Lucia quiere conocer a su bisabuelo…

<>

Ha visto las fotos de color sepia una infinidad de veces sobre el aparador de la entrada de la casa de su abuela Aurora, ha oído hablar a su madrina (Mari) del abuelo con sus papás, ha visto a su tío trabajar buscándolo; pero no entiende bien que pasa, porqué murió su bisabuelo fusilado y sobre todo porqué nadie sabe dónde está enterrado su cuerpo. ¿Por qué su abuela el día de todos los santos no puede llorar  ni honrar a su padre? ¿Por qué ese mismo día, el cirio de color rojo permanece toda la noche encendido con la foto vieja como si invocase su fantasma?

Ella, sólo sabe que tiene los mismos rasgos que él. Que de todos los sobrinos, nietos y bisnietos quizás sea la que más se parece; y que así, se lo recuerdan constantemente.

Lucia Ramón Quintana, es la hija de un nieto de José Mira Casals  y por lo tanto lleva parte de la estirpe de los Mira. Es una niña curiosa y le gusta aprender; y por eso quiere saber que pasó con “el abuelo” de su padre, de sus  tío/as. Ella sabe que merece conocer sus orígenes, que es un derecho inalienable de todo ser humano, que la asiste el mismo derecho y la justicia., así que quiere conocer la historia del que fuera el patriarca de la familia Mira-Casals; y por lo tanto de los Mira-Ibáñez ; y de los Ramón Mira a la que pertenece ella.

Lucia es una niña que no sabe de odios, ni entiende de venganzas, no pretende fragmentar su país en dos, sólo hace las preguntas que haría cualquier niño de su edad, sobre todo cuando se habla de alguien de la familia, fuera o dentro  del entorno de la misma  ¿ Porqué entonces negarle el derecho de saber quién fue su bisabuelo y porqué murió?

Anexo al artículo de jcarreno: Comentario al artículo aparecido en la página WEB ARMH

Re: SÓLO SABIENDO LA VERDAD SE PUEDE PASAR PÁGINA (Puntuación 1)
por Jordi64 el Miércoles, 10 septiembre a las 17:06:55
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje | _JOURNAL)

Totalmente de acuerdo con el artículo y apuntes de los distintos expertos consultados. Pero es una lástima que estas iniciativas se inicien a nivel particular, por iniciativa de la sociedad civil; y por causa de esta la actuación del poder judicial, sin que la clase política desde los inicios de la democracia haya demostrado más que acciones voluntariosas o intentonas,  más que una actuación determinante y consensuada dedicada a resolver un problema latente de una parte importante de la sociedad. La Ley de la Memoria Histórica, al igual que la de las Fosas Comunes en Cataluña además de ser incompletas carecen de los medios y voluntad política para llevarlas a cabo en su totalidad, por lo que parecen más un placebo para el malestar social ,que un medicamento dispuesto para la cura y rehabilitación del enfermo.

Debemos llegar hasta el final para  poder perdonarnos los unos y otros, con la equidad de la historia completa, sin más miedo a los fantasmas del pasado;  y sí pensando en que en un futuro NUNCA SE VUELVA A REPETIR LA HISTORIA

Anexo al artículo editado por jordi64 en los diarios de la ARMH:

DESMEMORIADOS Y NUNCA OLVIDADOS

por: jordi64

Enviado el: 01-15-2008 @ 06:54 pm

Un país sin memoria es un país condenado al olvido. No saber de donde venimos y quienes somos no puede ser más que un mal augurio para el  futuro que nos ha de llegar.

Últimamente está muy de moda hablar de la MEMORIA HISTÓRICA en los foros de debate de temario ,tanto político como social. Y yo me pregunto: ¿A qué Memoria Histórica se refieren? cuando sólo hemos cerrado los ojos y hemos intentado pasar la negra y triste página de nuestra historia de la manera más sutil en pos y nombre de  la democracia que tanto anhelábamos; y que tanto nos ha costado consolidar.

No dudo de que hubo un tiempo y momento en que los acuerdos alcanzados durante la transición fueron los adecuados; pero tampoco tengo la menor duda de que se podría haber realizado una labor más efectiva en adecuar los datos y hechos a la historia, así como el reconocer a nuestros familiares, amigos, vecinos y camaradas en su lucha por la libertad y legitimidad de un gobierno Republicano derrocado por un irracional alzamiento militar de salva-patrias, por la inoperancia misma de los fieles a la República, así como la indiferencia de las grandes democracias mundiales.

No es ahora solamente cuando hemos de mantener la lucha por su recuerdo y memoria, sino es una labor continua para que no caiga en el olvido de las futuras generaciones que nos precederán, lo acontecido durante la GUERRA INCIVIL.

Únicamente se ha intentado desmemoriar al pueblo con la excusa de no abrir viejas heridas. ¿Falacia o eufemismo?

Los nuestros nunca han sido olvidados, quizás hayan sido desmemoriados por comodidad e interés, pero ¡NUNCA OLVIDADOS!; ya que somos muchos los que seguimos trabajando para encontrarlos, contar sus historias y hacer digna y valedera su muerte (si es que puede haber dignidad en una guerra, en la muerte, en la miseria, etc.  y más entre hermanos). Nosotros (al menos muchos) ya hemos perdonado, pero no olvidamos, ni queremos olvidar, sino todo lo contrario, trabajamos por la memoria de los desmemoriados.

¡Salud, libertad y República!

Mick Hucknall o la voz de Simply Red…

Como ya os había prometido, en el blog no todo será formal, trascendente, serio y comprometido. También  había declarado mi intención de ir añadiendo algún que otro post lúdico, curioso, ocioso y que al mismo tiempo sirviera a modo de recomendación. Este es el caso del actual.

¿Porqué lo inico con un grupo musical británico? En principio porque como ya apunté es su día en  mi tarjeta de presentación del blog soy un melómano, porque aunque mis preferencias musicales normalmente derivan más hacia la música clásica, la ópera, el jazz, funky, rythm&blues, soul y el rock de los 70 y 80; dentro de la música pop de la época de los 90 y más concretamente del pop-británico me cautivó una voz masculina de aire soul (Mick Hucknall), con ritmos británicos que unían el soul, el funky y el rythm&blues con cierta fusión e influencia sonora reegae. Me pareció entonces una gran apuesta musical, y me sigue pareciendo todavía un regalo para los oídos y sobre todo para el alma “La música amansa las fieras”. Así pués manteniendo el formato histórico de mis ciber-escritos, os dejo con la Biografía del grupo y el apunte de su discografía con los enlaces o links de interés al respecto. Que lo disfrutéis al menos tanto como yo…

Mick Huchnell -Portada Simplified

Mick Huchnell -Portada Simplified

Simply Red

Fuente de la información: Wikipedia, la enciclopedia libre:

LOS MIEMBROS DE LA BANDA:

Mick Hucknall
Dave Clayton
Steve Lewinson
Kevin Robinson
Pete Lewinson
Dee Johnson
Ian Kirkham
Kenji Suzuki
Chris De Margary
Sarah Brown
John Johnson

Grupo Británico. Pop, soul, jazz y rythm & blues son las influencias sonoras que ofrece principalmente esta banda además de contar con canciones de Reggae y Rock, que cumplirán 25 años de historia en 2009.

Fue formado en 1984 por el cantante Mick “Red” Hucknall (nacido Michael James Hucknall el 8 de junio de 1960 en Manchester), quien contó para ello con tres ex miembros del grupo Durutti Column: Tony Bowers (n. 31 de octubre de 1952) al bajo, Chris Joyce (n. en Manchester el 11 de octubre de 1957) a la batería y Tim Kellett (n. en Knaresborough el 23 de julio de 1964) al teclado; además de con Sylvan Richardson (guitarra) y Fritz McIntyre (n. en Birmingham el 2 de septiembre de 1956) al teclado.

