Desde “La Memoria Viva”, aviso para navegantes…

Tenía que ser “La carta de la esperanza” la que sirviese como acicate, para efectuar entre todos los afectados una movilización que perseguía varios objetivos: Concienciar a la sociedad española del trabajo realizado por las distintas organizaciones y asociaciones, en especial por los familiares y amigos de los afectados. Dar apoyo y soporte a las acciones reclamadas por el juez Baltasar Garzón. Dar soporte y empaque mediático al manifiesto de los artistas e intelectuales redactado a tal efecto; y por último dar un aviso “para navegantes” al actual Gobierno por su falta de tacto y buen hacer en este asunto.

Pero como dice el sabio refranero: “Una cosa es lo que el hombre propone y otra bien diferente, lo que Dios dispone” (Eso entre republicanos es más triste si cabe). Esto viene a colación de las respuestas recibidas; y sobre todo, de las no recibidas, a raíz del envío efectuado por “La Memoria Viva” a los distintos grupos y organizaciones que trabajan o deberían trabajar en esta línea.

La Memoria Viva no está constituida legalmente todavía (en ello estamos) como organización, pero sus inquietudes si lo son. Y lo son, por demanda de un número importante de afectados que no se ven, ni se sienten representados por las actuales plataformas y grupos de la R.M.H y que solicitaban un modo de estar o ser representados de modo independiente, ideológicamente, políticamente, socialmente. Unidos sólo por un nexo común: Ser familiares y afectados por el franquismo durante la Guerra Civil y la Posguerra. Defender los derechos que nos amparan sobre actuaciones llevadas a cabo contra los derechos universales de los seres humanos, como: Genocidios o asesinatos contra la humanidad, el derecho de los presos y exiliados, etc. Y que están estipulados en las leyes internacionales, y de los cuales España es parte activa y firmante de los acuerdos de las Naciones Unidas. Por lo tanto debería hacer que se cumplan.

Mirado desde un punto de vista práctico, entiendo la postura de muchos de los rechazos recibidos. Comprendo también las dificultades que entraña llevar a cabo una acción similar; pero, lo que no llego a asimilar es la falta de respuesta de tanta gente, grupos u organizaciones dedicadas a la memoria, asociaciones, partidos políticos, sindicatos, etc.

Se denota de las mismas respuestas y correos recibidos, no sólo la desconfianza (Por otra parte natural, viniendo de un grupo no organizado e independiente, que hasta la fecha no conocía nadie, excepto los habituales participantes de los foros de la memoria), sino, algo que intuimos desde aquí (con una visión muy particular) y que nos preocupa mucho más si cabe; que es, la falta de criterios comunes, descoordinación entre los/as distintas asociaciones y sobre todo una lucha de posicionamientos por la supremacía y dominio de “La Memoria”.

Es triste ver que se ha perdido el foco, lo básico. “Recuperar la Memoria” de todos aquellos que lucharon por mantener la legitimidad de un Gobierno, los conceptos de la libertad, la igualdad y la fraternidad.

No es válido excusarse en el día a día, ya que es lo único que no debemos abandonar (el trabajo diario por esta causa, realizado del modo que cada uno cree más conveniente, sea de un modo u otro. Lo importante es no abandonar), ya que se solicita únicamente el compromiso o apoyo para dedicarle todos juntos UN DÍA a recordarles y recordar; porqué estamos haciendo lo que hacemos.

Nosotros no somos políticos, ni tampoco lo pretendemos. No tenemos aspiraciones mediáticas (más que las imprescindibles para fomentar nuestra lucha y objetivos), no pretendemos encabezar ninguna cabecera de manifestación, no pretendemos abandonar nuestros trabajos y vidas cotidianas para dedicarnos a tal menester (Para ello ya están nuestros políticos y representantes), seguimos trabajando de modo altruista y en nuestro tiempo libre, con nuestros humildes medios y con muchas ganas y corazón.

A nosotros, que lo único que podemos hacer es dar apoyo y soporte a las acciones y actividades que pueden tomar los grandes grupos organizados, se nos hace difícil alcanzar a comprender; cómo, los que sí disponen de esos medios no son capaces de tomar estas iniciativas, fomentarlas y dirigirlas. Como se pierden en debates estériles sobre lo que es y no es importante para los afectados. Como hacen reuniones sin contar, ni invitar a los distintos grupos y afectados independientes; para emitir finalmente comunicados escuetos en los foros, sobre los acuerdos de intenciones alcanzados. Sólo vemos “acuerdos de grandes intenciones” y pocas acciones, por pequeñas que sean, que transmitan a la sociedad que hay realmente una inquietud y un movimiento que tiene una necesidad emocional, legal, humanitaria y de justicia. Acciones de una y otra asociación, que parece o dejan denotar, que lo que hay en verdad, es una guerra entre grupos afines. Manifestaciones de unos en contra de otros, discrepancias en las estrategias, en la lectura de los autos, etc. Aparecen en la prensa escrita y alguna vez audiovisual, y que no hacen más que generar inquietud entre las familias de afectados, es decir, todo lo contrario a lo que debería ser una causa justa y común independientemente de filiaciones.

Nos olvidamos siempre de que la historia está para enseñarnos. Pero el ser humano se empeña en no aprender; y repetir, una tras otra vez la misma historia.

Siendo críticos, vemos en todo ello, uno de los muchos factores que hicieron que los republicanos no ganaran la Guerra Civil. La descoordinación y las luchas de poder internas. Sería muy triste, que la lucha por los que ya no están y por los pocos que quedan, se pierda por el mismo efecto entre otros.

Hemos recibido soporte de la Federación Estatal de Foros por La Memoria, Kaos en la Red, Memoria de le Illes Balears, Salamanca Memoria y Justicia, Memoria Histórica de Málaga, más las adhesiones particulares (Entre ellas algunas importantes), de las más de seiscientas misivas emitidas. Este fin de semana se han remitido otras doscientas cincuenta. No voy a nombrar a los que nos han rechazado elegantemente su colaboración, entre otras cosas por que respetamos su decisión, además de que han tenido la amabilidad de dar respuesta. (Aunque no la compartimos. Permitirnos este pequeño desacuerdo). Además confiamos en que tal y como pretendemos seguir trabajando para llevar a cabo tal acción conseguiremos muchos más apoyos en plazo inmediato, en cuyo caso pretendemos una vez que esté estructurada, remitir invitación a la participación de todos los grupos y organizaciones (Hayan aceptado o no la primera acción de tal paso, como es simplemente la confirmación o no de la futura participación), así como a los afectados. De los que no hemos recibido nada, y han recibido dos envíos, tampoco esperamos ya mucho más. Pero nosotros vamos a seguir adelante, trabajando empecinados en nuestro intento. Una vez oí, que sólo los locos y soñadores son capaces de cambiar el mundo.

Como último apunte, permitirme, si todavía no encontráis un motivo para secundar la acción, que os haga esta pequeña recomendación personal. Coged la foto de color sepia de vuestro bisabuelo, abuelo, padre, hermano, tío, abuela, madre, etc. miradla un rato y contemplar sus rostros jóvenes y vencidos por el paso del tiempo. Ahora preguntaros ¿Por qué? Y después decidid si vale o no la pena.

