, el del compromiso, y eso es de agradecer, sobre todo por las implicaciones personales que suponen.

Como decía, les escribo para transmitirles que el tiempo es traidor, que está repleto de sinsabores y decepciones y que uno nunca puede decir  aquello de que…“de esta agua no beberé”, que todavía son muy jóvenes, que el trabajo que hoy han iniciado tendrá momentos en los que las hará pensar si lo que hacen vale la pena o no, recapacitar si el balance es o no positivo, si las luchas idealistas están por encima de lo personal. Hoy no tengo una respuesta para ninguna de ellas, pero sí sé una cosa. Cuando crees en algo (y eso que en la vida no hay verdades absolutas), y lo crees con total certeza, eres consecuente y fiel con lo que piensas y haces, con tus ideales en definitiva (y no hablo de política sino de filosofía, del modo de ver y entender las cosas, de la vida en sí); y además, eres generoso y te entregas, compartes con los demás, y vives respetando todo eso, llegas a conseguir algo que pocas personas pueden sentir y menos comprender…”consigues hacer feliz a la gente, a los demás”; y eso, finalmente si repercute en ti, es decir, también eres feliz”.

Así que no sé lo que pasará con el tiempo chicas, pero habéis elegido un camino pedregoso, lleno de bellos y áridos  paisajes. El que sigáis recorriendo el mismo o no, sólo es una decisión vuestra, pero si os sirve de acicate, es tan importante lo que habéis hecho ya, que incluso hoy,  no he querido dejar pasar la oportunidad de hacéroslo saber. No simplemente el deciros que estamos orgullosos, felices, y satisfechos de vuestras decisiones, que lo estamos; sino que sois el relevo nuestro. Que eso implica una responsabilidad que al día de hoy todavía se os escapa, pero que con vuestro corazón y bien amueblada cabeza llegaréis a entender. ¿El qué? Que sois la nueva savia republicana, que cogeréis el testigo allá donde nosotros lo dejemos por el paso del tiempo o incapacidad de hacer más, y que entonces, seréis vosotras las que deberéis defender y regir los destinos de todo aquello que representa  cuidar la libertad, la igualdad y la fraternidad, la  memoria de tanto esfuerzo y lucha. Y eso no es cuestión baladí, es una gran responsabilidad.

Pero tampoco os asustéis. Porque hoy no estáis obligadas más que a seguir haciendo lo que ya hacéis, y si el tiempo traidor os aparta de este camino, tampoco habréis fracasado, por que estoy seguro que vuestro corazón e ideario será siempre el mismo, pero hay cosas que uno nunca puede predecir. De todos modos yo seguiré durmiendo tranquilo sabiendo que en esta carrera de fondo hay gente dispuesta a recoger el testigo.

Jordi Carreño Crispín

Aurora haciendo de reportera para la Memoria Viv@ en el acto de Casavieja (Ávila)

Merilé en el acto del Cementerio del Este de Madrid (Almudena)

“Pon una luz contra la impunidad del franquismo”

La Plataforma contra la impunidad del franquismo encenderá ESTA NOCHE “miles de velas” en la Puerta del Sol…

Una luz contra el olvido y la impunidad de los crímenes y la represión franquista. "Por TODAS las víctimas del franquismo"

Junio 26, 2010

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) –

La Plataforma contra la impunidad del franquismo ha convocado a los ciudadanos a través de su página web a una manifestación nocturna que tendrá lugar a las 22.30 horas de mañana sábado 26 de junio en la Puerta del Sol de Madrid en la que se encenderán “miles de velas” para simbolizar la búsqueda de la “verdad, la justicia y la reparación”. En la concentración se proyectará el vídeo ‘Cultura contra la impunidad’, en el que personalidades del mundo de la cultura como Javier Bardem, Pedro Almodóvar, Juan Diego Botto, Paco León, Aitana Sánchez-Gijón o Juan José Millás, entre otros, han prestado su rostro y su voz y han colaborado con la Plataforma en un documental que recoge la historia de quince fusilados durante la dictadura. “Después de más de 30 años de democracia, más de 113.000 familias españolas siguen buscando a otros tantos desaparecidos, personas arrancadas de sus vidas, torturadas, asesinadas, silenciadas. Pero no olvidadas”, manifestó este colectivo.