Discografía:

Picture Book

El grupo firmó con Elektra Records y realizó Picture Book (octubre de 1985),con el que Simply Red se colocó en el número 2 de las listas inglesas, en las que se mantuvieron durante 30 semanas consecutivas. Este CD contenía los temas “Money’s Too Tight (To Mention)” y “Holding Back the Years”, que fueron grandísimos éxitos, convirtiendo al grupo en uno de los protagonistas del año musical en 1986. Tambien hay que destacar otros temas como “Heaven”, “Picture Book, “Come to my Aid”, “Jericho” y “Open up the Red Box”. “Estuve sin empleo durante cuatro años y mi primer álbum llegó a las listas de éxito. Estuvo entre los más vendidos de mi país”, dijo Mick. Nadie había conseguido hasta la fecha volar tan alto con su primer larga duración.

Formación inicial de Simpley Red

Formación inicial de Simpley Red

Men & Women

En marzo de 1987 Simply Red publica su segundo álbum, Men & Women, un disco totalmente soul, un estilo muy del agrado de Mick que contenía dos colaboraciones entre Hucknall y el letrista de soul Lamont Dozier,Este fue menos exitoso, aunque generó temas muy populares como “The Right Thing”, “Infidelity” y “Ev’ry Time We Say Goodbye”.

A los pocos meses de la publicación de este álbum, el guitarrista Richardson abandonó el grupo y fue reemplazado por el guitarrista Aziz Ibrahim, quien a su vez fue reemplazado por el brasileño Heitor T.P.

A New Flame

Simply Red publicó un nuevo trabajo en febrero de 1989, bajo el tíyulo de A New Flame. Este álbum resultó ser uno de los de mayor éxito de la banda y les sirvió para situarse en lo más alto de las listas. Fuedisco de oro gracias a la versión del tema de 1972 de Harold Melvin & the Blue Notes “If You Don’t Know Me By Now”; también fueron éxitos temas como la versión del tema de Barry White “It’s Only Love” y “A New Flame”, “More” y “You’ve got It”.

Stars

Ese año la banda se consolidó como el grupo blanco de Soul más importante salido de Inglaterra.Tras el cuarto disco, Stars (septiembre de 1991), Bowers y Joyce abandonaron la banda, y se unieron a ella Shaun Ward en el bajo y Gota Yashiki en la batería, además del saxofonista Ian Kirkham. El disco fue un relativo fracaso en Estados Unidos (“Something Got Me Started” y “Stars” fueron, no obstante, temas exitosos) pero un grandísimo éxito en el Reino Unido, donde fue el disco más vendido de 1991. Vendió en todo el mundo casi 8 millones y medio de copias, superando a importantes estrellas como Michael Jackson, U2, Dire Straits y Guns N’ Roses. Otros temas destacados de este fueron “Thrill Me”, “Your Mirror”, “For Your Babies” y “Wonderland”. Al año siguiente la banda graba un concierto realizado en Hamburgo, el cual fue reeditadp en 2005.

Life

Ward y Gota se marcharon al ir a realizar el quinto álbum, Life (octubre de 1995), incorporándose, en cambio, la cantante Dee Johnson. El single de este álmbum fue Fairground, el primer número uno de la banda en Inglaterra, y otros temas como “So Beautiful”, “Never Never Love”, “We’re In This Together” y “Remembering the First Time” se convitieron en éxitos. El hit We’re in This Together fue interpretado por Mick Hucknall y un coro en la ceremonia de la Eurocopa 1996, la cual tuvo lugar en Inglaterra.

Greatest Hits

Al año siguiente Simply Red saco su primer recopilatorio de grándes éxitos titulado Greatest Hits incluyendo en el un hit titulado “Angel”, el cual tuvo mucho éxito y se convirtió en un clasico de la banda y logro primeras posiciones en las listas británicas. Hoy en día sigue vendiéndose.

Blue

En 1998 la banda saca a la venta el CD Blue, disco que se reencotraba con el género clásico de esta. Fue su quinto disco consecutivo en llegar a la cima de la lista de álbumes inglesas, además que fue el regreso a un estilo soul más cercano a “A New Flame”. De este CD se destacaron varios éxitos como “Mellow my mind”, “Say you love me”, “Night Nurse”,de Gregory Isaacs, que alcanzó el primer lugar en las listas de ese país, “Broken Man” y el cover del tema de la banda Bread “The air that I breathe”. Ese mismo año se grabó en el Lyceum Theatre el DVD en vivo Live in London, el cual fue uno de los más vendidos.

Love and The Russian Winter

En 1999 aparece Love & The Russian Winter, un trabajo que mostraba las nuevas tendencias musicales de Hucknall, y que incluía además, versiones muy discotequeras. No tuvo mucho éxito pero de este se destacaron temas como “Ain’t That A Lot Of Love”, “The spirit of life”, “Back into the universe” y “Thank you”. Sin embargo, sobre ese disco Mick Huncknall dice que “Cada vez que me siento a hablar de un nuevo proyecto, puedo decir con la mano en el corazón que di lo mejor en ese momento en particular”…”Pero siento que esta vez alcancé la cima.”

It’s Only Love

En el año 2000 la banda saca el disco It`s Only Love, una recopilación de grandes éxitos más un nuevo hit, “Lady godiva’s room”.

Home

Tras renunciar a las disqueras y crear su propio sello discográfico, simplyred.com, editaron Home en 2003, un álbum grabado en el estudio privado de Mick Hucknall, con medios más discretos que anteriores trabajos pero logrando un sonido más puro, que vendió más de un millón de copias. Cuenta de varios éxitos como “Sunrise”, de Hall and Oates, el cual lo puso de nuevo en la cima de las listas musicales británicas , “Fake” (con un popular videoclip), “You Make Me Feel Brand New” y, por último, “Home”, cuyo videoclip fue grabado en Málaga. Ese mismo año graba en Sicilia un nuevo DVD en vivo, con extras de conciertos en Croacia y Francia. Ese mismo año saca a la venta un DVD con todos sus videoclips hasta el momento, titulado Simply Red Greatest Video Hits.

Simplified

Dos años después, la banda produjo Simplified, una colección de viejos temas con arreglos musicales de estilo de música cubana como el totalmente renovado “Something Got Me Started” y nuevas canciones como “Perfect Love”. Más tarde se lanzó el DVD Cuba!

El 25 de Septiembre de 2006 se lanzó a la venta el sencillo Oh! What A Girl! un nuevo éxito, y que cierra el ciclo del DVD Cuba grabado en el Teatro más importante de La Habana.

Stay

El último disco que salió de Simply Red se publico el 12 de Marzo de 2007, lleva por título “STAY” y del cual el primer sencillo extraído es “So Not Over You” que ya ha comenzado a ser radiado en todo el mundo. El sencillo salio a la venta el 5 de Marzo de 2007 en el Reino Unido. De este CD se destacaron “Oh!What A Girl!”, “Stay”, “The World And You Tonight” y “Good Times Have Done Me Wrong”. Ese mismo año la banda graba un nuevo DVD en vivo, esta vez en el Royal Albert Hall, interpretando todos lo grandes éxitos de su historia y los mejores hits de este nuevo CD. El DVD fue titulado Stay at the Royal Albert Hall

Ahora, luego de más de 20 años junto, la agrupación anunció su retiro.

Actualmente, la banda está realizando una gira mundial. Hucknall ha asegurado que la gira continuará hasta primavera de 2010 por todo el mundo y que, una vez finalice, “me relajaré y crearé una carrera con mi propio nombre”, ya que “tengo pasión por diferentes estilos de música, entre ellos por los 40 con música de fiesta. De alguna manera, decidimos que 25 años fue suficiente”, dijeron en un comunicado de prensa.


Recientemente, el pasado 18 de Junio, Mick Hucknall fue padre de una niña llamada Romy True Hucknall nacida en Londres.

Enlaces de Simpley Red en YOUTUBE:

www.youtube.com/watch?v=OOJJ1JWgWIA

www.youtube.com/watch?v=1dKNc6RMYk8

El regalo de las Azores…¿Quién se acuerda…?