“La Memoria Viva”

Jordi Carreño Crispín

desesperacion

Carta a los tres Reyes Magos…

reyes-magos-moteros-produkziones-infinitas_redimensionar*****

A más de uno le extrañará el título de este post. Pero permitirme que mantenga esta capitalista y religiosa tradición; y que,aunque sea republicano más que confeso, me perdonéis esta pequeña frivolidad. No pierdo nada por probar y menos si consigo que se cumplan algunas de mis peticiones. Ya me criticaréis en otra ocasión. Ahora se acerca el tiempo de paz y de soñar. (No sólo en la loteria). Con vuestro permiso dejadme volver a mi infancia y que la inocencia de mis peticiones, lleguen hasta alguna alma caritativa, que me pueda hacer alguno de estos regalos.

Este año me gustaría que me pudieseis regalar algo de lo que os pido en mi carta. Aunque sé, que será muy difícil, y que no todo depende de vosotros tres. Así que sin más dilación paso a escribiros mí lista de peticiones:

Me gustaría en primer lugar pediros, que todo aquel que haya sufrido alguna desgracia personal este año se viese recompensado de alguna manera. En especial todas aquellas víctimas del terrorismo, sean cuales sean, sus condiciones y procedencias. Seguidamente, todos aquellos que hayan sufrido algún tipo de desgracia por catástrofe natural o provocada. Véase como ejemplos los terremotos, maremotos, etc. (Como los acontecidos en Asia últimamente u otros), y los incendios del verano o daños colaterales motivados por la acción del hombre. Y como no, me gustaría también que todas aquellas personas que han sido víctimas de la guerra, el hambre, la maldad y la violencia del prójimo, se vean, y sean, no sólo reconfortadas y compensadas moralmente, sino también, económica y socialmente, judicialmente, etc., etc. Pero sobre todo, que todos ellos sean capaces de reconstruir sus vidas de nuevo, con un ápice de esperanza, con ilusión, y con la convicción de que son los últimos en sufrir en nombre de todos los demás desgracias semejantes. Y, que sin caer en el olvido, sino todo lo contrario; puedan recordar y mirar atrás sin ser para ellos una carga continua el dolor y la desesperanza por las pérdidas sufridas; si no más bien todo lo contrario, que el recuerdo de aquellos, y aquello añorado y querido que ya no volverá, viva eternamente en sus corazones y en el de los demás, gracias a su recuerdo permanente y al mantenimiento de la memoria colectiva. Que este mismo sentimiento se haga extensivo para aquellos que a pesar de los años, siguen buscando y recordando a los suyos.

Os pido también, coherencia y sensibilidad para todos los dirigentes políticos del mundo, independientemente de sus ideologías. Que no nos mientan más, que no nos infravaloren nunca, que miren y escuchen más a sus pueblos y no los intereses mercantilistas, y de poder individual y partidista. Que sean capaces de dialogar sin que sus diferencias sean insalvables para el propio diálogo. Y aunque no lleguen a grandes acuerdos y consensos, que al menos sean capaces de realizar una política útil para los pueblos que representan, y hagan mejorar mínimamente las cosas. Sobre todo, que no menosprecien a aquellos que los eligen, y que sólo tienen valor para ellos cada cuatro años. (También pueden estrechar manos y besar a la gente en los mercados durante sus mandatos). Que no olviden nunca que ellos trabajan para el pueblo, y no el pueblo para ellos.

Que los inmigrantes puedan trabajar donde quieran libremente, pero sobre todo, y si es posible, en sus países de origen con sus familias y amigos, y en su entorno habitual. Y en caso de no ser así, que sea de manera oficial y sin especulaciones de las mafias de vidas humanas, con todos sus derechos y obligaciones formando parte de esa nueva sociedad con la que van a convivir, y que con el tiempo enriquecerán con el mestizaje entre ambas culturas.

Y que la inmigración, juntamente con los gitanos, negros y cualquier otra raza o etnia minoritaria, así como los homosexuales y lesbianas, los discapacitados, los enfermos crónicos, y cualquier tipo de ciudadanos del mundo, que de un modo u otro se sienten afectados y discriminados por su sexo, raza o religión, o cualquier otra circunstancia discriminatoria, dejen de una vez por todas, de ser: “los ciudadanos de segunda fila”.

Que no veamos nunca más a mujeres maltratadas física y psíquicamente por hombres neardentales, egoístas y violentos. Y que estos paguen caro sus excesos, sus abusos y sus muertes. Pero tampoco, más hombres muertos y enterrados en vida, por arpías usurpadoras de la fuerza bruta, por la fuerza del daño psicológico y del plan maquiavélico, que de todo hay en esta viña.

Que los niños, sean niños de verdad, y que su único trabajo sea el de formarse estudiando, y jugando como requieran sus distintas edades y condiciones culturales, en libertad, con alegría y con respeto. Que nunca sean ellos parte de los juegos de los adultos; y que a estos les caiga todo el peso de las leyes sino los respetan, cuidan y protegen debidamente; y sobre todo si abusan de ellos en el modo y forma que sea.

Que las religiones respeten al laicismo y a las otras religiones, tal y como este las respeta a ellas. Y que entre ellas, no haya religiones de primer y segundo orden, sino todas iguales, con los mismos derechos y obligaciones ante las sociedades en las que están instauradas, y que estas, elijan sus deidades por cuestiones de fe, y no políticas, territoriales, económicas, etc…

Que los pueblos se respeten entre ellos, y caigan definitivamente las barreras ideológicas y físicas, para ser todos ciudadanos universales. Respetándonos cada uno las peculiaridades y diferencias del otro, sin más nacionalismo que el universal al respeto del ser humano y de su entorno.

Que seamos capaces de no matar a nuestro planeta por la ambición desmesurada y consumista de nuestras sociedades, y por nuestra poca conciencia de los recursos que utilizamos y sobre todo malgastamos.

Que la educación sea una realidad en todo el planeta, al igual que la sanidad. Que la cultura y el saber ganen la partida de una vez por todas al desconocimiento y a la enfermedad.

Más que obvia y difícil es la petición de que se acaben las guerras, y que el dinero empleado en matar a la gente sea invertido en educación, sanidad, investigación y desarrollo, y sobre todo en el tercer mundo y la propia gente destinada a finar por la inhumana industria armamentística.

Que todos seamos más solidarios con todos, y que el egoísmo personal no pueda sobre el bienestar colectivo.

Y sobre todo, y este deseo es mucho más sencillo y asequible de conseguir: Que esta misiva sirva, aunque no sea para que se cumplan mis peticiones, al menos como acicate para que más de dos personas si la han leído, y se sienten aludidas, hagan propósito de enmienda en sus vidas. Y que si otras tantas más la leen, reflexionen sobre el mundo en que vivimos y el que nos gustaría vivir. Y si alguien la lee, y no se da por aludido, y tampoco le hace reflexionar en algo, le pediría que la volviese a leer.