http://www.europapress.es/nacional/noticia-plataforma-contra-impunidad-franquismo-encendera-manana-miles-velas-puerta-sol-20100625164609.html

NOTA DE LA MEMORIA VIV@: Ilumina a tu familiar, ilumina la memoria de todas las víctimas del franquismo asistiendo este próximo sábado a la convocatoria en la Puerta del Sol (Madrid). Todos aquellos que no podáis asistir a la misma, poner junto a las fotografías de vuestros seres queridos en casa una vela, y los que lo deseéis podéis remitirnos las mismas a nuestro correo (la fotografía iluminada de vuestro familiar con su nombre) a : lamemoriviva@hotmail.es y las publicaremos en un monográfico de los que no hayan podido asistir como apoyo solidario y recuerdo de todos. Desaparecidos, fusilados, encarcelados, supervivientes de campos de trabajo o de concentración, niños secuestrados, exiliados, represaliados políticos y sociales, etc. Por todos y para todos…¡VERDAD, JUSTICIA y REPARACIÓN PARA TODAS LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO!

La Memoria Viv@

Estrasburgo enmienda la plana al Supremo…

Estrasburgo enmienda la plana al Supremo

Última actualización

Hasta cuatro sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos avalan las tesis de Garzón en los crímenes del franquismo. Toda una clara línea jurisdiccional que arranca de Nuremberg y que obliga España a perseguir dichos crímenes.


NUEVATRIBUNA.ES / ISABEL G. CABALLERO 19.05.2010

Amén de muchas otras –que no por su menor dimensión dejan de tener su importancia-, cuatro son las sentencias fundamentales del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que avalan al juez Baltasar Garzón en la causa de los crímenes del franquismo.

Se trata de las dos decisiones adoptadas en el ’caso Papon’ contra Francia (1998) y el ‘caso Kolk Kislyiy’ contra Estonia (2006); además de las sentencias en el ‘caso Korbely’ contra Hungría (2008), y la más reciente de todas, el ‘caso Kononov’ contra Letonia (2009).

Todas ellas fundamentan la propuesta de ley “de verdad, justicia y reparación” elaborada por Miguel Ángel Rodríguez-Arias, profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, y sirven de base al auto del juez de la Audiencia Nacional para la investigación de los crímenes de la Guerra Civil y la dictadura, asunto que le ha costado la suspensión de funciones dictada por el Poder Judicial.

Entre todas ellas, la que ha vuelto a copar la atención mediática ha sido el ‘caso Kononov’, una sentencia de del 26 de enero de 2009 que ha vuelto a ser ratificada por Estrasburgo tras la protesta ejercida por Rusia. Y retoma actualidad en el marco del proceso que se sigue contra Garzón; es más, viene a avalar las tesis defendidas por el mismo. Estrasburgo enmienda así la plana al Tribunal Supremo en cuanto a la imprescriptibilidad de los crímenes contra la humanidad y la aplicación de la Ley de Amnistía de 1977.

La historia del derecho internacional en crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra, contra la paz y genocidio viene de largo. Algunos antecedentes se encuentran ya en la época de los egipcios, pero no es hasta la Revolución Francesa cuando esas formas primigenias empiezan a evolucionar hasta culminar en la Convención de la Haya de 1898. En el caso Kononov, lo que hace Estrasburgo es “desautorizar expresamente al Supremo que viene a decir que Nuremberg no es aplicable para los crímenes del franquismo”, explica Rodríguez-Arias.

En los procesos de Nuremberg se fija que desde enero de 1933 los crímenes contra la humanidad son perseguibles. Nuremberg significa el “basta ya”, el “nunca más” de la comunidad internacional, llegándose incluso a enjuiciar a jerarcas nazis por conspiración en hechos muy anteriores al inicio de la Segunda Guerra Mundial, en concreto del año1923 cuando tras la refundación del Partido Nazi (1921) dirigido por Hitler encabezó el fallido intento de golpe de Estado contra la República de Weimar.

Dichos principios se elevan a rango de principios generales del derecho por resolución de la ONU de 1948. Y es en 1950 cuando el Convenio Europeo de Derechos Humanos en su artículo 7.2 establece que esos crímenes son enjuiciables y que Nuremberg es vinculante.