 

Hace más de cuatro años de esta carta enviada al períodico El País a su apartado de “cartas al director”  como crítica a un artículo públicado por el excelente escritor y periodista Mario Vargas Llosa (aunque difiero mucho de su pensamiento liberal conservador). El que aparezca ahora en mi blog no es más que un recuerdo aquellos momentos de tensión internacional, de un cambio político en nuestro país auspiciado precisamente por la situación externa y por una serie de circunstancias internas que ahora no vienen al caso,  pero que si merecen un recuerdo y una reflexión ahora que nos acercamos al período electoral en Estados Unidos y que del resultado del mismo; aunque no lo parezca y le demos poca importancia por la lejanía geográfica, ideológica intrínseca propia del país y por otros muchos más motivos, nos afecta a todos aunque no queramos. Nosotros que estamos sensibilizados con los temas de abusos bélicos, desaparecidos, etc. no podemos obviar que continúan sucediendo en el mundo situaciones parecidas a las que tuvieron por desgracia oportunidad de vivir nuestros seres queridos. Que la famosa foto de las Azores sólo ha aportado desgracia, más muertos y más dolor  que el propio provocado por el sátrapa dictador derrocado es ya un hecho más que evidente. Que las mentiras en las que se cimentaron la invasión y la guerra están más que probadas y demostradas, por tanto, ahora yo diría aquello de ¿Quién se acuerda de la foto de las Azores?

Foto de las Azores

Foto de las Azores

CARTA AL PERÍODICO EL PAÍS:

Palma de Mallorca a 22 de marzo de 2004

A la atención del Sr. Director de “EL PAÍS”:

Soy un lector asiduo de su periódico y por lo tanto uno de los muchos seguidores y admiradores de los artículos del Sr. Mario Vargas Llosa aunque no siempre comparta sus opiniones. La discrepancia  enriquece los puntos de vista, amplia la visión de los criterios y conocimientos, a la vez que nos hace empatizar con otras opiniones y conceptos, es decir, mejora el entendimiento y la razón sin la necesidad de compartirlos parcial o totalmente.

Parto de esta pequeña aclaración para mostrar mi disconformidad con alguna de las opiniones expuestas en su artículo “Madrid en el corazón” del pasado domingo 21 de marzo; haciendo referencia a la errónea decisión de la retirada de las fuerzas españolas de territorio iraquí por parte del futuro gobierno del Sr. José Luis Rodríguez Zapatero, basándose en primer lugar, en la necesaria, buena e indiscutible labor de las tropas españolas en el trabajo de ayuda humanitaria que vienen desarrollando y que nadie cuestiona y pone en duda. Así como en la hipotética rendición de que por tal  hecho el Gobierno español cede al chantaje vil del terrorismo. Este punto de vista, muy respetable por otra parte desde la particular visión del Sr. Mario Vargas Llosa no contempla bajo parecer varias circunstancias a tener muy en cuenta y de vital importancia en este tema y, que hacen precisamente que discrepe variando mi percepción de los hechos con respecto a sus hipótesis.

La primera y más importante es la disconformidad manifiesta y soberana del pueblo español, la cual quedó determinantemente patente en las manifestaciones anteriores y posteriores al conflicto; y las cuales fueron desoídas por el actual gobierno en funciones, y que a su vez, y sin duda alguna tuvieron su repercusión y respuesta por sufragio universal en las pasadas elecciones generales propiciando así el cambio de Gobierno, entre otras hipotéticas y posibles razones (Catástrofe del Prestige, atentados del 11-M, etc.). Seguidamente de que tal participación aunque sea humanitaria se produce bajo un acto de ocupación bélica no reconocida y no legitimada por las leyes internacionales y autoridades de la ONU, por lo que está fuera de toda legalidad internacional. Sin entrar en el detalle de si era o no conveniente, dado que las circunstancias actuales en las que las evidencias y pruebas obtenidas están demostrado que el motor del conflicto que fueron las armas químicas y de destrucción masiva, así como la supuesta capacidad de usarlas en un corto período de tiempo no son tales. Dan cuando menos una dudosa y cuestionable razón que fundamente dicha intervención. Por todo ello, si no ha sido una falacia del Gobierno de los Estados Unidos, sí ha sido un grave error de apreciación, de evaluación, de gestión, y de buen hacer del mismo en una crisis internacional tan importante como ésta. Actuando una vez más los Estados Unidos de manera impulsiva, supuestamente interesada, unilateral y fuera de toda legalidad internacional.

Así mismo el planteamiento de la retirada es sin duda alguna  algo más que una posición política y electoralista del PSOE. Es un compromiso electoral con el pueblo español, fundamentado en el sentir mayoritario del mismo, y basado en los puntos anteriores y cronológicamente anterior al desgraciado, miserable, y horrible atentado del 11-M. Por lo que en mi opinión tiene una razón de ser social, política, legal, y después de la fatídica fecha, sentimental, sensible, y solidaria para todos los afectados de una manera u otra.

Recordar así mismo el talante conciliador, dialogante y de consenso del Sr. José Luis Rodríguez Zapatero, que permitiría un posible cambio de postura siempre y cuando se viese respaldado social y políticamente por una mayoría que aceptase una resolución de Naciones Unidas, y que bajo su auspicio y amparados en la legalidad internacional se variara la actual política de intervención. Sería un craso error por su parte, mantener las tropas en contra de la decisión mayoritaria y soberana del pueblo español, y bajo la sospecha de intrusismo político de otras naciones, con la sombra de la ilegalidad,  los intereses mercantilistas de algunos y máxime con la sensación de haber sido de nuevamente engañados.

¡Vayámonos! Aunque tengamos que volver. Para poder volver con el respaldo legal y con el beneplácito del pueblo iraquí soberano de su destino. Volvamos por solidaridad con el pueblo que sufre y necesita ayuda, pero como una fuerza humanitaria capaz de hacer mejorar las cosas, de reconstruir el país, y no como una fuerza de ocupación invasora o cómplice del invasor. Volvamos como los adalides y garantes de la democracia, de la legalidad, de la legitimidad, de la transparencia informativa, de la verdad, del respeto por el prójimo, y los derechos humanos. Volvamos en nombre de todos los que nos necesitan, y de las gentes de bien que todavía creemos en la raza humana y en la libertad, aunque sea un arduo trabajo. Volvamos en nombre de los que están  y de los que ya no estarán nunca más, para honrar sus memorias. Volvamos porque nos duele el corazón de tanto mal hecho y de tanto bien por hacer.

Jorge Luis Carreño Crispín

Tropas españolas en el extranjero (Afganistan)

Tropas españolas en el extranjero (Afganistan)

El escritor peruano Mario Vargas Llosa

El escritor peruano Mario Vargas Llosa

 

LA PERSEVERANCIA DE LOS DESAPARECIDOS

Los debates políticos muchas veces terminan enconándose y de nada sirven los argumentos racionales. Es entonces cuando acaso sirvan las historias, como ésta, que trata de un maestro de escuela de la República.

