Desde “La Memoria Viva”, una acción urgente y directa…

logo-manos1

A todos los interesados (afectados, familiares, memorialistas en general, etc…). Cabe tomar decisiones y actuaciones ante los  últimos sucesos , con el fin, de no ceder un sólo paso  por nuestra lucha por la verdad, la justicia, el reconocimiento total de los hechos acontecidos durante la “Guerra Incivil“, la posguerra, la dictadura franquista y el olvido premeditado de la transición y posterior amnesia democrática.

Ahora no vale quejarse y quedarse parado; así que os dejo con la recomendación siguiente: que cada uno de nosotros, envie al Juzgado correspondiente una denuncia por desaparicion, asesinato , tortura o privacion ilegal de libertad. No sólo valen los exhortos remitidos por el juez Baltasar Garzón, ahora los familiares y afectados vamos a solicitar individualmente esa justicia a través de las armas legales, tal y como ha promulgado la Audiencia. (Si quieres arroz, toma dos platos…).

Enlace al formulario:

http://lamemoriaviva.files.wordpress.com/2008/12/denuncia-ficha1.doc

“LA MEMORIA VIVA”

El genio olvidado de la literatura española…

Caricatura de Ramón J. Sender

Caricatura de Ramón J. Sender

RAMÓN JOSÉ SENDER EL ESCRITOR OLVIDADO:

Quizás por su ideología Ramón J. Sender ha sido uno de nuestros literatos olvidados. Olvidado por el régimen franquista, olvidado posteriormente durante la transición, olvidado también por los gobiernos democráticos. Alguien capaz de escribir y plasmar las historias de su tiempo como hizo él. Perdió a su mujer fusilada, abandonó a sus hijos y la Guerra Civil la ganaron los golpistas, aún así se aferró a la escritura y nos dejó un buen legado literario.

(Ramón José Sender; Chalamera de Cinca, 1902 – San Diego, 1982) Novelista español. De espíritu rebelde y autodidáctico, se sintió siempre atraído por la ideología del anarquismo, incluso cuando, avanzada la vida, se apartó de las actitudes izquierdistas de su juventud. Tras realizar el servicio militar en Marruecos, se inició en el periodismo y colaboró en publicaciones radicales y libertarias.

Sus primeras novelas son de testimonio social y propósito denunciatorio: el antimilitarismo de Imán (1930), sobre la guerra de Marruecos; su ataque al régimen policiaco en O.P.: orden público (1931); la lucha anarquista en Siete domingos rojos (1932) y el relato de la insurrección cantonal de Cartagena (1873) en Mr. Witt en el cantón (1935). Durante la guerra civil luchó en Sierra de Guadarrama y publicó el documental Contraataque (1937), sobre el cual se inspiró en parte Malraux para su novela L’Espoir.

Exiliado primero en México (1939-42), residió el resto de su vida en los Estados Unidos, con trabajos docentes en Alburquerque (1947-63) y en Los Ángeles (1965-71). Dejando a un lado su intensa actividad periodística (en la revista antifascista y anticomunista Cuadernos de París, por ejemplo), su copiosísima producción narrativa prosiguió por numerosas y variadas rutas.

Por un lado están sus novelas alegóricas de intención satírica o filosófica; entre ellas cabe citar El lugar del hombre (1939), La esfera (1947), El rey y la reina, de 1949, El verdugo afable (1952), Los cinco libros de Ariadna (1957) y Nocturno de los catorce (1971). Un sector aparte se halla constituido por sus novelas históricas: Bizancio (1956), Jubileo en el Zócalo (1964) y La aventura equinoccial de Lope de Aguirre (1964), entre otras. El marco geográfico latinoamericano le inspiró una gran novela, Epitalamio del prieto Trinidad (1942), historia de una rebelión en una isla-presidio, notable por la recreación de las pasiones humanas y la descripción de una atmósfera alucinante y de exótica sensualidad.

Pero el sector narrativo más importante de Sender procede de su memoria histórica. Junto a una obrita perfecta, Mosén Millán (1953), luego titulada Réquiem por un campesino español, publicada en 1960, conmovedora historia de un sacerdote que quiere salvar a un joven del pueblo en los inicios de la guerra civil, destaca la serie Crónica del alba, compuesta de nueve novelas aparecida entre 1942 y 1966, autobiografía de José Garcés, personaje bajo el cual se oculta de modo transparente el propio autor. Destaca, dentro de esta serie, el primer tomo, con la evocación del mundo infantil.

En general, la obra escrita en su vejez -incluso títulos tan difundidos como La tesis de Nancy (1962), En la vida de Ignacio Morell (1969), y Nocturno de los 14 (1969), El fugitivo (1972), La mirada inmóvil (1979)- muestra un descenso de su capacidad creativa y una tendencia incontrolada a manifestar a modo de prédica sus fobias ideológicas.

Ver historia biográfica en la página del blog (Biografías).

Jordi Carreño

 

“La Memoria Viva” ya tiene imagen…

logo-manos-copia1

La Memoria Viva  presentó ayer a sus incondicionales su nueva imagen.