Por último espero también no tener que pediros nada más que juguetes para mis hijos el próximo año, regalos para mi mujer y resto de familia, y como no, para mis amigos también. Y aunque esto sea más caro para el bolsillo, seguramente lo podré soportar con más dignidad y menor daño de conciencia que todo lo demás. Porque mi familia y yo, ya nos encargamos de lavar nuestras conciencias ayudando en todo aquello que podemos, y como podemos, pero nos gustaría contar con más apoyo para repartir más los esfuerzos. Somos muchos, demasiados para estar parados, pensando en que nada podemos hacer. Con poco que hagamos cada uno, será siempre más eficaz que no hacer nada.

Jordi Carreño Crispín.

Me voy a repetir como el ajo…

ajosUna semana más, siete días de trabajo duro, de universidad, de tareas de la Memoria Viva y de Recuperación de la Memoria; y llega el fin de semana. Quería descansar y regalarle algo de tiempo a mi familia, siempre sacrificada y dándome apoyo. Quería escribir a unos cuantos amigos, tirarme encima de mi butaca favorita y seguir devorando cualquiera de los tres libros empezados y que están encima de mi mesita de noche. Quería hacer muchas cosas, para no tener que hacer nada.

Abro mi correo electrónico particular y el de la Memoria Viva, y de repente siento frustración; y el cansancio deviene sobre mí como un tsunami. Tanto esfuerzo para nada. El correo sigue vacío de respuestas del resto de organizaciones, estamentos, etc. a los que se les remitió la “Carta por la esperanza” (Más de seiscientos envíos), para haber recibido sólo una docena de respuestas. Me pregunto entonces… ¿Realmente hay ganas de luchar o sólo de aparentar? ¿Qué tenemos en común todos los afectados? ¿Por qué tengo que invertir otra vez mí poco tiempo libre, si tan siquiera soy digno de recibir una respuesta aunque sea negativa? ¿Vale la pena?

Empiezo a leer los correos recibidos de mis amigos, publicidad y de repente encuentro un correo de Drope, otro de Leonor, los correos de los comentarios del blog de Rosario y de Raquel. Los abro y voy leyendo cada uno de ellos. El de Leonor me pone las pilas, recojo su texto, lo corrijo y empiezo a editarlo para su publicación en “La Memoria Viva”, me peleo con el sistema intentando incluir la mayoría de fotografías que me ha enviado; pero, es imposible. Después de veinte minutos consigo poder colgar cuatro de ellas y editarlo. Leo los envíos del bueno de Pedro y siento que no debo fallarle, así que abro la página de la ARMH y veo como anda el foro. Los mismos de siempre (los buenos y batalladores/as). Me río y vuelvo a los correos y me pongo a trabajar. A extraer las informaciones, documentaciones y a buscar datos sobre lo recibido. Me llega una información de mi asesoría y gestoría, que actúa a modo de bebida energética en mi ánimo. Entonces decido actualizar los dos blogs, el de “La Memoria Viva” y el propio. Apruebo los comentarios enviados y entre ellos los de la guerrera Rosario; en ese momento, una descarga de energía positiva se apodera del estado anímico que me pesaba como una losa y desaparece el cansancio. (Tengo que enviarle un correo felicitándola por el trabajo en Tot Marató. Lo haré más tarde). Raquel ha colgado también dos buenos comentarios. ¿Cómo voy a fallarles si ellos son el motivo por el que me he liado en este asunto?

Así que, ¡Se acabó la depresión!, el fin de semana tranquilo. Voy a volver a remitir todos los correos, a todos los que no HAN CONTESTADO. Voy a escribir unas cuantas cartas más y voy a buscar más enlaces para hacer más ruido. Voy a planificar un calendario de actividades y si me queda tiempo dormiré algo. Pero no voy a dar el brazo a torcer por un motivo sencillo. Tengo detrás o delante (No sé todavía donde estoy) el mejor equipo humano, para llevar a cabo una tarea como esta. Tengo una deuda con los que de verdad son la parte importante de la historia (Los que ya no están). Tengo una deuda con mi familia y ha de valer para algo. Así que amigotes de la derecha de Dios, os vais a cansar de jordi64. Pienso repetirme como el ajo.

Por cierto, desde aquí, gracias a todos los que con vuestra presencia virtual nos dais fuerzas para seguir adelante. Gracias por los mensajes de apoyo. Gracias por vuestras colaboraciones. Gracias por vuestro esfuerzo y lucha.

Por: Jordi Carreño

El canto de Pedro a Rouco Varela

No tenía intención de ir colocando entradas en este blog que ya estuviesen editadas en la webblog de “La Memoria Viva”, para evitar la iteración de las mismas. Pero no me he podido resistir a colgar el último envío de mi amigo Pedro; el cual, me ha parecido mordazmente genial. No solo por su irónica exposición y argumentación al olvido, de lo sucedido y de nuestros muertos; y desaparecidos, a colación de las declaraciones del Cardenal Rouco Varela, sino también a la historia de aquél; que, en su día encontró a los verdaderos hombres de la iglesia pastoral de Jesucristo, que no andaban detrás de los beneficios y privilegios de las sotanas y mitras; sino que predicaban las palabras del maestro con los hechos, trabajando para los más desfavorecidos, al lado de los débiles, cuidando a los niños y cantando a la libertad. ¿Precioso no? Disfrutad pues del relato y la viñeta que lo acompaña.

El Pais/ Peridis

Fuente de la viñeta y autor: El País/ Peridis

*****

Cucurrucucú, paloma blanca…Rouco Varela.

Tuve bautismo, confirmación (besé el anillo, babeado por otros, de su Eminencia) y primera comunión. ¿Como podrían mis padres no hacerlo en los sesenta, en un pueblo de Extremadura y siendo “nieto de rojos” por los dos costados? Lo que faltaba para dar la nota. En el fondo me gustaba la idea de ese hombre universal, bueno y que proclamaba el perdón de todos los pecados.

Yo tenia un abuelo, uno solo, del otro nadie me decía nada, yo tampoco preguntaba.

Mis padres emigraron a Francia con mi hermana y conmigo. Nos inscribieron en la Escuela Pública, laica gratuita y obligatoria. No había crucifijos en las aulas ni clases de religión católica. Los jueves, día libre, íbamos a un patronato de la parroquia, los curas católicos promovían actividades lúdicas y en cierta manera ejercían de guardería ya que los padres trabajaban todo el día en las fabricas.

Durante mi cursos de bachillerato en el “lycée” (donde no había crucifijos) me junté con una pandilla que frecuentaba , los días libres, un cura-obrero quien en maravillosas veladas nos enseño a tocar la guitarra y a cantar, escuchábamos a Paco Ibáñez (Al galopar, al galopar…), a Georges Brassens, a Leonard Cohen…

Ahora en España, oigo a prelados proclamar: la autentica y sana purificación de la memoria, gracias al olvido, Vigilar para evitar de raíz…palabras y todo lo que pudiera dar pábulo a las confrontaciones que pueden acabar siendo violentas.

¡Y resulta que me siento insultado, por un cardenal!

Este cardenal nos pide que olvidemos (el no olvida a sus mártires), que hay abuelos , tíos, padres, hermanos, primos madres e hijos machacados, que la geografía española está salpicada de hitos marcando cunetas y campos con fosas comunes de desaparecidos sin identidad, sin responso y sin piedad, que la Iglesia católica fue cómplice y actor de semejante atrocidad bendiciendo “La Cruzada por Dios y por España”, que sus curas eran militares confidentes y delatores (no lo afirmo yo, está ampliamente investigado y documentado por historiadores y que el Juez Garzón recoge en su auto).