El País/JULIO LLAMAZARES 26/09/2008

Guardo en mi casa de vacaciones -la vieja casa de mi familia- el retrato de un hombre al que no conocí, pero cuya presencia me ha acompañado siempre, al igual que a mis padres y a mis abuelos. Se trata del retrato de un tío mío, maestro de la República, que desapareció en la guerra y al que, mientras vivieron, sus padres y sus hermanos buscaron inútilmente. Tal vez por eso su foto permaneció siempre en el comedor presidiendo las comidas y reuniones familiares y por eso yo la conservo, no en el mismo lugar, pero sí en otro preeminente, después de reformar la casa hace algunos años.
La perseverancia de los desaparecidos (tomo la frase de un título del poeta Miguel Suárez que publicó Hiperión) se muestra en esos detalles, pero también en su resistencia a desaparecer del todo, como sucede con las estrellas, que siguen dando luz después de muertas, incluso cuando llevan millones de años apagadas. Y es que los desaparecidos se convierten en fantasmas que continúan viviendo junto a nosotros, por más que no los veamos salvo en las fotografías que conservamos de ellos.
La providencia del juez Garzón recabando de todos los archivos la relación de desaparecidos en la Guerra Civil y en la posguerra (para muchos, una continuación de aquélla) en orden a confeccionar la lista completa de sus nombres con el fin de proceder a su rescate -en el caso de que se sepa dónde se encuentran sus restos- o a su búsqueda y reivindicación -en el contrario- me ha hecho recordar a mi tío Ángel y a revivir escenas de mi niñez, cuando mi padre y sus hermanos le buscaban todavía, cosa que no dejaron de hacer, ya digo, mientras vivieron, aunque en los últimos tiempos ya sin ninguna esperanza. Por edad, no alcancé a vivir el dolor de mis abuelos, que se fueron con la pena de morirse sin saber qué había sido de su hijo ni si en verdad les había precedido en su destino, como todo hacía pensar; una pena tan grande que a mi abuela la llevó a experimentar incluso fenómenos de aparición (llegó a ver a su hijo una noche en la cocina y a escuchar su voz varias veces, según me contaron luego) y que se vio agrandada por el acoso que ambos tuvieron que soportar por parte de los guardias y la policía franquistas, que pensaban que mi tío pudiera estar escondido en casa, o en el monte, con los grupos de huidos republicanos que durante muchos años resistieron en la zona.
Si cuento todo esto no es, por supuesto, por hacer pública una historia privada y personal, sino por transmitir a quienes se oponen a la búsqueda y reivindicación de los miles de personas desaparecidas en España a lo largo de la guerra y la posguerra el sufrimiento experimentado durante años por sus familias y -algo que les sorprende aún más- la razón de que ese sentimiento perdure en sus descendientes, incluso en aquellos que, como yo, ni siquiera llegamos a conocer a los protagonistas. La experiencia personal, por más que sea limitada, alumbra muchas veces más que todos los análisis teóricos.
En el debate que últimamente se está librando en nuestro país sobre la necesidad de la recuperación de la memoria histórica, como se ha dado en llamar, de una manera eufemística, a la búsqueda de los desaparecidos, se han esgrimido por una y otra parte todo tipo de argumentos y razones. Por parte de quienes la rechazan (la derecha, sobre todo, pero también un número no pequeño de personas sin ideología concreta, incluso de la izquierda más pragmática o más muelle), que hay que mirar hacia delante y no hacia atrás, que la guerra ya ocurrió hace más de medio siglo, que el andar escarbando en el pasado puede reabrir heridas, que a los que lo pretenden sólo les mueven el odio y el revanchismo. Por parte de los que la defienden (la recuperación de la memoria histórica), que el olvido no es justicia, sino todo lo contrario, que la memoria es una necesidad vital, aparte de un derecho de todas las personas y los pueblos, que las heridas no se reabren por buscar a los muertos y enterrarlos dignamente, puesto que nunca se llegaron a cerrar (entre otras muchas razones, por la oposición de aquéllos a que pudiera hacerse cuando debía), que el tiempo transcurrido es garantía de que la historia se puede conocer sin gran peligro, que no parece muy coherente que se reivindique a cada momento la memoria de las víctimas de ETA mientras que se les niega lo mismo a las del franquismo o que, en fin, ya es hora de que los desaparecidos afloren de sus limbos y sus tumbas clandestinas y descansen para siempre donde deben, esto es, donde deseen sus familiares, como ocurre en todos los países democráticos. No seré yo, aunque podría hacerlo sin duda alguna, el que añada más razones y argumentos al debate (en mi caso, por supuesto, a favor de los que quieren y reclaman la verdad), entre otras cosas porque por experiencia sé que, en los debates políticos, y éste lo es, nadie convence a nadie de nada racionalmente. Me limito, por ello, a contar mi historia, como comencé este artículo, por si con ella logro ablandar la sensibilidad de alguno de esos que, insolidariamente o por conveniencia, se resisten a que otros conozcamos qué ocurrió con nuestros familiares o vecinos y podamos, llegado el caso, darles la paz que nunca tuvieron.
Cuando estudiaba bachillerato, en una clase de religión, entonces obligatoria como determinada gente pretende volver a hacer (se ve que no confían demasiado en sus ideas), recuerdo que el profesor, un cura, lógicamente, nos explicó las razones morales por las que el robo era considerado un pecado por la religión católica. De todas las esgrimidas, que eran bastantes, hubo una que aún recuerdo, pues me llamó la atención poderosamente en aquel momento. Era aquella que decía que “las cosas claman por su dueño” y no dejan de hacerlo hasta que se le restituyen. Imaginaba yo entonces un sordo rumor de ambiente producido por todos los objetos que, robados, permanecían en manos de los ladrones y cómo éste debía de delatarlos, así como la paz que los propios objetos habrían de sentir cuando por fin eran devueltos a sus legítimos dueños. Como si los objetos tuvieran alma y sufrieran igual que las personas.
Yo no sé si la religión católica sigue alentando esa presunción, tan literaria por otra parte, para condenar el robo (y para sacralizar, de paso, la necesidad de la restitución de lo robado, condición imprescindible para el perdón del pecador), pero la he recordado muchas veces para explicarme a mí mismo la razón de que hechos sucedidos hace décadas continúen planeando sobre mí y, por lo que puedo ver, sobre muchos otros compatriotas. Que 70 años después de acabada la guerra y comenzada la posguerra, con todo lo que ha ocurrido desde esas fechas, mucha gente continúe reclamando conocer el paradero de sus desaparecidos no indica más, aparte de que, contra lo que muchos quieren, las heridas siguen abiertas, que aquellos siguen clamando en nuestras conciencias y que lo hacen con perseverancia. Sólo así puede explicarse que, después de tantos años de silencio, de olvido institucional, de persecución incluso de su memoria, y después de muertos ya la mayoría de los que los conocieron, su recuerdo y sus nombres sigan vigentes y que haya gente que continúe buscándolos. De la misma manera que sólo así se explica la perseverancia de ésta, hijos y nietos de los desaparecidos muchas veces, que, aunque no llegaron a conocerlos, crecieron, como yo, viendo sus fotos y oyendo a sus padres y a sus abuelos hablar de ellos como si siguieran vivos.
No lo están (el tiempo transcurrido ya ha dejado lugar a la verdad), pero tampoco están muertos, o no lo están del todo, pues su recuerdo sigue turbándonos. ¿Cómo entender, si no, que haya gente que siga todavía buscando el paradero de personas de las que no posee ninguna pista o que las fotos de éstas permanezcan en sus sitios, como la de mi tío Ángel, al revés que las de los muertos, que desaparecen de nuestras vidas a medida que el tiempo va transcurriendo? Personalmente a mí nadie me pidió que la conservara, ni que estuviera atento a cualquier noticia que sobre mi tío pudiera aparecer, pero lo hice y lo sigo haciendo, y ello a pesar de que ya no vive nadie de cuantos lo conocieron de mi familia. El recuerdo de mi padre buscándolo inútilmente y el conocimiento del sufrimiento de mis abuelos es motivo suficiente para hacerlo. Eso y la perseverancia de mi tío Ángel, aquel maestro que llevaba a los niños a lavarse antes de empezar la escuela y que soñaba con un mundo más justo y cuya foto me espera cada verano en la casa en la que nació.
Julio Llamazares es escritor.
Fuente del artículo: WEB de la ARMH

I Pagliacci de Leoncavallo

Una de mis óperas favoritas  es “I Pagliacci de Leoncavallo”. Una obra peculiar con una historia peculiar. Ruggero Leoncavallo la escribió para presentarla a concurso en 1888 y fue rechazada. Tiene para mi gusto personal una de las mejores arias: “Recitar!…Vesti la giubba”, capaz de hacer que se me ponga la piel de gallina, lo mismo que dicen  que era, lo único capaz de hacer llorar a scarface (Al Capone) cuando la oía.

Escucharla en las voces de Luciano Pavarotti en el papel de Canio, Mirella Freni en Nedda, Ingvar Wixell como Tonio, Vincenzo Bello haciendo de Beppe y Lorenzo Saccomani de Silvio es un lujo. Un elenco que parece haber nacido para cantar esta obra juntos. Quizás porque la mayoría son italianos y son capaces de sentir y transmitir esta tragedia como nadie.