Llegados a este punto es necesario precisar una cuestión. El artículo 7.1 de dicho Convenio dice que “no hay delito sin ley previa”, pero su punto 2 es el que marca la excepción: ”El presente artículo no impedirá el juicio o la condena de una persona culpable de una acción o de una omisión que, en el momento de su comisión, constituía delito según los principios generales del derecho reconocidos por las naciones civilizadas”. La interpretación es evidente aunque el Supremo la ignore: ambos preceptos del mismo artículo (7) deben ser interpretados de manera concordante; es decir, no hay delito si no hay ley previa, bien, pero si el delito es contra la humanidad queda anulado el 7.1. Esto es precisamente lo que el Tribunal Supremo no toma en consideración en el caso de Garzón además de decir que dichos crímenes (los del franquismo) ya están amnistiados.

El Convenio Europeo de Derechos Humanos fue ratificado por España el 10 de octubre de 1979 sin que el poder legislativo formulara reserva alguna sobre el 7.2. Entonces, “¿cómo es posible que si el Parlamento no pusiera objeción alguna lo haga ahora el Supremo?”, se pregunta Rodríguez-Arias, para quien el Alto Tribunal “se ha excedido en sus competencias”.

Por todo ello, hace ya mucho tiempo (exactamente desde cuando España ratificó el Convenio) que la jurisprudencia internacional obliga al Estado español a investigar y perseguir los crímenes del franquismo. Y no sólo no ha sido así, sino que además se da la “paradoja” de que Garzón está acusado de prevaricador por su intento de enjuiciar dichos crímenes.

A esto hay que añadir lo que marca la propia Constitución Española de 1978 respecto a que “las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España” (artículo 10.2); y que “los Tratados internacionales válidamente celebrados, una vez publicados oficialmente en España, formarán parte del ordenamiento interno. Sus disposiciones solo podrán ser derogadas, modificadas o suspendidas en la forma prevista en los propios Tratados o de acuerdo con las normas generales del Derecho Internacional” (artículo 96.1).

PDF: Sentencia del caso Kononov

Nueva Tribuna:

http://www.nuevatribuna.es/noticia/36551/ESPA%C3%91A/estrasburgo-enmienda-plana-supremo.html

Por Francisco González de Tena: “TIEMPOS EXTRAÑOS”

Todos tenemos la tendencia alguna vez de mirar hacia el pasado con cierta nostalgia haciendo bueno el refrán de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”, quizás, porque en él nos vemos reflejados no sólo con esos años de menos y  que todos échamos en falta cuando nuestros envases comienzan a deteriorarse; sino que posiblemente, también añoremos aquella inocencia perdida que acompañaba nuestros apolíneos cuerpos. Sin embargo hay pasados que nunca fueron mejor, hay pasados que todavía duelen y hay tiempos pretéritos que es mejor recordar con la intención de que nunca se vuelvan a repetir. Creo que el amigo  Paco de Tena en su artículo nos deja denotar  algo más que la morriña, la preocupación por aquellos tiempos que se fueron escondidos entre mentiras y engaños y, que ahora vuelven disfrazados de palabras como libertad, democracia y con grandilocuentes peroratas que sirven más para agrandar las diferencias que para arrimar los hombros. Los recuerdos de Paco nos retornan a nuestras infancias repletas de  dulces evocaciones, olores y de imágenes vivas para compararnos con el tiempo actual y con  el futuro incierto, con unos tiempos extraños que nunca  ajustarán las carencias de antaño  con  las necesidades venideras. Ciertamente son “tiempos extraños”  los que nos han tocado vivir.

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

Fotografía del artículo "CARROS Y CARRETAS" de la página "La buena villa de Cantalapiedra"

“TIEMPOS EXTRAÑOS”

Cuando yo era muy pequeño me gustaba observar desde el balcón de mi casa el trasiego que acarreaba un mercado al aire libre que inundaba de actividad cotidiana la plaza cordobesa donde nací y vivía mi familia. En aquella época, ya demasiado lejana en el tiempo, casi todo el transporte se efectuaba con tracción animal. Por las mañanas temprano eran los asnos los encargados de acarrear hasta los puestos las verduras y las hortalizas, y al cierre de la actividad un carro de varas, tirado por una mula robusta, se encargaba de retirar los restos desechados tras las ventas de frutas y verduras. Con el tiempo la plaza se colmó de tenderetes y los desperdicios acumulados tras la jornada crecieron en igual proporción. Pero el carro de la basura era siempre el mismo, tirado por la misma mula cada vez más cansina.

