DAVID DE MIGUEL ÁNGEL, LA PERFECCIÓN CASI EXISTE…

Detalle cabeza

Detalle cabeza

Es una de las esculturas más famosas del arte universal. Esta representación del rey David efectuada por el artista italiano Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564); es un claro testimonio del arte renacentista denominado Cinquecento y de uno de los estilos propios que utilizó bien el autor, llamado “terribilitá”, en el cual solía reflejar la grandeza y fuerza de la representación que esculpía.

Con una altura que se aproxima a los 4,5 metros esta obra está esculpida en mármol de Carrara y de una sola pieza. Miguel Ángel utilizó una pieza estrecha y grande que había en la Catedral de Florencia y que llevaba años abandonada porque ningún otro artesano se atrevió a trabajar con ella. Esculpida con la técnica de cincel adquiere mayor relevancia, por la materia en sí, en la que trabajó el maestro.

Es una encarnación casi viva del rey David el momento antes de enfrentarse al gigante Goliat. Ello es perceptible claramente en la postura con todos los músculos marcados y en tensión, las venas acentuadas como si la presión sanguínea estuviera en su máximo exponente y la mirada fija y dura clavada en su objetivo. Podríamos definirla como una obra prácticamente prefecta en todas sus proporciones si no fuera porque el autor utiliza el contrapposto (algo muy usual en el mismo) como modo de romper esa perfección y resaltar la fuerza del personaje de su escultura, haciendo más notables ciertas partes del cuerpo. En este caso la cabeza del rey y su mano derecha.

Una escultura en la que hay que recrearse contemplándola hasta su último detalle. Las uñas de las manos y pies, las venas de sus muñecas, los detalles de los músculos en tensión, la plasticidad de la obra en general, transmite al espectador la sensación de que el tiempo está parado, pero que en cualquier momento la escultura realizará algún movimiento; es por decirlo de alguna manera, casi una obra viva. Una escenificación y simbolización del culto por la belleza sin ninguna duda.

La primera vez que la vi no pude abstraerme de la misma; y después de darle muchas vueltas creo que la filme en casi todos sus detalles, en una grabación de casi 20 minutos de duración. Creo que mi mujer y yo pocas veces hemos quedado tan impresionados ante una obra de arte.

Una obra que estuvo expuesta en la Plaza de la Señoría, donde actualmente hay una réplica y la original descansa para la contemplación de la humanidad en el Museo de la Galería de la Academia de Florencia. Ciudad de la que ya os hablaré algún día de estos.

Jordi Carreño

¡La leche qué historia…!

El consumo de leche comenzó hace más de 8000 años

Investigadores de la Universidad de Bristol (Inglaterra) han estado estudiando más de 2200 vasijas de cerámica encontradas en yacimientos de Oriente Próximo y los Balcanes y han descubierto ácidos grasos y otros residuos orgánicos relacionados con la leche. Esto quiere decir que el ser humano ya recogía y almacenaba leche antes del año 6500 antes de Cristo.

Los resultados, publicados en la revista científica Nature, amplían en unos 2000 años la fecha en la que el hombre empezó a ordeñar vacas, ovejas y cabras. Y es que, aunque el consumo de leche es algo cotidiano en nuestros días, no lo era en el pasado ni en todas las culturas. Actualmente, individuos de Asia y África muestran a menudo intolerancia a la lactosa. Un problema digestivo que no sufren las poblaciones europeas o de Oriente Medio.

La investigación busca ampliar el conocimiento sobre el proceso de evolución de los pueblos Neolíticos para saber cómo avanzaron desde pueblos de cazadores nómadas hasta sociedades agrarias y ganaderas.

Aunque la domesticación de estos animales empezó a ser común en el octavo milenio a.C., no hay evidencias de consumo frecuente de leche hasta 1000 años después. Según el artículo publicado, en regiones como el noroeste de la península de Anatolia (Turquía), donde el ganado bovino se había domesticado, la producción de leche era muy importante. Sin embargo, en zonas donde predominaban las cabras y ovejas la obtención de leche no era tan crucial para la comunidad.

(Fuente del artículo Canal Cocina http://www.canalcocina.es/)

Si deseáis ver esta información de manera gráfica podéis enlazar con: www.consumaseguridad.com/sociedad-y-consumo/2005/04/01/20108.php

 

Jordi Carreño