Ruggero Leoncavallo

Ruggero Leoncavallo

HISTORIA DE LA OBRA:

Esta obra está muy ligada a la ópera de Mascagni “Cavallería Rusticana” , es más, se las consideran óperas hermanas debido a que sus historias están muy ligadas tanto cronologicamente como en  el estilo (corriente verista).

La editora Sonsogno convocó un concurso para óperas breves ofreciendo premios en dinero y puesta en escena a las tres mejores obras presentadas con la única condición de que fueran de un sólo acto y libre elección el tema escogido. Así fue como rechazaron la obra de Leoncavallo, ya que esta estaba compuesta por dos actos. La ganadora del certamen fue “Cavalleria Rusticana” de Mascagni, segunda “Labilia” de Spinelli y tercera “Rudello” de Vicenzo Ferroni (estas dos últimas estan olvidadas completamente y son obras inéditas en los carteles de hoy). Aún así y debido a la persistencia del autor y al buen criterio de la editora, “I Pagliacci” se editada y se presentó por primera vez en el año 1892 en el teatro de Verme en Milán, siendo un éxito rotundo.

Caratula de la ópera I Pagliacci editada por Decca

Caratula de la ópera I Pagliacci editada por Decca

Personajes :

  • Canio alias « Payaso », director de una tropa de comediantes ambulantes, tenor
  • Nedda alias « Colombina », su esposa, soprano
  • Tonio alias « Taddeo », un payaso, barítono
  • Peppe alias « Arlequin », tenor
  • Silvio, un aldeano, barítono

La obra tiene lugar en una aldea de Calabria, una tarde de un 15 de agosto:

Acto I:

Tras el preludio, Leoncavallo inicia esta ópera con la aparición, a telón bajado, de Tonio, disfrazado de Taddeo en la Commedia dell ‘Arte. Es el prólogo. Tonio se presenta ante el público para explicar qué obra van a ver los espectadores (“Si può?”…¿Se puede?”) y como podrán disfrutar de esta obra que el autor compuso para los hombres, lleno está de amores y odios. Es un aria en la que se puede observar los distintos cambios musicales

Tras el prólogo, empieza el acto con la llegada de un grupo de payasos a un pueblo, en la festividad de la virgen de Agosto, para representar una obra. La compañía, dirigida por Canio, está formada también por su esposa Nedda, el jorobado Tonio, y Beppe. El recibimiento es acogedor para los payasos, que lo agradecen (eh,Son qua… “Sei de’ pagliacci”). Canio anuncia al pueblo que esa noche a las 23 horas hay un gran espectáculo al que nadie ha de faltar (“Un grande spettacolo a ventitré ore”). Cuando Nedda baja, Tonio le trata de ayudar pero Canio le da un pequeño golpe mientras que los lugareños le ríen las gracias. Los celos de Canio vuelven a resurgir cuando algún joven le insinúa, sin mala intención, que Tonio, que había rechazado la invitación para tomar algo junto a los compañeros, se quedaba para cortejar a Nedda (“Bada, Pagliaccio, ei solo vuol restare per far la corte a Nedda” ). Canio muestra en este aria, “Un tal gioco, credetemi”, un carácter revelador del final de esta ópera ya que deja bien claro que el final, en la realidad, sería bien diferente del de la obra en caso de que Nedda le engañase con algún hombre (el oyente notará como Canio aumenta su intensidad cuando habla de lo que pasaría sin descubriese a Nedda). La llegada de gaiteros acompañando la comitiva de parejas que van a las vísperas, junto a las campanadas de la iglesia del pueblo, hacen que la gente despeje la plaza (“Don, din, don, din. suona vespero”). Cuando Nedda se queda sola, se pone a pensar y preocuparse por la actitud celosa mostrada por Canio (“Qual fiamma avea nel guardo”…¡¡qué fuego tenía en la mirada!!). Nedda está enamorada secretamente de otro… y ese amor que le hace cambiar su discurso para volverlo más alegre (“Oh! Che volo d’augelli, e quante strida!…” ¡El vuelo de los pájaros, qué bullicio!). Sin embargo, Tonio no había marchado y estaba observándola. Cuando ella lo descubre, la conversación es punzante por parte de Nedda, que tanto desprecia a él como a sus ridículos intentos de acercarsele (“So ben che difforme conforto son io”… Sé bien que soy deforme). El constante desprecio y la mofa llevan a Tonio a amenazarla de “que lo pagará” mientras que sale de escena.

La llegada de Silvio alegra a Nedda, primero inquieta por la imprudencia, pero el amor vuelve a salir en este dúo… con un espectador terrible, ya que Tonio ha observado que Silvio trata de convencer a Nedda para huir (“E allor perché, di’, tu m’hai stregato”…). El dúo es sentido, emocionado, un Silvio implorante, una Nedda deseosa de ser libre que acaba convencida, citándose para medianoche. Esta parte de la conversación ha sido escuchada por Canio, acompañado por Tonio -cual Yago- y que salta ante la exclamación de ella a Silvio ( “…e per sempre tua sarò”), lo que hace que el amante de Nedda huya. Canio se muestra colérico y trata de averiguar el nombre de esa persona que estaba junto a ella pero Nedda calla. La escena es atroz y los compañeros tratan de apaciguarlo ya que la gente está a punto de salir de la iglesia y no debe de ver tal “espectáculo”; Tonio trata de tranquilizarlo asegurándole que el amante estará esa noche viendo el espectáculo y le pide que finja. En este momento se canta el aria “Recitar!….Vesti la giubba”, que refleja ese dicho “la gente paga y quiere reír” y el célebre “ridi, Pagliaccio”, que ha popularizado esta ópera en el mundo gracias a tenores que no han dudado en representar este papel y lograr una interpretación histórica del personaje. Canio se muestra hundido pero “el espectáculo ha de seguir” y ha de actuar para el público.

El intermedio sirve para prepararnos para la obra que la compañía de payasos va llevar adelante. En esta “Commedia dell’Arte” Canio es Pagliaccio, Nedda es Colombina, Tonio es Tadeo y, por último, Beppe es Arlecchino.

Acto II:

El acto comienza con el coro de aldeanos que se van aposentando en sus asientos para ver la obra. Entre ellos está Silvio, que le recuerda que la esperará al final de la obra.

El desarrollo es el siguiente:

Colombina está en una salita paseando mientras la voz de arlequín implora por su amor (“Oh! Colombina, il tenero fido Arlecchin…” Oh,Colombina,el fiel y tierno Arlequín). La llegada de Tadeo, bufón enamorado de Colombina, nos devuelve, aunque sea de forma jocosa, al primer acto respecto al encuentro de Tonio y Nedda (“Sei tu bestia?”). Arlequín sube y alcanza la ventana de la habitación donde está Colombina y Tadeo y echa al bufón ante las risas del público. El pequeño dúo amoroso-jocoso culmina con las mismas palabras que Nedda dijo a Silvio, lo que acelera la furia en Canio. La entrada en escena como Pagliaccio es el fin de la ópera. La realidad empieza a sobrepasar a la ficción. Ante el público atónito, Pagliaccio desaparece para que Canio se muestre como tal (“Pagliaccio non son…”) con una actitud tan despiadada ante Nedda (“Sperai, tanto il delirio”) que le exige que revele el nombre de su amante. Nedda trata de seguir con su papel de Colombina y seguir con la comedia pero el intento es infructuoso ya que Canio ya está lleno de ira. Silvio, ha sido el único en el público que pensaba que la escena no era de ficción y empieza a preocuparse por Nedda quien a pesar de confesar su romance, se niega a revelar el nombre de su amante y trata de huir al ser amenazada por Canio, pero éste logra alcanzarla y matarla. Silvio intenta salvarla pero sólo logra ponerse a tiro de Canio que también lo mata. Con un terrible e irónico “La commedia è finita” (La comedia ha terminado), concluye la ópera mientras el telón baja ocultando los cuerpos inertes de los dos amantes.