Pero no solamente eso, quiere que olvidemos 40 años de la Historia de España.

¡No, señor Rouco Varela, no lo olvidamos!

Me salta al recuerdo…Blowin in the wind…con aquel cura-obrero con chaqueta de pana marrón y jerseys de cuello alto.

Un saludo desde mi memoria viva.

Pedro-Vicente Romero de Castilla Ramos

Un llamamiento a la movilización para todos…

enlaces-links-web

Os dejo la copia de la carta que se ha remitido desde La Memoria Viva a todas las asociaciones, plataformas, agrupaciones, organizaciones, partidos políticos, sindicatos, etc. haciendo el llamamiento para coordinar la tan solicitada movilización en Madrid. Hemos remitido más de 600 envíos de los cuales ya estamos recibiendo respuesta.

Palma de Mallorca a 19 de noviembre de 2008

Apreciado/os compañero/os:

Alertados por las ultimas noticias en referencia a “La Memoria Histórica” y desde la preocupación extraída de los foros relacionados con la misma; un grupo de afectados y de modo independiente a través de la red intentamos generar conciencia de “Memoria”, dar información y ayuda a otros afectados con los pocos medios de que disponemos; es decir, utilizando nuestro tiempo libre y las pocas herramientas de trabajo que tenemos a nuestro alcance: un blog creado a tal efecto recientemente ( http://lamemoriaviva.wordpress.com ) que está enlazado a otros particulares con el mismo fin, el correo electrónico (lamemoriaviva@hotmail.es), más los correos particulares de los colaboradores, los mensajes sms, y los foros creados a tal efecto.

Por todo ello, el motivo de la presente que usted/es recibe y que ha sido remitida a otras tantas asociaciones, federaciones, grupos de trabajo organizados, plataformas cívicas, ateneos, clubes, partidos políticos, sindicatos, y contactos particulares, es para solicitarles y transmitirles una idea o proyecto que está latente en dichos foros, la iniciativa de organizar una gran manifestación en la capital de España, en la cual se hagan efectivas nuestras reivindicaciones (la de todos los afectados) desde un punto vista y lema común, y como una acción de demanda social única, sin que premie los grupos mayoritarios y mejor organizados desde el punto de vista de las consignas, que deben ser generales; independientemente de cada grupo aporte sus lemas, logotipos, etc.

A sabiendas del trabajo incalculable efectuado por Usted/es y contando con sus estructuras de difusión y de convocatoria, nuestra propuesta tiene el propósito de poner en marcha dicha iniciativa desde todos los frentes posibles; y que haga que todos sean partícipes, generando una movilización masiva.

Esperando que recojan esta propuesta efectuada por personas que no tenemos más objetivo que seguir con el trabajo iniciado hace muchos años: dignificar la historia de nuestros familiares asesinados, desaparecidos, represaliados y olvidados; esperando recibir una respuesta; sea la que sea, de Usted/es.

Sin otro particular reciba nuestro agradecimiento anticipadamente por su atención y esperamos su futura y próxima colaboración desde este grupo.

Atentamente:

La Memoria Viva

(Colaborador: Pedro Vicente Romero de Castilla Ramos

Administrador del blog: Jordi Carreño Crispín)

LONDRES, LA METRÓPOLI COSMOPOLITA, ÉTNICA Y MULTIRRACIAL…

Vista panorámica desde la Catedral de San Pablo

Vista panorámica desde la Catedral de San Pablo

*****

Centrado como he estado estas últimas semanas, me había olvidado un poco de vostros, máxime, cuando hace tiempo que no os cuelgo algo diferente y que valga la pena para relajarse. Así que me he decidio por un vale la pena viajar a:

Maravillosa ciudad Londres, capital de Inglaterra y Reino Unido, es una de esas ciudades que enamoran por su diversidad, su pulso constante, su historia y tradición. Un lugar ideal para una escapada y disfrutar de la City of London.

Junto a Nueva York, Tokio y París es una de las ciudades imprescindibles para el viajero, el turista y el correcaminos mundano.

Hay muchas maneras de visitarla, pero dado su carácter yo os recomendaría un viaje multiusos: visitas culturales, turísticas, compras, gastronomía, relax y disfrute de sus rincones y vida. Un poco de todo está bien, aunque, de Londres siempre te vas con la sensación de que te has dejado algo por ver o visitar.

De los muchos viajes que hecho, he de reconocer, que es uno de los sitios que más me han gustado y donde uno siempre tiene el impulso de retornar.

Pintoresca, moderna, clásica, señorial, cosmopolita, étnica, multirracial y grande, muy grande ,para no tener que volver.

Lo que uno no debe perderse al llegar a Londres es sin duda: el centro dela ciudad, comprendiendo la ciudad a partir del West End con sus cines, bares, clubes, teatros, negocios y restaurantes. Picadilly Circus, El Soho y Chinatown son sus mayores atractivos. La ciudad de Westminster con la Abadía de Westminster, el palacio real de Buckingham, Clarence House, Banqueting House, el Distrito de Kensington y Chelsea, con sus museos (Science Museum, el Natural History Museum, el Victoria and Albert Museum y Hyde Park. Otras importantes atracciones turísticas son la Catedral de San Pablo, la National Gallery, el Bank side de Southwark con el Globe Theatre, la Tate Modern y el London Bridge, la Apsley House, el Tower Bridge y la Torre de Londres, Tate Britain, el Museo Británico en Bloomsbury.

Trafalgar Square y el monumento al Almirante Nelson

Trafalgar Square y el monumento al Almirante Nelson

El Teatro de Shakespeare en la ribera del Tamesis, pasear por sus orillas desde el London Bridge (Cerca tenéis el Canary Wharf o complejo financiero), el Country Hall, los centros comerciales próximos, etc. Llegando hasta el Big Ben en Wensminster de nuevo, habiendo pasado por el barrio del Temple y el obelisco de Cleopatra. Se pueden visitar los barcos de la Segunda Guerra Mundial atracados en pleno río, como el H. M. Belfast, etc. Pasear por los mercados como el de Spitafields en Broadgate y en Notting Hill el pintoresco mercado de Portobello (Está siempre lleno de españoles). No os podéis, ni debéis perderos las visitas a la Royal Nacional Gallery y el Museo Británico. (Espectacular invertir casi un día en ellos).

Con mi hija Aurora haciendo un receso en Starbucks

Con mi hija Aurora haciendo un receso en Starbucks

Entre las visitas favoritas de los gastadores están por supuesto los grandes almacenes como Harrods, rodeado de tiendas de dos plantas como Zara, etc. La tienda de Virgin Records en plena plaza de Picadilly Circus y Liverpool Street llena de tiendas y grandes cafeterías; y como no el centro comercial del O2 de paso que visitamos el punto donde está el meridiano 0 (Greeweech) y comemos algo en alguno de sus múltiples restaurantes.