El carro lo llevaban dos arrieros, uno joven y fuerte que se encargaba de apilar con una horca los restos de verduras entre los varales del carro, y otro más maduro que guiaba a la mula en su marcha. Se notaba que conocía muy bien al animal y sus reacciones, aunque no tanto las de su ayudante al que regañaba con voz ronca, aunque sólo pronunciara su nombre “¡Pepe, Pepe…! le gritaba cuando, tras una palada demasiado impulsiva, los desperdicios volaban hasta caer del otro lado del carro. No siempre podía estar pendiente del trabajo de Pepe, pues al coincidir con la hora del almuerzo el hombre mayor aprovechaba para comer un bocado mientras su ayudante recogía la basura, alternándose después entre ambos.

En uno de esos turnos de precario almuerzo la mula, abrumada por el peso del carro, perdió pie y cayó volcando peligrosamente la carga. Pepe, sin duda asustado y colérico, la emprendió a golpes entre imprecaciones y gritos para obligar a la mula a enderezarse. Cuanto más fuerte le pegaba menos parecía la aturdida acémila capaz de enderezar su cuerpo y la excesiva carga. En ese momento salía del bar el arriero mayor y corrió para quitarle la vara con la que su ayudante castigaba inmisericorde a la castigada mula. Ordenó a Pepe que se fuera a la parte opuesta del carro y ayudase a levantar uno de los varales mientras él hacía lo mismo por su parte, al tiempo que animaba palmeando el lomo del animal acompañando gesto y gritos de ánimo. Con esa maniobra combinada consiguió el arriero maduro que mula y carro recuperasen la situación de reiniciar la marcha.

Esta anécdota, presenciada a mi corta edad desde el balcón de mi casa, me viene estos días a la memoria cuando contemplo el penoso espectáculo al que nos someten esos falsos patriotas que, a la menor ocasión (y mejor si es ante una audiencia extranjera e influyente) se afanan en el discurso suicida de tirar por los suelos el prestigio de España, con mayor ahínco poniendo en duda con datos dudosos o contaminados la solvencia económica de nuestro país. Son tan imbéciles o tan malvados e inconscientes que prefieren que el barco se hunda a ver si, con los restos del naufragio, consiguen fabricarse una buena balsa en la que salvar lo que quede y alcanzar una isla con la que sueñan desde hace tiempo. En verdad son tiempos extraños estos en los que unos falsos patriotas consiguen enardecer a millones de agobiados apelando a la falsa posición de las etiquetas trucadas. Lo verdaderamente lastimoso habría sido que, de presentarse a unas imposibles elecciones para arrieros, el brutal Pepe hubiese contado con el voto de las mulas apaleadas.

Francisco González de Tena (Artículo propiedad del autor y cuyo uso queda supeditado a la mención del mismo y la fuente)

Madrid, 19 de junio, 2010.

La “Tricolor acompañará a la “Ñ” en el Día del Español”

Sábado, 19 de junio de 2010 12:00 - 13:00 Plaza Vázquez de Mella (junto a la Gran Vía) MADRID

Acompañar pacíficamente a la celebración festiva del Instituto Cervantes…

Dentro de los actos para celebrar el “Día del Español”, el Instituto Cervantes ha decidido organizar una encuesta a través de Internet para preguntar cuál es la palabra más significativa del idioma. Lamentablemente, el lunes día 14, justo cuando la palabra “República” encabezaba la clasificación, sobrevinieron problemas técnicos de índole no aclarada, que en última instancia han provocado diversas interrupciones, seguidas de la decisión administrativa de detener el servicio. ¡Qué mala suerte! Sea como fuere, hemos sabido que el Instituto Cervantes prevé celebrar el “Día del Español” en las calles, a través de una serie de actos públicos cuyo desarrollo está previsto que tenga lugar en la madrileña Plaza de Vázquez de Mella. Ante esto, algunas republicanas y republicanos nos hemos animado a participar pacíficamente en los festejos, acompañándoles y mostrando nuestra alegría y solidaridad con los organizadores del Instituto Cervantes, víctimas de una lamentable confusión generalizada. Por eso, acudiremos con nuestras BANDERAS REPUBLICANAS, para poner una nota de color en los festejos, compartir nuestras calles —que son de todas y todos—, y ayudar a celebrar este maravilloso nexo lingüístico que, junto al resto de idiomas cooficiales, forma parte de nuestra diversidad cultural.