Suele ser habitual que, por su poca duración, las casas discográficas pongan en una mismo pack a I Pagliacci de Leoncavallo junto a Cavalleria Rusticana. Ambas óperas tienen una gran importancia en lo que fue la última corriente del siglo XIX, la “escuela verista”. Tanto la ópera de Leoncavallo como la de Mascagni, son obras que han alcanzado gran fama, si bien las óperas de Puccini les impidieron mayor relumbrón. Con todo, algunos momentos como el “Vesti la giubba” (I Pagliacci) han podido entrar en el repertorio de fragmentos favoritos de los aficionados a la ópera. Ambas obras marcaron a sus compositores hasta el punto de no volver a repetir otro logro importante.

ENTRADA AL LIBRETO DE LA ÓPERA:

 

El enemigo del Cardenal Richelieu

El Conde-Duque Gaspar Guzmán de Olivares es uno de los personajes más interesantes de la historia política de España, uno de los hombres más influyentes del mundo  y de la historia del país  en su época,  uno de los menos estudiados y conocidos, y uno de los más rápidos de olvidar ,sino fuera por los retratos que le hizo en su día Diego de Velázquez. Esto es tanto así,  que posiblemente la mejor biografía que se haya escrito hasta la fecha del mismo, la hizo después de veinticinco años de trabajo el profesor de Cambridge John H. Elliot (premio Príncipe de Asturias a las Ciencias Sociales en 1996).

Óleo 1634 retrato de D.Velázquez

Óleo 1634 retrato de D.Velázquez

Rigió los destinos del imperio español con maestría conspiradora y posiblemente fue uno de los personajes con más enemigos en la decadencia del imperio dónde nunca se ponía el sol. Acérrimo enemigo del Cardenal Richelieu, acabo sucumbiendo a los entresijos del mismo y a su propia grandeza.

Nació en Roma en la embajada de España en el año 1587, ya que su padre fue el embajador español (Virrey de Sicilia y Nápoles) ante el Vaticano. El cardenal Aldobrandini (el que fuese posteriormente El papa Clemente VIII) ofició en su bautizo y siendo ya papa le concedió favores y una canonjía en la catedral de Sevilla. Ya se le auguraba un futuro brillante (aunque probablemente de sino eclesiástico y no político).

La muerte de sus dos hermanos y posteriormente la de su padre lo deja al frente del mayorazgo y del título nobiliario. Su matrimonio con Isabel de Velasco le permite entrar en el círculo cortesano, al ser esta dama de honor de la reina Margarita de Austria, esposa del rey Felipe III. Hecho que sabría aprovechar bien en el futuro.

En el año 1615 entra a formar parte de la corte al servicio del príncipe, futuro rey de España Felipe IV, ganándose así los favores del mismo y relegando a otro de sus enemigos más importantes (el duque de Lerma).

Su eterna aspiración de conseguir un título de nobleza mayor, su ambición y su fuerte personalidad lo llevan a base de favores, intrigas palaciegas y dádivas suculentas a conseguir los puestos reales de sumellier de corps y más tarde el de caballerizo mayor.

Desde esa privilegiada posición  llega a conseguir con sus armas habituales una influencia y poder sobre la corte la cual aprovecha en su propio beneficio, y que además renta mejorando su poder y ascendiente con el monarca. Ese mismo poder hace que en el año 1623 y a raíz de la visita del príncipe de Gales aparezca como valido del rey. A partir de esta fecha el conde-duque Gaspar Guzmán de Olivares dirigió con mano firme durante dos decenios el destino y la historia del imperio.

Con su política de fuerza intentó mantener la grandeza del reino y de la monarquía, lo que le llevó también a endeudar a España para poder sufragar los dispendios de la guerra de Flandes (La guerra de los 80 años) del mantenimiento de los ejércitos, de la flota naval y de las operaciones en el nuevo mundo. Este endeudamiento provocó la primera oposición de las cortes y ciudades importantes del reino.

Llevó a España a la bancarrota, lo que lo obligó a endeudarse más exteriormente con créditos y lo obligó a crear un sistema de moneda de cambio popular (el vellón), que no tenía valor alguno.

Por si esto fuese poco, la flota holandesa (cada vez más fuerte), los piratas ingleses y franceses mermaron la capacidad y domino del comercio marítimo español; y por lo tanto restaron más si cabe los posibles ingresos que llegaban del nuevo mundo y de las rutas comerciales.

Las intrigas de poder europeas, los favores papales, las políticas prepotentes basadas en la fuerza militar, hicieron de él un enemigo total para los Países Bajos, Francia y del imperio Inglés. Pero si tuvo un enemigo encarnizado, tan peligroso o más que el mismo; ese fue sin duda alguna el cardenal Richelieu. Fueron rivales en todos los aspectos posibles.

Los sucesos de Mantua (1629) facultaron de nuevo al valido real, que por ese tiempo ya estaba enfermo de gota y de alguna enfermedad venérea habitual de la época. Con crédito de nuevo, pero con poco margen de maniobra para el error y altamente cuestionado, ejerció de modo todavía más autoritario su poder, implantando su programa de reformas previsto para cinco años. No llegaron a funcionar como él esperaba.

La ruptura con Francia (por demérito del conde-duque y mérito de Richelieu) lo ponen contra la espada y la pared. Pero una vez más su capacidad y su habilidad especial para desenvolverse e intrigar en la corte lo hacen aguantar en la poltrona. Además su victoria en Fuenterrabía (su último gran triunfo) le devuelve el prestigio y recupera los favores reales de nuevo (fue un gran superviviente).

Pero ese triunfo estaba cimentado en base a los pocos recursos de la Hacienda real, lo que provocó finalmente el levantamiento de Cataluña (els segadors) y por ende de este, la escisión de Portugal, al destinar sus definitivos esfuerzos bélicos y medios económicos contra los catalanes (que se veían apoyados por los franceses), dejando a Portugal en manos de su nuevo rey Joao IV.

Estas circunstancias provocan finalmente la destitución por parte del rey Felipe IV. Olivares enfermo, derrotado y perseguido se retira a Loaches primero y a Toro después, falleciendo finalmente el sábado 22 de julio de 1645 entre las nueve y las diez de la mañana a la edad de cincuenta y ocho años.

Jordi Carreño

Retarto de Gaspar Guzmán y Pimentel (Conde-Duque de Olivares)

Retrato de Gaspar Guzmán y Pimentel (Conde-Duque de Olivares)

El cardenal Richelieu por Philippe De Champaigne

El cardenal Richelieu por Philippe De Champaigne

 

El aguador de Sevilla

El aguador de Sevilla

El aguador de Sevilla

Sin duda alguna este es mi cuadro favorito, entre los muchos que me gustan. Diego Velázquez, es uno de los pintores barrocos que mejor supo plasmar su época; además del realismo que imprime a su pintura,algo que queda patente en la infinidad de detalles de su obra. En el caso del Aguador de Sevilla, es imposible no caer en los detalles del reflejo y brillo del cristal  en las copas, la rugosidad y textura del barro de las tinajas, o el goteo del agua en la mayor de ellas. Es casi imposible estar delante del cuadro sin sentir la sensación de sed. El juego de luces claroscuro del fondo, además de inducirnos en el tema principal, refleja claramente la sensación lúgubre y pobre de la época en una perfecta combinación de colores oscuros: marrones, ocres, etc. Según los expertos, y no es de extrañar por la época, es el cuadro donde más se nota la influencia del pintor italiano Caravaggio

Este cuadro data del 1620, es de la época Sevillana (16191622) antes de su traslado a la corte de Madrid en el 1623, donde a través del Conde Duque Gaspar Guzmán de Olivares (Valido del Rey Felipe IV) consiguió ser pintor de la misma, retratando a personalidades como el propio rey, el mismo Conde Duque y Luís de Góngora entre otros muchos.

Del cuadro se han hecho muchas lecturas, pero posiblemente la más acertada sea la representación alegórica de las edades del hombre. El hombre maduro ofertando al niño la copa (representación del conocimiento) y el mozo o joven que aparece detrás bebiendo de la copa (bebe o adquiere del conocimiento del maestro o del hombre con experiencia) con la mirada puesta en ambos.

Actualmente el cuadro se encuentra en el Museo de Wellington (Londres).