En plan turista está claro que hay que ver el cambio de Guardia en el Palacio de Buckingham, Down Street, el Parlamento Británico, el Big Ben, la Abadía de Westminster (No confundir con la Catedral del mismo nombre cerca de la estación Victoria (Por cierto los marchosos encontraréis el Pacha de Londres justo enfrente de la salida de la estación), el Museo de Madame Tusaud’s o museo de cera, cerca está el monumento a Sherlock Holme’s y su ruta literaria. ¡Ah! Me olvidaba el London Eye, si encontráis un día soleado y estáis dispuestos a pagar, os recomiendo subir a contemplar una panorámica única de la ciudad. Si vais en invierno pasad por la pista de hielo de Somerset House, y si estáis en temporada navideña, disfrutaréis de las decoraciones. ¡Hey! no olvidéis de las fotos en la típica cabina telefónica, el boby (policia londinense), la Guardia Real (si no no creerán que habéis estado).

Con mis chicas en Sumerset House

 Sumerset House

Hay mucho más por ver y disfrutar, pero estoy seguro que encontraréis mil guías que os dirán que debéis o podéis ver. Pero lo que no se puede dejar de hacer es lo siguiente: Beber cerveza (Ale) o Guinness en la típica taberna o pub inglés e incluso comer en uno de ellos, tomar cafés en los Starbucks o Costa Café (yo prefiero los Starbucks), subir en el bus de dos plantas, en el típico taxi londinense o CAB (caros pero vale la pena), un paseo en barco por el Tamesis, viajar en le metro londinense (es la mejor forma de moverse, comprando el bono dependiendo de los días de estancia), dar paseos por sus impresionantes parques y jardines (en primavera disfrutaréis viendo las ardillas campar a sus anchas), comer en el Hard Rock que hay cerca de Buckingham entre Hyde Park y Green Park o el Planet Hollywood del Soho; aunque yo os recomiendo comer al menos un día en Chinatown, ver un espectáculo musical en el West End, comeros algún perrito en los típicos carritos ambulantes o Mr. Coffe’s, si la temporada de fútbol está en marcha es un pecado no ver un partido de la premier aunque no te guste el mismo; es todo un espectáculo.

Una vez allí encontraréis gente muy amable en los servicios públicos como el metro, buses, estaciones, en la restauración y muy correcta en la calle. Es probable que también rompáis el estereotipo del hooligan y os vayáis encantados con sus gentes.

Por Jordi Carreño

Sherlock Holmes & Carreño Jr.

Sherlock Holmes & Carreño Jr.

Han conocido la noticia y se han convertido en parte de ella…

Los artistas e intelectuales firmarán un manifiesto en favor del juez Garzón y de los afectados.

*****

HEMOS RECIBIDO LA NOTICIA

Hemos conocido la noticia de las 114.266 detenciones ilegales de desaparecidos del franquismo, hombres y mujeres marginados durante muchos años del discurso oficial de nuestra democracia, que son rehabilitados ante nosotros gracias a las asociaciones para la Recuperación de la Memoria Histórica, los investigadores y familiares.

Sus vidas conmovedoras y su sacrificio a favor de la libertad y la democracia, junto a las de sus compañeros represaliados, deben ser reconocidos sin distinción por quienes se consideran sensibles y demócratas como parte inolvidable del sacrificio español del siglo XX. Les debemos reconocimiento a su esfuerzo y esperanza por un mundo mejor en los años más terribles de la historia europea.

Por ello, sin entrar en la causa “sub judice” que respetamos, es motivo de celebración el trabajo encomiable del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de tramitar este sumario de la época franquista tras la aprobación de la Ley de Memoria histórica, por lo que implica de reparación pendiente por nuestra democracia. Por ello lamentamos el desproporcionado ataque a su labor desde ámbitos determinantes que han creado alarma en nuestra sociedad e indefensión en los demandantes.

Quienes dignificaron la democracia con la inmolación de sus vidas forman parte de uno de los capítulos más generosos de la memoria española del siglo XX y por ello no queremos permanecer impasibles ante la evidencia de este crimen contra la humanidad que se perpetró contra ellos en nombre de un Estado golpista, ni ante las maniobras para separar del Juzgado competente este caso.

Si quieres apoyar este manifiesto envía tus datos personales a esta dirección de correo electrónico.

hemosconocidolanoticia@gmail.com

PROMOTORES DEL MANIFIESTO:

ERNESTO SABATO

ANTONIO GAMONEDA

JOSE SARAMAGO

JUAN GOYTISOLO

JOSE MANUEL CABALLERO BONALD

JOSE LUIS SAMPEDRO

EMILIO LLEDÓ

PACO IBÁÑEZ

JOSÉ VIDAL BENEYTO

IAM GIBSON

BERNABÉ LÓPEZ GARCÍA

CRISTINA ALMEIDA

MANUEL RIVAS

JORDI DAUDER

JUAN CARLOS MESTRE

SUSO DEL TORO

PILAR DEL RIO

OLGA LUCAS

JULIA SANJUÁN

FANNY RUBIO

FERNANDO DELGADO

JOAN OLEZA

RAMÓN IRIGOYEN

LIDIA FALCÓN O’NEILL

JUANA VÁZQUEZ

MONCHO ALPUENTE

LUIS PASTOR

ELISA SERNA

MIGUEL GARCÍA POSADA

MARIA BARRANCO

SANTIAGO DE CÓRDOBA

MATÍAS ALONSO

PILAR BARDEM

El movimiento se demuestra andando…

Tal y como os hemos ido informando Pedro (Drope) y yo mismo, nosotros ya estamos movilizados hace tiempo y trabajando para un objetivo ambicioso pero factible. Os cuelgo la carta que se va a remitir a todas las asociaciones, federaciones, plataformas, grupos organizados e independientes, partidos políticos, sindicatos, etc. a partir de este viernes (no por nada especial, sino por disponibilidad y tiempo, debido al volumen de información que debemos distribuir). Esperamos a partir de este momento que la misma la vayáis dando a conocer y enviando a vuestros entornos más inmediatos y allí donde podáis generar adhesión y apoyos; sean foros, clubes, ayuntamientos, eblogs, páginas web, etc. Es el tiempo de empujar todos juntos y no dudéis de que esto es el principio de muchas más acciones y trabajo.

*****

Palma de Mallorca a 19 de noviembre de 2008

Apreciado/os compañero/os:

Alertados por las ultimas noticias en referencia a “La Memoria Histórica” y desde la preocupación extraída de los foros relacionados con la misma; un grupo de afectados y de modo independiente a través de la red intentamos generar conciencia de “Memoria”, dar información y ayuda a otros afectados con los pocos medios de que disponemos; es decir, utilizando nuestro tiempo libre y las pocas herramientas de trabajo que tenemos a nuestro alcance: un blog creado a tal efecto recientemente ( http://lamemoriaviva.wordpress.com ) que está enlazado a otros particulares con el mismo fin, el correo electrónico (lamemoriaviva@hotmail.es), más los correos particulares de los colaboradores, los mensajes sms, y los foros creados a tal efecto.