¡Salud y República!

EL TAPEO ADEMÁS DE TRADICIÓN SECULAR, TAMBIÉN ES HISTORIA…

Ejemplo de barra vasca para ir de potes, zuritos o como lo queráis llamar

No hay nada que no tenga su origen,  procedencia, precedente o causa, es decir, todo tiene su historia. Y la gastronomía no iba a ser menos. Hay cosas que a uno le proporcionan verdadero placer; y si es capaz de aunar varias al mismo tiempo, aún más que más. Y digo esto,  porque como ya sabéis la mayoría; yo soy un apasionado de la historia y de la gastronomía, y como no podía ser de otro modo, intento cada vez que tengo oportunidad aglutinar a ambas disciplinas como buen hedonista que soy.

Una de nuestras grandes aportaciones históricas a la humanidad será precisamente la del “tapeo” (y la siesta por supuesto), de las muchas formas diferentes en que lo hacemos en nuestro país, lo que vuelve a situarnos como uno de los países de referencia en relativo a  aquello de la tradición histórica y cultural gastronómica. Y que no significa nada más que somos un territorio de gran riqueza y variedad.

El ir a tomar un aperitivo (sinónimo del francés apéritif), tentempié, tapeo, ir de potes,  chiquitos, zuritos, vinos, xoves, culines, cañas, variados, pinchos, etc., o cualquier otra denominación que se utilice para este cometido,  es, transformar  a estos quehaceres ese  gesto placentero convertido (como no podía ser de otro modo en nuestro país) en un acervo del que hacer diario de nuestras  humildes gentes y, como el resultado de una más que probada necesidad de alimentarse lúdicamente y socializando así como se inició en el pasado y que ha evolucionado en algo tradicionalmente en una costumbre muy placentera. ¡Benditos sean algunos de nuestros hábitos!

San Sebastián 2006. Con mi hijo Pedro ejercitándonos en el noble arte y disciplina histórica del “tapeo”

Los que ya me conocéis sabéis que no soy muy dado a agradecimientos institucionales, y máxime cuando éstos tratan sobre la Monarquía y la Iglesia. Pero esta vez no me queda más que torcer el cuello dado su nivel de implicación y responsabilidad en un acto tan sencillo como el salir a la calle y antes de volver a casa, hacer una parada en cualquiera de nuestros establecimientos hosteleros y poner en práctica dicho gesto histórico-cultural.

El tapeo como he dicho también tiene su origen y en cada lugar está relacionado con unas necesidades o un  modo de entender la vida, aunque la versión histórica más consensuada; y que por ende, es etimológicamente la fuente y la precursora de este noble acto de relación social, deleitación gastronómica, sensorial; y de autosatisfacción y reconciliación con nuestro pasado. A causa de la enfermedad que sufría el rey  Alfonso X “El Sabio”, éste, y por prescripción facultativa (España siempre dispuso de grandes galenos), tenía que comer continuamente a deshoras, acompañando estos pequeños bocados con también ligeros tragos de vino. Bien, pues cuenta la historia, que en un viaje oficial por la provincia de Cádiz, y al pasar por un lugar llamado el Ventorrillo del Chato (venta que aún hoy todavía existe) el rey se paró para descansar un rato. Solicitó  entonces  en su ritual rutina y tratamiento, -mientras le preparaban algo que chantar-, una copa de vino de la tierra (Jerez); pero en ese preciso momento, una corriente de aire entró por una de las ventanas de la Venta y, para que el vino no se llenara de arena de la playa el ventero colocó  una lonchita de jamón en el catavinos real. El Rey sorprendido al ver como le servían la copa, preguntó por qué ponían esa loncha de jamón sobre la misma, a lo que el ventero disculpándose le dijo: “Colocó así la tapa para evitar que el vino se estropee con la arena o los insectos  majestad”. Al Rey le gustó la idea, se comió la tapa, se bebió el vino, y pidió que le sirvieran otro, pero con “otra tapa igual”.