Jordi Carreño

Fuente de Fotografía y enlaces Wikipedia.

 

EL GOBIERNO ENVÍA A GARZÓN LOS ARCHIVOS DE LA REPRESIÓN

Fuente fotografia del Juez baltasar Garzón (Wikipedia)
Fuente fotografía del Juez Baltasar Garzón (Wikipedia)

Público.es/DIEGO BARCALA – Madrid – 23/09/2008

Justicia, Cultura y Defensa aportan los documentos que acreditan el genocidio franquista.

El investigador Antonio Ontañón Toca, de 75 años, lleva dos décadas recuperando información de las fosas comunes de Cantabria. La investigación le llevó a Salamanca, al archivo de la Memoria Histórica. Sin esperarlo, se encontró a sí mismo, registrado como miembro de una familia que trató de exiliarse en barco ante la inminente llegada de las tropas franquistas a Santander. Estaba fichado como otros 3,5 millones de personas vigiladas por el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo. Esos nombres han sido enviados ya por el Ministerio de Cultura a la Audiencia Nacional, tras la petición enviada por el juez Baltasar Garzón el pasado 28 de agosto.
El Gobierno, criticado por las asociaciones de familiares de víctimas de la represión por su desinterés en aplicar la ley de la Memoria Histórica, ha empezado a colaborar. El Ministerio de Justicia envió el pasado viernes la información guardada durante décadas en la Dirección General de los Registros y del Notariado. Son los datos de las defunciones de los registros civiles, donde pueden encontrarse grupos de muertos sin nombre en partidas de defunción.
“Los archivos garantizan los derechos y las libertades de los muertos y de los vivos”, reflexiona Rogelio Blanco, director general del Libro, Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Cultura. Su departamento controla los tres principales archivos de información que Garzón necesita para vincular los más de 140.000 desaparecidos documentados bajo un epígrafe que diga: genocidio franquista. “Son fichas onomásticas de encarcelamiento, acoso… exterminio en definitiva”, informa Blanco.
La documentación aportada por Cultura se completará la próxima semana. En muchos de los casos, lo enviado a Garzón han sido resúmenes con el tipo de información disponible. “Hay cientos de volúmenes y muchos documentos no están digitalizados”, reconoce Blanco. El Ministerio ha enviado también 8.000 fichas de republicanos que estuvieron en el campo de concentración nazi de Mauthausen (Austria) como parte del posible proceso.
Ontañón comprobó el pasado lunes cómo el juez consultaba su libro Rescatados del olvido en la mesa de su despacho. Es la segunda gran compensación a su esfuerzo que disfruta en un mes. El pasado 28 de agosto recibió una “cariñosa” carta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que le deseaba un “gran éxito” en un acto de homenaje a los “héroes de la República y la libertad”.
El Ministerio de Defensa ha dado una orden a través del tribunal militar central para que los cinco territoriales recopilen la información del paradero de los desaparecidos. Fuentes del departamento de Carme Chacón aseguran que existe “voluntad total de colaborar”. Defensa ha explicado al juez que el Ejército de Tierra podría añadir algún documento “puntual” de la represión.
(Fuente del artículo: ARMH)
(Artículo anterior por el mismo autor y fuente)
Los familiares de los represaliados reprochan al Gobierno que hayan sido ellos los que han elaborado el listado. La ley de la memoria histórica exige al Estado crear un mapa de fosas.

Público.es/DIEGO BARCALA – Madrid – 22/09/2008

El poeta Blas de Otero (Bilbao 1916, Madrid 1979) imaginó las listas de los fusilados con “nombres temblando en un papel” en su poema Me llamarán. Lo escribió en 1955 en su exilio en París y tituló al libro Pido la paz y la palabra. Medio siglo después, son los hijos y los nietos de los fusilados los que exigen voz. Lo hacen ya desde Madrid, en la Audiencia Nacional, ante el despacho del juez Baltasar Garzón. El magistrado recibió ayer un censo de víctimas con 143.353 nombres, apellidos, profesiones, lugar de nacimiento, muerte y causa de su desaparición (muerto con arma de fuego la mayoría).
La repercusión pública de las diligencias abiertas por el juez para investigar una posible causa penal de genocidio franquista, desde el 18 de julio de 1936 hasta décadas después de la guerra, ha dejado al descubierto el desamparo público que sufren las familias de los represaliados. Once asociaciones de allegados de estas víctimas acudieron ayer a la Audiencia Nacional con carpetas, fotos y listados inconexos. Algunos digitalizados y otros no. Miles de documentos encuadernados por voluntarios e historiadores aficionados. El resultado de casi una década de investigación que arroja un resultado estremecedor de cientos de miles de cuerpos bajo tierra.
“No nos sacamos estos nombres de la manga, nos lo hemos currado a base de grabadora y mesa camilla”, recrimina Paqui Maqueda, secretaria de la Plataforma de Víctimas de Desapariciones Forzadas que presentó la primera denuncia a Garzón el pasado 14 de diciembre de 2006. Maqueda se refiere a la investigación elaborada en cada pueblo para arrancar los testimonios y documentos necesarios con los que poner nombre a aquellos que fueron arrancados a sus familias y borrados para siempre durante décadas.

Hace ocho años eran 30.000

Sin apenas apoyo institucional, los voluntarios han conseguido indagar en registros civiles y en libros de difuntos para completar parte del recuento de una de las etapas más oscuras de la historia de España y no sólo por su tenebrosidad, sino por las dificultades para su investigación. De esa manera han conseguido que de los 30.000 desaparecidos que se creía había hace ocho años ahora pasen de los 143.000.
Esos nombres se suman cada día al proceso de documentación abierto en la Audiencia Nacional. “Son muchas las personas individuales que denuncian la desaparición forzosa de su padre o de su abuelo cada día”, añadió Fernando Magán, abogado de la Asociación Para la Recuperación de la Memoria Histórica.
El archivo y la conexión de todas las pruebas entregadas podría completar el censo definitivo de las víctimas del franquismo. Ese listado es la prueba que busca Garzón para declararse competente para juzgar una causa contra aquellos que de manera orquestada hicieron desaparecer a sus adversarios políticos. Si el juez se decide -fuentes de la investigación aseguran que lo hará “pronto”- dejaría en evidencia “la falta de voluntad política” del Gobierno para cumplir con los artículos de la ley de la memoria histórica que exigen la elaboración de un mapa de fosas comunes y un censo de desaparecidos.
“Le pedimos al Gobierno que ponga firme al personal. La mayoría de las fosas están en los cementerios que, o son municipales o pertenecen a la Iglesia. Así que está claro a quién tienen que pedir las pruebas”, denunció, Cecilio Gordillo, representante del sindicato CGT en la plataforma. “De momento, no se ha recibido ninguna documentación de la requerida a la Iglesia”, informó Magán.

Sólo Catalunya y Galicia

Ni siquiera la petición de información por parte del juez está facilitando la colaboración de algunas instituciones clave como la Conferencia Episcopal y los Ayuntamientos. “Muchos municipios se sienten desvinculados al no haber sido nombrados por el juez”, denunció Gordillo. Sólo los gobiernos de Catalunya y Galicia han aportado documentación sin que se les haya sido requerida por el magistrado. “Nosotros podríamos haber mirado a otro lado y haber esperado que se murieran los testigos y los familiares directos o simplemente habernos conformado con la Ley, pero no lo hicimos”, reclama Maqueda.
La Ley, que no ha sido aplicada por el Gobierno a pesar de estar en vigor desde hace casi un año, fue rechazada por el 95% de las asociaciones de víctimas, recordaron ayer los voluntarios.

¿ES POSIBLE HALLAR A LAS VÍCTIMAS?

Logo ARMH

Logo ARMH

 

 

 

ÁNGEL DEL RÍO SÁNCHEZ
Público.es/Opinión/23-09-2008
 

 

Las providencias dictadas por el juez Garzón y su enorme repercusión mediática han disparado el número de personas que desean saber el paradero de sus seres queridos desaparecidos en los años de la Guerra Civil. Se cuentan por miles las personas que en las últimas semanas han manifestado este deseo, especialmente a las asociaciones memorialistas y a los ayuntamientos.