Por todo ello, el motivo de la presente que usted/es recibe y que ha sido remitida a otras tantas asociaciones, federaciones, grupos de trabajo organizados, plataformas cívicas, ateneos, clubes, partidos políticos, sindicatos, y contactos particulares, es para solicitarles y transmitirles una idea o proyecto que está latente en dichos foros, la iniciativa de organizar una gran manifestación en la capital de España, en la cual se hagan efectivas nuestras reivindicaciones (la de todos los afectados) desde un punto vista y lema común, y como una acción de demanda social única, sin que premie los grupos mayoritarios y mejor organizados desde el punto de vista de las consignas, que deben ser generales; independientemente de cada grupo aporte sus lemas, logotipos, etc.

A sabiendas del trabajo incalculable efectuado por Usted/es y contando con sus estructuras de difusión y de convocatoria, nuestra propuesta tiene el propósito de poner en marcha dicha iniciativa desde todos los frentes posibles; y que haga que todos sean partícipes, generando una movilización masiva.

Esperando que recojan esta propuesta efectuada por personas que no tenemos más objetivo que seguir con el trabajo iniciado hace muchos años: dignificar la historia de nuestros familiares asesinados, desaparecidos, represaliados y olvidados; esperando recibir una respuesta; sea la que sea, de Usted/es.

Sin otro particular reciba nuestro agradecimiento anticipadamente por su atención y esperamos su futura y próxima colaboración desde este grupo.

Atentamente:

La Memoria Viva

(Colaborador: Pedro Vicente Romero de Castilla Ramos

Administrador del blog: Jordi Carreño Crispín)

Garzón se inhibe, pero no abandona a los afectados…

baltasar-garzon-2008020811325107hg2

*****

El magistrado se inhibe en favor de los 62 juzgados donde están las fosas – Afirma que deben investigarse las desapariciones y las sustracciones de niños.


El País/JOSÉ YOLDI – Madrid – 19/11/2008

El juez Baltasar Garzón dio ayer un nuevo golpe de efecto al declarar extinguida la responsabilidad penal del general Francisco Franco y otros 44 miembros de sus Gobiernos y jefes de Falange, a los que acusaba de “delitos contra Altos Organismos de la Nación y la forma de Gobierno”, así como de “detención ilegal con desaparición forzada de personas”, en un marco de “crímenes contra la humanidad”.

El magistrado, en el auto de 152 folios por el que se inhibe en favor de 62 juzgados territoriales, destaca que Franco y los militares golpistas desarrollaron una “actividad criminal planeada y sistemática de desaparición y eliminación de personas por razones ideológicas”, lo que constituyó un “crimen contra la humanidad como claramente se definió en el Estatuto y Tribunal de Nüremberg”, que sistematizó el derecho preexistente y se aplicó en los juicios contra los nazis.

El auto de Garzón señala que “ante unos hechos como los aquí valorados (…) no es lo mismo declarar extinguida la responsabilidad de los principales cabecillas, por fallecimiento, que otorgarles la impunidad, el perdón y el olvido judicial, tildando sus acciones como mera represión política”.

“Las víctimas”, agrega el juez, “no se merecen una resolución que desconozca sus derechos ni la escenificación que cínicamente se está haciendo desde algunos sectores con una frivolidad difícil de calificar, apelando a los más bajos instintos y tratando de resucitar fantasmas de confrontación, cuando tan sólo se pretende dar una respuesta judicial que ha sido demandada dentro del ámbito que se le reconoce a su derecho”.

Garzón considera que “la justicia debe abordar esa respuesta en forma serena, pero ágil, sin dilaciones que se sumen a los años transcurridos sin la misma y que, eventualmente, puedan imposibilitar esa respuesta”.

El magistrado no reniega de su investigación, sino que se reafirma en que se debe seguir investigando porque los secuestros con desaparición de personas y la sustracción a sus padres de menores a los que se dota de identidades falsas son delitos permanentes.

No obstante, al resultar extinguida por fallecimiento la responsabilidad de los autores del plan sistemático de exterminio, asegura, el caso ya no debe continuarse en la Audiencia Nacional, sino en los juzgados de los lugares en que se cometieron los secuestros y donde han aparecido fosas con restos humanos. Garzón ha acordado que se les pase testimonio de la causa en formato DVD para que puedan reanudar las investigaciones. Ahora serán los jueces territoriales los que decidirán si siguen con las pesquisas y con las exhumaciones o si archivan los procesos. Seguro que entre 62 jueces habrá de todo, los que sigan con la causa remitida por Garzón y los que la archiven.

La resolución no ha causado sorpresa, puesto que el propio juez la anticipaba en el auto por el que se declaraba competente. El juez, de esta forma, ha dejado sin contenido el pleno de la Sala Penal de la Audiencia, convocado a instancias del fiscal jefe, Javier Zaragoza, ya que Garzón ha hecho ahora lo que el fiscal pretendía que hiciera hace un mes. Habrá que ver qué es lo que resuelve el pleno de la Sala, aunque es posible que no entre en el fondo del asunto.

Lo que sí ha causado sorpresa es el hecho de que el juez haya dedicado todo un capítulo a “los niños perdidos del franquismo”, que no aparecían mencionados en el auto por el que se declaró competente. Dice Garzón que de los documentos que figuran en la causa se desprende que “podría haberse desarrollado un sistema de desaparición de menores hijos de madres republicanas (muertas, presas, ejecutadas, exiliadas o simplemente desaparecidas) a lo largo de varios años, entre 1937 y 1950, realizado bajo la cobertura de una aparente legalidad”. A esos niños les habrían cambiado los apellidos para permitir su adopción por familias adictas al régimen.

“Esta situación”, dice el auto, “a pesar de lo terrible que puede parecer hoy día y de que a la gran mayoría de los ciudadanos les puede resultar casi inverosímil, lo cierto es que presuntamente ocurrió y tuvo un claro carácter sistemático, preconcebido y desarrollado con verdadera voluntad criminal para que las familias de aquellos niños a las que no se les consideraba idóneas para tenerlos porque no encajaban en el nuevo régimen, no pudieran volver a tener contacto con ellos. De esta forma se propició una desaparición legalizada de menores de edad, con pérdida de su identidad, cuyo número indeterminado dura hasta la fecha”.

Se trata de delitos que no están prescritos ni amnistiados y las víctimas (los hijos y sus progenitores) podrían estar vivas, por lo que “sus efectos seguirían perpetuándose sobre éstas, ante la inacción de las instituciones del Estado”. Garzón precisa que éstos son los hechos y desde las instituciones, específicamente el Ministerio Fiscal y los jueces competentes, se deben desarrollar todas y cada una de las acciones necesarias para que los mismos se investiguen, se sancione a los culpables y se repare a las víctimas o se ofrezca la posibilidad de que aquellos que están vivos (60 años en adelante) puedan obtener la recuperación de su identidad.

Olvidar esta realidad por más tiempo y poner trabas a la investigación, asegura Garzón, sería tanto como contribuir a la perpetuación de los efectos del delito.

El auto del juez

– “Declarar extinguida la responsabilidad penal por fallecimiento respecto de los delitos contra Altos Organismos de la Nación y de detención ilegal con desaparición forzada de personas en el contexto de crímenes contra la humanidad de: Francisco Franco Bahamonde” y otros 44 militares y miembros de los primeros gobiernos de Franco.