A partir de entonces el Rey Alfonso X dispuso que en todos los mesones de Castilla no se despachara ya vino,  si no era acompañado de algo de comida. Una más que regia providencia que podemos considerar oportuna y sabia, ya que sirvió también para evitar que los vapores alcohólicos ocasionaran desmanes orgánicos en aquellos que bebían, y quienes además, en la mayoría de las ocasiones no tenían suficiente poder pecunio para pagarse una comida con abundancia proteínica y en condiciones  para seguir aquellas  jornadas de trabajo duras y extensas.

Este tentempié se convierte en “alifara” en el Norte, Aragón y Navarra; y en el País Vasco con el correr de los tiempos, empezó a denominarse “poteo”, porque exigía potes” de vino en su ritual. Más tarde la costumbre se fue extendiendo de diferentes modos por todo el territorio.

Cuando en toda España se generalizaron los “colmados de ultramarinos”,  “botillerías” y “tabernas”, la provisión real  continuó en vigor. Y, por esta razón, el vaso o jarro de vino se servía tapado con una rodaja de fiambre, una loncha de jamón o queso, que tenía dos finalidades como he apuntado anteriormente: evitar que cayeran impurezas  y facilitar al cliente empapar el alcohol con un alimento sólido,  tal como aconsejaba Alfonso X. Éste fue el origen del nombre de esta tradición española tan arraigada, la tapa, el alimento sólido que tapaba el vaso de vino.

Practicando la técnica de succión de molusco terrestre aliñado en Triana – Sevilla…

Con respecto a la Iglesia, que decir tienen su fluencia y vital importancia en la difusión y expansión del néctar de Dionisio. En un país tradicionalmente educado en el más que dogmático canon del cristianismo, no podía faltar uno de sus máximos elementos eucarísticos como parte de la vida en su día a día. De ahí,  que además de esta tradición tan extendida entre los miembros de la Iglesia, los cuales nos adoctrinaron desde antaño con su pedagógico ejemplo y deber de consagrar al hijo de Dios tomando tanto el pan (cuerpo de Cristo), como el vino (la sangre de Cristo), costumbre  que hemos mantenido incluso habiendo perdido la fe, supongo que por aquello de mantener las reminiscencias del pasado tan nuestras y tan etílicamente ligadas a nuestra historia.  Bien, pues el vino se fue convirtiendo en nuestro acompañante de comidas y otras tradiciones sociales como el pago de educación y hospitalidad, el acompañante de conversaciones y agresiones de tabernas y mentideros, del pago de parabienes a las parroquias, iglesias y catedrales para ganar más rápidamente el cielo; y por tanto, de la creación de sagas de bodegueros y gentes dedicadas al mundo de la moderna y actualmente ciencia de la enología. Siempre dije que lo mejor es predicar con el ejemplo.

Así se generalizó en toda España la tradición de la tapa, que continua arraigada en nuestros días y que, incluso, ha sido adoptada y disfrazada en otros países. Por supuesto que ya no es sólo el vino el motivo y único protagonista de ir acompañado de la tapa, la cerveza y otras variedades espirituosas o no, han ido ocupando espacio en tan insigne ejercicio de generar satisfacción y economía. Lo dicho,  el “tapeo” además de una tradición secular, también es historia.

Por: Jordi Carreño Crispín

RESPUESTA AL ARTÍCULO DEL SR. TOMÁS DE LA TORRE LENDÍNEZ

Por Jordi Carreño 1/06/2010

“QUE LOS MUERTOS DESCANSEN EN PAZ…”

Que los muertos descansen en paz o no  dependerá de las creencias particulares de cada uno, pero de lo que si estoy totalmente seguro, es que los que no descansan en paz todavía hoy, son los vivos, es decir, los familiares de aquellos que  siguen desaparecidos, enterrados en cunetas, barrancos, simas, torrentes, bosques o cualquier otro típico lugar de reposo proporcionado generosa,  gratuitamente y en cantidad por las hordas fascistas de  Franco.