Tal y como os habíamos prometido. Hoy se ha aprobado el diseño del logotipo que será la representación gráfica de “La Memoria Viva” y que a partir de este momento será nuestra imagen. Un logotipo diseñado por Pedro José Carreño Ramón y que representa el espíritu de esta futura asociación como tal.

Tres manos abiertas en distintas direcciones, señal de nuestra apertura a cualquiera que nos necesite, independientemente de filiaciones políticas o ideológicas, ofreciendo ayuda y colaboración en cada una de ellas. Las tres manos representan los colores de la bandera tricolor republicana, ya que ésta, es la  base del ideario de la mayoría de los  usuarios y simpatizantes. Además de ser la representación de todos aquellos que buscamos, ayudamos y pretendemos recuperar sus memorias.

El nombre aparece centrado en las manos como símbolo de la unión de todo/as (la unión por el objetivo afín), con la última letra representada con la @ como nexo común de esta unión: Internet. Tal y como se ha escogido que sea el funcionamiento y característica de la misma. Una asociación de carácter virtual, para que sea accesible a todas las personas que desde cualquier punto del territorio nacional  o el extranjero quieran participar y ser miembro.

Esta semana estará toda la documentación preparada para su presentación al Ministerio de Interior, se realizará también el memorando de la misma con el acta fundacional, los estatutos y normas de la misma; y plan de objetivos y actividades.

Ahora ya no podemos pararnos, hemos empezado a caminar, el trayecto es largo y duro, pero, no dudamos de que todos juntos podemos conseguirlo.

Esta será la casa de todos, las puertas siempre estarán abiertas. Os esperamos.

¡Salud, libertad y República!

“La Memoria Viva”

Saulo Mercader o el pintor loco y comprometido…

No hay mejor forma de conocer a un artista que conociendo su obra. No hace mucho que he descubierto, tanto a Saulo, como a su obra. Y ha sido a raíz del trabajo de RMH y por mediación de un buen amigo (Pedro). Los dos descubrimientos han sido al tiempo que sorprendentes, más que satisfactorios. Conocer el origen del artista me ha llevado sin pretenderlo a imbuirme en su obra de manera rápida y absorbente. Atrevido, colorista, de potentes trazos y de obra variada que mantiene la esencia de todas sus experiencias y etapas. Me parece uno de esos encantadores locos, que abren ventanas en el mundo para que entre aire fresco. Esperaba encontrarme una pintura algo más deprimente, basada en la dureza de la mirada crítica de alguien que ha sufrido tanto como él; sin embargo, la sorpresa ha sido encontrarme con una pintura modernista, actual, viva y hasta me atrevería a decir que vitalmente optimista., aunque pueda parecer todo lo contrario. Ha sido todo un placer Saulo disfrutar de tus cuadros.

Por: Jordi Carreño.

De origen vasco, pero nacido en Alicante, en 1944, Saulo Mercader reside en París desde 1974 y ha expuesto en toda Europa y en Japón. Esta exposición de sesenta óleos y esculturas, dibujos, grabados y seis tapices, parece refrendar internacionalmente la valoración del pintor por José Camón Aznar hace ya varios años: «Saulo Mercader, inquieto, soñador, agarrador de lo grande, visionario del arte del mañana, indiscutible genio de España».

«Mercader es un hombre, esto es, un pintor que viene del pecado. Y por eso está loco. Y por eso, también, los demás son normales … ». Estas tres frases, dichas sobre él; surgen, como la respiración normal, tras haber recorrido su mundo (las cien obras expuestas) y después de escucharle la narración de su vida, desde que salió del vientre de una mujer, hasta este instante suyo de éxito y de soledad casi perfecta.

Pero antes de nada, un punto de referencia: algunas de las consideraciones que le ha inspirado su labor a la crítica parisiense. El diario Le Monde opina: «Su obra, destacable por su maestría y por el conocimiento de la materia, nos eleva a dimensiones galaxiales en donde existe la verdad cósmica del ser». La revista L’Amateur d’art: « Un arte que solicita nuestra imaginación, que se dirige a nuestra sensibilidad, que despierta zonas oscuras de nuestra conciencia. Saulo Mercader es un artista que, definitivamente, se ha encontrado a la edad en la que tantos otros se buscan aún».

El arte está en declive

Y, ahora, Saulo Mercader: «La vocación artística está en declive. Sólo se piensa en política, en dinero y en mujeres. El arte está por encima de eso. El arte es lo que se encuentra detrás del telón, es el misterio de las cosas. Al arte hay que entregarle más amor que a una mujer. La pintura es una religión. La pintura es todo. Es una ciencia de la vida, es la única forma de expresar lo que el ser siente cuando se mira a sí mismo. La pintura es la única forma de diálogo. Lo que se vive pintando, una persona puede vivirlo en otra actividad cualquiera, pero es necesario estar loco para eso». ¿Qué son para Saulo su mujer y su hijo?: «Un aliciente. Pero la pintura es mi respiración, mi vida».¿Y qué es el mundo para «un sacerdote de la pintura», como se autodenomina Mercader?: «Una manifestación de decadencia. El mundo necesita una revolución, y eso se realizará muy pronto, de manera espontánea. Pero no es explicable. Yo soy de los que hacen esa revolución. Otros muchos, como yo, también la hacen. Lo que aportemos todos será la revolución».