– “Acordar la inhibición de esta causa a favor de los Juzgados de Instrucción de las localidades a las que pertenezcan los lugares en los que estén ubicadas las fosas identificadas”.

– “Debe ratificarse con contundencia las bases sobre las que se asienta la investigación, así como la necesidad de la misma, al tratarse de delitos permanentes cuya comisión o efectos jurídicos son actuales”.

– “En el caso de las víctimas que pueden estar vivas, se debe tomar muy en cuenta en la investigación los casos de aquellas personas que durante su primera infancia o preadolescencia, fueron “sustraídos” de sus madres naturales durante la guerra o, principalmente, tras la misma. (…) Esta declaración nos pone ante hechos verdaderamente graves y que durante más de 60 años no han sido objeto de la más mínima investigación”.

Tenemos algo que aprender de los demás…

NO ES LA SOCIEDAD CIVIL. ES EL ESTADO

0 países revisan su pasado más trágico y dejan en evidencia la escasa implicación del Gobierno español.
Asociaciones de familiares han desenterrado ya 4.000 víctimas de la Guerra Civil.


El País/NATALIA JUNQUERA 17/11/2008

El cazo de la excavadora sacó una de las botas de Emilio Silva Faba, asesinado el 16 de octubre de 1936 en una cuneta cercana a Priaranza del Bierzo. Eran las 11 de la mañana del 28 de octubre del año 2000. Entonces, su nieto, Emilio Silva, aún pensaba que estaba resolviendo un problema familiar, enterrando a su abuelo con su abuela. Pero la imagen de aquel hombre desenterrando a otro fusilado durante la guerra provocó que los familiares de las víctimas comenzaran a perder el miedo a recordar a sus muertos e, inmediatamente después, que despertara en ellos el deseo imparable de imitar a Silva y rescatar también a los suyos de las cunetas donde los habían arrojado sus asesinos. El deseo se convirtió en reivindicación. Así nació el movimiento para la recuperación de la memoria histórica.


Desde entonces, las asociaciones de familiares han recuperado más de 4.000 cuerpos de cerca de 200 fosas comunes de la Guerra Civil. Lo han hecho gracias a un ejército de voluntarios, en el que nunca ha faltado un equipo profesional de forenses, antropólogos y arqueólogos.


La sociedad ha ido por delante de los gobiernos en casi todos los Estados, más de una treintena, que en los últimos años han revisado su pasado más trágico para destapar los crímenes cometidos en guerras o dictaduras, reparar a sus víctimas y condenar a sus verdugos. Pero aunque el proceso de recuperación de la memoria histórica prende siempre en la sociedad civil, en asociaciones de víctimas o familiares, es el Estado, a través de su autoridad administrativa y judicial, el único que puede llevarlos a cabo. Es el Estado quien acaba asumiendo la tutela del proceso. En España no ha sido así. El Gobierno se mantiene en un segundo plano.
Desde hace dos años, el Ejecutivo concede subvenciones a las asociaciones para realizar exhumaciones tal y como prevé la ley de memoria histórica. En su artículo 12, el texto afirma: “Las Administraciones públicas, en el marco de sus competencias, facilitarán a los descendientes directos de las víctimas que así lo soliciten las actividades de indagación, localización e identificación de las personas desaparecidas violentamente durante la Guerra Civil o la represión política posterior y cuyo paradero se ignore”. El Estado facilita, colabora y subvenciona las exhumaciones.


“España es el único país en el que el Estado subcontrata a los familiares de las víctimas para localizar a las víctimas”, denunció Esteban Beltrán, presidente en España de Amnistía Internacional, en la presentación del informe La obligación de investigar los crímenes del pasado y garantizar los derechos de las víctimas de desaparición forzada durante la Guerra Civil y el Franquismo. “Hemos analizado procesos de este tipo en 30 países y España es una excepción casi mundial. En la inmensa mayoría ha sido la fiscalía quien ha pedido e iniciado la investigación de las violaciones de Derechos Humanos“, añadió.


“En Argentina no se exhuma un cuerpo sin una autorización judicial”, explica Mercedes Salado, miembro del equipo argentino de antropología forense, que además de buscar, desenterrar e identificar a las víctimas de la su propia dictadura militar, ha trabajado, a petición de sus gobiernos, en 40 países. “Nos han llamado de las comisiones de la verdad de Suráfrica o Perú. Hemos trabajado para el Tribunal Internacional de La Haya con el caso de Bosnia, Croacia y Kosovo (1997-2000) y también para organizaciones de derechos humanos o asociaciones de familiares. En Ciudad Juárez nos llamaron para investigar las muertes de las mujeres y nos pidieron que no fuera ningún hombre del equipo. También nos llaman de Cruz Roja, de Naciones Unidas (Sudán, Togo), de la comisión presidencial de Uruguay… Hay varias fórmulas para afrontar estos procesos pero en casi todas, aunque no haya una búsqueda de responsabilidades penales, hay una judicialización de los casos”, añade.


Salado considera, como experta y como sobrina nieta de un desaparecido de la Guerra Civil, que la Ley de Memoria Histórica “es un inicio”. “Emilio [Silva] nos envió una copia del borrador de la ley nacional y de la catalana para que lo revisáramos y pudiéramos hacer enmiendas. La ley de memoria es incompleta, pero abre un marco. No hay, en ella, un papel activo del Estado en el esclarecimiento de esos crímenes, porque el Estado no asume esa responsabilidad, pero creo que abre un espacio para llevar a cabo otros intentos. El primer borrador del memorial democrático catalán era una locura porque había fosas de carácter prioritario: las que tuvieran víctimas nacidas en Cataluña. Que se plantearan abrir una fosa para sacar sólo a catalanes era una aberración”.


El equipo de antropología forense en el que trabaja Mercedes Salado ha recuperado 1.100 esqueletos en 24 años, pero sólo ha identificado a 300. En el próximo año esperan poder hacerlo con otros 300. El reciente viaje a España de un grupo de forenses argentinos para recoger muestras de ADN se enmarca dentro de ese objetivo.


Francisco Etxeberria, médico forense de la Universidad del País Vasco, el hombre que ayudó aquel 28 de octubre de 2000 a desenterrar el cuerpo de Emilio Silva Faba, considera que España “ha hecho poco en políticas de la memoria”. También ha trabajado en procesos similares en otros países como perito en procedimientos abiertos por vía penal. El Gobierno chileno le llamó para asesorar a la comisión de derechos humanos que investiga los crímenes cometidos durante la época de Pinochet. De esa experiencia concluye: “En el proceso de Chile hay dos raíles paralelos, el político y judicial, y por ellos transita el tren de los derechos humanos. En España, que tiene muchos más desaparecidos que Chile, no es así. Esto no estaba en el programa de ningún partido político, surgió por la presión de la sociedad civil. En estos procesos siempre hay tres pilares: derecho a la verdad, justicia y reparación. La ley de memoria histórica se apoya sólo en dos. El segundo, la justicia, no lo toca y es ahí donde irrumpe Garzón”, explica Etxeberria, uno de los siete expertos que asesora al juez en el proceso abierto en la Audiencia Nacional. “En Chile les sorprendía mucho que no hubiera una presencia oficial, de las autoridades en todo esto. Solían preguntarme: ‘Garzón se atreve con Pinochet, ¿y lo de España, qué?”.