Hoy todavía hay muchas Marías como la de la C-501, que bajan a diario al lugar donde están sepultados sus seres amados, hijos que conocen el lugar donde están enterrados sus padres y no pueden hacer nada por recuperarlos, nietos y sobrinos que sabemos que les sucedió y donde están a nuestros abuelos y tíos;  y que continuamos la labor que no pudieron llevar a cabo nuestros mayores, etc.  Así que probablemente el comentario del Sr. Tomás de la Torre con el que estoy casi de acuerdo (a excepción del término bando): “Dejemos a los muertos de todos los bandos descansar en paz”, necesite unas puntualizaciones.

Éste, tendría casi sentido y significado si  esos más de 130.000 desaparecidos del ejército popular republicano, que al día de hoy no han recibido todavía digna sepultura;  y que además, en una agravio comparativo brutal durante más de setenta años, han soportado  que alegremente aquellos que ilegalmente se sublevaron contra el  gobierno legitimo y provocaron una brutal guerra fraticida (incluida la represión mientras, durante y posterior a la misma), recibieran todo tipo de homenajes, reconocimientos, agasajos y prebendas, al mismo tiempo que ellos eran postergados al más frío de los olvidos, el de las fosas, que no esconden únicamente sus cuerpos y tropelías cometidas contra los mismos, sino también el olvido, la desmemoria y la vergüenza del país que defendieron a ultranza contra los golpistas; y que los ha abandonado y dejado olvidados a merced del tiempo.

Así que ciertamente se merecen descansar ya, después de setenta y cinco años”, pero con una sola salvedad Sr. Torrens, que reposen después de recibir todos los honores por  haber intentado proteger a la República como gobierno legal –al igual que recibieron ese trato los sublevados por el régimen dictatorial e ilegal de sátrapa Caudillo de España-, por haber luchado como pueblo contra un ejército profesional y sanguinario, y sobre todo, por haber sido eso, simplemente el pueblo haciendo de garante de su libre elección en la calle, por tanto, ellos no eran un bando, eran los paladines del derecho legítimo y de sus gentes; mientras,  el bando nacional, si era un bando, un bando que fue el instigador del fatídico resultado de su ilegal actuación enfrentándose y aniquilando armado a su propio pueblo.

Y que  éstos, después de haber sido borrados y olvidados durante la dictadura, encima tuvieron que soportar el reolvido al llegar la teórica libertad con la Transición democrática y la Ley de Amnistía de 1977, que además de liberar a los presos políticos y que permitió volver del exilio a algunos de los que se fueron,  dejaba impunes a los autores, coautores y cómplices de la represión franquista. Eso sin olvidarme ahora de aquellos que de modo tan cruel lo perdieron todo, incluso, de aquellos que nunca tuvieron nada porque su vida fue una mentira y les robaron sus orígenes e identidades.

Por último, no se preocupe si no aparecen todas las víctimas de guerra del bando nacional – están más que censadas-. Preocúpese sólo por aquellas que no aparecen, son buscadas y reclamadas, sean nacionales o republicanos, y seguramente, se dará cuenta, a la vez que tal vez también se sorprenda de que del bando nacional prácticamente no hay. Y le puedo asegurar con total certeza de que, el que no estén, no es un tema político, ni una casualidad, es simplemente, que la mayoría de ellos están bien enterrados. Así que demagogia aparte, y con la sordina del titular del mundo, le diré que a mi tampoco me parece una buena página, como tampoco me parece una buena ley la de “La Memoria Histórica”, pero eso, es mejor que nada para muchos de los familiares de las víctimas del franquismo y la represión. Que por cierto y como le he  apuntado antes, no son sólo los desaparecidos y enterrados en fosas comunes, también lo son los niños secuestrados del franquismo, los niños de las inclusas, los encarcelados por ideología, los exiliados, los que se quedaron sin nada porque se les expropiaron todos sus bienes (muchos o pocos), pagas, los reprimidos por ser diferentes, etc. etc.; pero eso es harina de otro costal, o un tema que podemos debatir en otra ocasión. Y éstos, tampoco aparecen o están perdidos por el ciberespacio. ¡Verdad, Justicia y Reparación! Es muy simple.

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A. I. La Memoria Viv@

ENLACE AL ARTÍCULO  “LA MEDIA MEMORIA” Y EL EDITORIAL DE LA MEMORIA VIV@

Casavieja 2009

Carta a los extraterrestres de Koldo Campos: “Nada que no haya sucedido ya”

Estimados extraterrestres. Ignoro si esta quinta carta que les envío llegará finalmente a su platillo volador pero, si así fuera, les ruego tengan a bien ponderar mi meditada propuesta y actuar en consecuencia.