El Poeta

El Poeta

El hombre con perro blanco

El hombre con perro blanco

Serie tauromaquia

Serie tauromaquia

Los jugadores de Wall Street - Serie Americana

Los jugadores de Wall Street - Serie Americana

La Madona Cósmica - Serie Maternidades

La Madona Cósmica - Serie Maternidades

Alas del pensamiento - Época Azul

Alas del pensamiento - Época Azul

Fausto Canales y la lucha interminable…

Fausto, es el vivo ejemplo de la lucha permanente por “La Memoria“. Un ejemplo a seguir por todos aquellos que le seguimos los pasos. Uno de nuestros decanos en el arduo trabajo de la recuperación, un incansable batallador en pos de su quimera cada vez menos utópica y más próxima a la realidad. Desde estas páginas rendimos nuestro más ferviente apoyo y admiración a este hombre sencillo que se está convirtiendo en icono de nuestra lucha. ¡Ánimo Fausto! detrás de tí, seguimos un ejercito de locos y soñadores tus pasos, para que nos guíes y muestres el camino de la constancia, de la paciencia, del saber esperar el momento apropiado, pero de la lucha incansable por la justicia y la libertad. ¡Nosotros seguiremos tus pasos hasta el final!

Portada > España elmundo.es

VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO

La espera interminable

Al padre de Fausto le mataron los falangistas en una cuneta en 1936 en Aldeaseca.

Veintitrés años después lo trasladaron, sin saberlo la familia, al Valle de los Caídos.

La familia quiere sacar los restos de Valerico de la cripta construida por Franco.

‘Agotaremos la vía judicial en España y, si hace falta, iremos a instancias internacionales’.

En la página web de “lamemoriaviva.wordpress.com” en  “Los Nuestros“, podéis leer la historia de Valerico (el padre de Fausto Canales) y la suya propia en su lucha por sacar a su padre del Valle de Los Caídos.

Valerico, padre de Fausto Canales

Valerico, padre de Fausto Canales

Marruecos también reclama su Memoria…

Meziar enseña su ficha militarLa memoria marroquí

Excombatientes de la guerra civil recuerdan por qué se alistaron.

01/12/2008 BEATRIZ MESA

Edición impresa en PDF

Esta noticia pertenece a la edición en papel.

Ver archivo (pdf)

Abdelkader Mezian tenía 17 años cuando cogió el fusil. Le llegaron noticias de amigos suyos que se fueron a “librar una guerra santa” en España y él no iba a ser menos. “Me fui a vivir una aventura”, relata. “Falsifiqué la edad porque sin tener los 18 no me podía alistar”, confiesa. Antes de marcharse ya vestía de verde. “Yo soy de carrera militar”, dice. Y, como Mezian, hubo unos 80.000 soldados marroquís que tomaron las armas en una guerra ajena a ellos, la mayoría siguiendo la estela franquista. Uno de los ultimos supervivientes es Jellul Allal, que perdió todos los dedos de los pies en el frente de Teruel.

El protectorado español al sur del estrecho de Gibraltar fue un nido de soldados voluntarios y forzosos. “Yo fui voluntario”, repite Mezian. “No era difícil reclutar porque había mucha necesidad en el norte de Marruecos”, asevera el historiador Hakim Benazuz. La gente malvivía golpeada por las sequías y las hambrunas, y prefirieron “ir a la guerra antes que pasar hambre”, continúa el excombatiente, que recibía una paga de 24 pesetas al mes. Sostiene entre sus manos la ficha de militar y la compensación: una medalla por la que percibía 100 euros al año. “Me lo han dejado de pagar”, lamenta.

En deuda : Mezian no es el único que piensa que España está en deuda con él. La viuda de Mohamed Bazar también lo cree. La anciana blande los papeles de su marido en reclamo de una pensión. “Las viudas no pasaron al derecho de pensionistas”, dicen fuentes de la pagaduría del Consulado de Tetuán. “Algunos fueron engañados para luchar contra los sin Dios“, critica el historiador Ibnazuz Hackim. Una importante cantera de moros reclutados por Franco se alistaron “convencidos de que el dictador se había convertido al islam y porque se decía que devolvería Andalucía a los marroquís”, añade. “¡Engañados y forzados!”, ha denunciado el Colectivo por la Memoria Histórica y el Porvenir.

“Hay que abrir el informe del Ejército del Ifni para conocer a la gente que luchó también contra Franco”, manifiesta Omar Ifben. Su abuelo, republicano, desapareció en la guerra civil. Según Ifben, la mayoría de los militares del sur de Marruecos se atrincheraron en las filas republicanas. “De los 14.000 marroquís de Ifni, la mayoría desapareció o murió”, dice.

Por: Teresa Mecho Pallarés

(Colaboradora de La Memoria Viva- lamemoriaviva.wordpress.com)