El juez Baltasar Garzón se atrevió finalmente el pasado 16 de octubre con un auto que prometía “el fin de la impunidad” y que en 68 páginas logró satisfacer una espera de 70 años, según declararon los propios familiares de las víctimas. Pero el hecho de que un juez pretendiera abrir, casi una vida después, una investigación sobre los crímenes cometidos durante la Guerra Civil hizo saltar todas las alarmas. El pleno de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional se reunió con una urgencia sin precedentes para paralizar la apertura de fosas autorizadas por Garzón.


Éste es uno de los rasgos que más sorprende a los especialistas que han vivido procesos similares en varios países. “España es un caso peculiar porque podía haber hecho mucho más de lo que ha hecho sin correr ningún riesgo”, explica Pablo de Greiff, director de la Unidad de investigación del Centro Internacional para la Justicia Transicional, que ha asesorado a 33 estados en procesos de este tipo. Los riesgos que han asumido la mayoría de los países que han abordado el problema en regímenes aún tambaleantes, como acto fundacional de la democracia, en un momento todavía muy próximo a la comisión de los delitos y con sus autores todavía vivos, no se dan en España, que arranca el proceso 70 años después, en una democracia estable y con los verdugos ya fallecidos. “En ese contexto, la Ley de Memoria Histórica es una medida ostensiblemente tímida en todos los campos”, añade de Greiff. “Ni siquiera anula las sentencias de los tribunales franquistas. Con relación a los riesgos que ha enfrentado cada uno de los países en estos procesos y las medidas que ha llevado a cabo, España es el país más tímido en todos los campos: verdad, reparación y justicia”.


Ese miedo a reabrir heridas, a fulminar el espíritu de la Transición, que lleva al Gobierno a declarar ilegítimos a los jueces franquistas pero a no anular sus condenas, convierte a España en una excepción mundial, según Amnistía Internacional. “Es difícil encontrar un país que no haya creado una comisión de la verdad. España está en un momento crucial de su historia y está dando la espalda a su obligación de investigar delitos de derecho internacional constitutivos de crímenes contra la humanidad”, añadió Esteban Beltrán, presidente de la organización en España.


Esa reivindicación de los familiares ha terminado calando en el derecho internacional y de los derechos humanos, hasta el punto de que ha surgido un “derecho a la reparación”. “Nace en el tránsito a la democracia en el Cono Sur y la caída del muro de Berlín. Se incorpora al derecho internacional y de allí salta a las agendas políticas”, explica Felipe Gómez Isa, profesor de Derecho Internacional Público en la Universidad de Deusto. En 1985 en el séptimo congreso de la ONU sobre la prevención del crimen, se adoptó la Declaración sobre los Principios Fundamentales de justicia para víctimas de delitos y del abuso de poder. Desde entonces, Naciones Unidas lidera un proceso de precisión jurídica y conceptual del derecho a la reparación que pueda servir a los Estados para aportar un marco general de políticas de reparaciones.


El embajador de Marruecos en España y ex ministro de Justicia marroquí, Omar Azziman, uno de los padres de la llamada Instancia Equidad y Reconciliación, que investigó los crímenes cometidos en el reinado de Hassan II, explica: “Son procesos arriesgados. En Marruecos lo hicimos de forma progresiva. En un primer momento (1999-2003) el Estado reconoció que se habían cometido violaciones de los derechos humanos y se creó una comisión que se llamó Instancia Independiente de Arbitraje para indemnizar a las víctimas. Pero luego nos dimos cuenta de que lo que habíamos hecho no era suficiente y le propusimos al Rey la creación de la Instancia Equidad y Reconciliación para investigar las desapariciones forzadas, rehabilitar la memoria, restaurar los daños causados, estar en paz. Muchos miembros del Consejo pensaban que se había hecho ya suficiente y que intentar hacer más podía abrir heridas y poner en riesgo la transición democrática. Yo pensaba exactamente lo contrario, que con las secuelas que habían dejado esas violaciones de los derechos humanos, con ese trauma colectivo en la memoria, era imposible avanzar por el camino hacia la democracia y que aquello terminaría explotando tarde o temprano. El rey lo comprendió perfectamente y nombró a los miembros de la comisión. Fue muy audaz”.


La Instancia Equidad y Reconciliación resolvió 742 casos de desapariciones forzadas y torturas cometidas entre 1956 y 1999. Las víctimas recibieron una carta en la que el Estado les pedía perdón por ello. Durante varios días, ocuparon la televisión para relatar el horror vivido.


“España escogió otro camino. Las fuerzas políticas se pusieron de acuerdo en la Transición en que lo importante era el futuro. Redactaron una Constitución muy generosa con todo tipo de garantías para prevenir que aquello no volviera a ocurrir. Pensaron que estaba todo resuelto, pero 30 años después nos damos cuenta de que no. La memoria es una necesidad de la sociedad”, añadió Azziman.


El catedrático de psiquiatría y académico de la Real Academia Española Carlos Castilla del Pino, que ha tratado a muchas víctimas de la Guerra Civil asegura: “Un país que no revisa su pasado es menos sano mentalmente. Lo sensato es recordar, que es tanto como evitar repetir errores en el futuro. No es verdad que recordar sea reabrir heridas. No he visto revanchismo. El odio muere, se extingue, pero la necesidad de ponerle nombre a los muertos, de honrarlos, no. Siempre llega un momento en que hay que ponerle fin a ese trauma interminable”.


Políticas de memoria y reparación a las víctimas


– Argentina.
Anuló las leyes de Obediencia Debida y Punto final (similares a una amnistía), juzgó y condenó a los represores y convirtió el símbolo del terror practicado por las juntas militares durante la dictadura (1976-1983), la ESMA, en un Museo de la Memoria.


– Chile. Las primeras excavaciones de fosas comunes comienzan durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), lideradas por la Iglesia. Familiares de más de 3.000 ejecutados y de casi 30.000 torturados reciben pensiones económicas y servicios gratuitos. La presidenta del país fue víctima.


– Guatemala. El estado corre con los gastos de las exhumaciones en cementerios clandestinos e indemniza a las víctimas. Cuenta con el apoyo de la iglesia.


Marruecos. El Rey Mohamed VI creó una comisión de la verdad para investigar las desapariciones, detenciones, torturas, violaciones y ejecuciones cometidas entre 1956-1999. Pidió perdón a las víctimas y se comprometió a hacer cambios en su Constitución para evitar que lo ocurrido se volviera a repetir.


– Suráfrica. Reconoció los terribles crímenes en audiencias públicas. No juzgó a los culpables. Estableció medidas de compensación económica para las víctimas difíciles de cumplir en el contexto de pobreza que vive el país.


– Alemania.Las potencias vencedoras de la Segunda Guerra mundial ya habían destruido los símbolos nazis. La cuestión más controvertida era el derecho. En 1998, el Parlamento aprobó una ley que anulaba las sentencias dictadas por el Tribunal Popular o en juicios militares sumarísimos.
(Fuente del artículo de EL PAÍS, extraido de la página de la ARMH)