De más está confesarles que nada me importa su repugnante viscosidad o sus repulsivas escamas verdes, sus deformes antenas o cualquier otro asqueroso rasgo de su alienígena personalidad. Conozco demasiados humanos en este sufrido planeta que disfrutando de mejor apariencia son, sin embargo, mucho más nauseabundos que ustedes.

Y tampoco tienen que preocuparse de convencerme, caso de que por fin se decidan a invadirnos, de que sus deplorables propósitos sean dignos de encomio y de respeto, porque también conozco cómo ciertos humanoides tenidos por civilizados, disimulan con virtuosos discursos y proclamas las más viles y rastreras conductas.

Hasta ustedes se sonrojarían, no importa su vegetal naturaleza, de las infamias que muchos que se tienen por devotos cristianos y progresistas demócratas son capaces de cometer y reiterar. Por ello les insisto en que si se deciden a atacar la Tierra, y siendo quien suscribe un ciudadano consciente y responsable de sus actos, me pongo a su disposición para lo que consideren, sin necesidad de gratificación alguna, dietas, beneficios e, incluso, promesas que me consta no van a cumplir.

Hasta he creado una plataforma de sesudos intelectuales que, a cambio de ciertos reconocimientos, estatuillas y micrófonos abiertos, se han prestado de buen grado a secundar esta carta y darles la bienvenida.

Si para invadir la Tierra necesitan pretextos que lo justifiquen o mandatos de algún organismo intergaláctico, yo mismo les puedo ofrecer las excusas que gusten, junto a la confirmación de que ninguna es necesaria. En cualquier caso, siempre podrán alegar que los Estados Unidos se han negado a cumplir las resoluciones del Consejo de Seguridad de la Constelación Mongo-22, o que el régimen de Washington dispone y oculta terribles arsenales de armas de destrucción masiva, o que el Carnicero de Tel Aviv se ha aliado al maléfico califa del Cuadrante Ganga, o simplemente, que obstaculiza la presencia de inspectores mongos de la Estrella Watatao. También podrían pretextar que nos invaden en defensa propia, por sentirse amenazados, que sus bombardeos son humanitarios y que sus comandos alienígenas actúan en misión de paz.

Como quiera, les ruego mis estimados alienígenas que, a la mayor brevedad, dejen caer sus democráticos racimos de bombas inteligentes sobre nosotros, sin preocuparse en absoluto por los daños colaterales que puedan provocar, dado que el fin justifica cualquier criminal medio, y que apliquen con justiciera precisión su profiláctica limpieza porque, por más civiles inocentes que mueran achicharrados por sus rayos Ganma de última generación, no estarán haciendo nada que Estados Unidos, Europa e Israel no estén haciendo ya con sobrada insistencia y total impunidad.

Si los supuestos abanderados de la democracia y la libertad pueden matar en nombre de la vida y hacer la guerra en nombre de la paz, también ustedes, anhelados extraterrestres, pueden enmascarar sus genocidios con los mismos pretextos que este servidor no se lo va a censurar. Muy al contrario, les reitero que siempre podrán encontrar en mi persona a un seguro colaborador para lo que dispongan.

Sí les suplico, para cuando se decidan a dejar caer sus naves sobre este planeta, que hagan bien el trabajo, que no dejen nada para el día siguiente y que, si es posible, comiencen su operación “Ratas de la Tierra” por la Casa Blanca o por Israel, aunque también Europa sería un buen comienzo. No vayan a olvidarse, por favor, las sedes del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional y, ya de paso, si no les causa demasiados problemas en su operativo inicial, no releguen para más tarde las Naciones Unidas y la sede de la OTAN.

Atentamente, agradeciéndoles la atención prestada, besa sus escamas o lo que sea que tengan,

Koldo Campos Sagaseta

Nota del editor:

Nada que no haya sucedido ya puede sucedernos, y como lo bueno si es breve es dos veces bueno, les invito a que lean esta magnífica carta alegórica de las actuaciones contra Palestina de Koldo Campos. Nada más que añadir.