Conviene aclarar, para no crear falsas expectativas entre los familiares, que la localización de los desaparecidos y su recuperación no siempre, ni siquiera en una proporción alta, es posible. Por diversas razones. Porque, llegado el caso hipotético de conocer de manera rigurosa el número y la identidad de las víctimas asesinadas, es muy difícil que se esclarezca el lugar donde fueron enterradas. Además, muchas de las fosas donde yacen sus restos, después de más de setenta años de abandono, han sufrido todo tipo de inclemencias que las han llevado a su destrucción parcial o definitiva.

Buena parte de las fosas existentes se originan en el período comprendido entre julio de 1936 y febrero de 1937, en el que el instrumento principal de la represión son los bandos de guerra que instaban al asesinato sin procedimiento alguno. Este hecho provoca que apenas existan fuentes documentales sobre los desaparecidos y las fosas. En los libros de defunciones de los registros civiles, sólo hay inscritos una parte, a veces ínfima, de los asesinados y sólo en algunos casos se especifica el lugar de enterramiento.

Apenas si se encuentran libros de registros de los cementerios en la mayoría de las localidades y la información de los archivos locales, militares y estatales, salvo excepciones, es escasa. De este modo, la historia oral es, todavía, la herramienta más útil para ubicar las fosas e identificar a las víctimas. No en vano, la inmensa mayoría de las 170 que se han abierto en los últimos años ha sido posible gracias a los testimonios de personas que fueron testigos de la represión.

A través de los testimonios, hemos conocido la mecánica de la desaparición forzosa: desde la detención ilegal de un individuo o grupo hasta su asesinato en las tapias de un cementerio o en un paraje desconocido, por lo general fuera de la localidad de vecindad. Esto complica la localización de muchas de las fosas que se ubican en campo abierto, pues la gente mayor, depositaria de los miedos introyectados por el franquismo, todavía se muestra reacia a hablar, aunque esta actitud poco a poco se está quebrando de la misma manera que cada vez son menos los testigos disponibles. También el masivo proceso emigratorio de los años cincuenta y sesenta que diezmó numerosas poblaciones rurales y que afectó, principalmente, a las familias de los vencidos, ha contribuido a una visible pérdida de la memoria colectiva en nuestros pueblos. Los miedos y el olvido han provocado que muchos de estos enterramientos clandestinos que no fueron de alguna manera señalados y protegidos por los familiares, hayan sido destruidos por un sinfín de motivos: corrimientos de tierras, construcción y ampliación de carreteras, urbanización de terrenos rústicos, acción de las alimañas…

 

Las fosas que se ubican en el interior de los cementerios no han corrido mejor suerte. Desde que fueron creadas, constituían un lugar degradado del cementerio sin señalización alguna y convertidas en auténticos vertederos. En los años de la Transición, se produjo un interesante movimiento en un significativo número de localidades, auspiciado por familiares y ayuntamientos de izquierdas, que acota y dignifica esos espacios con placas, lápidas y monolitos, o directamente se procede a la exhumación de las víctimas y su posterior inhumación en nichos y mausoleos. Estas acciones apenas cuentan con publicidad y se realizan en la intimidad familiar o, a lo sumo, adquieren una dimensión local. Pero la tónica mayoritaria es el abandono y el olvido, lo que ocasiona que la zona que ocupan las fosas comunes, normalmente junto a las tapias, sea la primera que se vea afectada por cualquier tipo de obra de ampliación del cementerio. De este modo, en una proporción muy alta, han quedado sepultadas bajo la construcción de bloques de nichos y de nuevas sepulturas. Por otra parte, desde 1936 hasta nuestros días han sido clausurados multitud de cementerios trasladándose los restos a otro nuevo. En algunos casos, los restos cadavéricos de las víctimas fueron depositados en los osarios confundiéndose con otros y destruyéndose con el tiempo. En otros, quedaron olvidados y acabaron sepultados en los cimientos de nuevas edificaciones. Las acciones destructivas que se han efectuado –y se continúan efectuando– sobre multitud de fosas durante siete décadas, incluidas las tres de democracia constitucional, suponen la prueba más inequívoca de que el olvido y la negación, cuando no el desprecio más absoluto, ha sido la posición hegemónica que las distintas administraciones han tenido hacia la memoria de las víctimas republicanas y antifascistas. Nunca ha existido una consigna –y menos aún una política– de protección de las fosas comunes. Toda medida efectuada en este sentido dependía de la sensibilidad y el empecinamiento de los familiares y, a veces, hasta de los propios sepultureros.

 

Ahora le corresponde a la Administración verificar la localización de las fosas detectadas y su protección ante nuevas agresiones. Y brindar a los familiares y a la sociedad la posibilidad de la exhumación de las víctimas que soliciten sus deudos, o la señalización y monumentalización de esos cementerios clandestinos para convertidos en “lugares de la memoria”. Desgraciadamente, para muchos familiares no va a ser posible averiguar el paradero ni rescatar los restos de sus seres queridos, pero les asiste el legítimo derecho de reclamar justicia, de pedir información y esperar una respuesta. Las decenas de miles de personas desaparecidas, después de tantos años de silencio y olvido, merecen, al menos, nuestro cariño y consideración.

 

ÁNGEL DEL RÍO SÁNCHEZ es coordinador del proyecto Mapa de Fosas de Sevilla 

 

Ilustración de JOSÉ LUIS MERINO 
(Fuente del artículo: ARMH)

Las familias de desaparecidos de la guerra piden una disculpa al Estado

Las Asociaciones presentan sus listas en la Audiencia Nacional

Las Asociaciones presentan sus listas en la Audiencia Nacional

Parecía un turista, un curioso. Pero Toru Arakawa, el japonés de 70 años que observaba ayer frente a la Audiencia Nacional el trajín de familiares con cajas, maletines y bolsas repletas de documentación sobre las víctimas de la Guerra Civil y la posguerra, ha ayudado a recuperar algunos de los cuerpos de los represaliados. Sus últimos veranos los ha dedicado a desenterrar una historia con la que nada tiene que ver. Y ayer esperaba frente a la puerta de la Audiencia porque por nada del mundo se habría perdido el gran momento de los hijos y nietos de la barbarie: la entrega de los nombres de 143.353 víctimas, el trabajo de 20 años. Arakawa aterrizó en Madrid el pasado día 16 para compartir con ellos ese instante.

“Hemos sacado los nombres uno a uno. Y aún faltan muchísimos”

Era un día grande para las asociaciones de la memoria histórica. Muchos de sus miembros ni soñaban con algo así. Antonio Ontañón jamás pensó que un día entraría en la Audiencia Nacional para aportar datos de su investigación. “¡Tenía mi libro sobre la mesa! ¡Garzón está leyendo mi libro [Rescatados del olvido]!“, exclamaba, orgulloso, tras entregarle el listado con los 2.535 desaparecidos de Cantabria. Tampoco Cecilio Gordillo pensó, cuando se embarcó en el proyecto Todos los Nombres, de Andalucía “para hacer una lista porque no la hacía nadie”, que ésta acabaría en manos de un juez.

En cierto modo, atravesar ayer las puertas de la Audiencia Nacional con 143.353 nombres era ya un premio al esfuerzo de muchos años; hasta hace apenas dos, a contracorriente. Pero en medio de la euforia, había también algo de pesadumbre. En el tramo final de su lucha, era inevitable que pensaran en todo lo que habían invertido en ese censo (robándole horas al sueño y a la familia, aguantando incluso amenazas), y en “lo fácil que le hubiera resultado hacer todo esto a la Administración del Estado”. Con el orgullo de haber sido capaces, se mezcló la indignación de haber sido los únicos.

“El sistema académico y la Administración han quedado en evidencia. Este trabajo no se puede delegar a asociaciones privadas. Es una labor que incumbe al Estado”, declaró un hombre exhausto, Fernando Magán, el abogado que representa a los denunciantes. Paqui Maqueda, de la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía, afirmó: “No nos hemos sacado ningún nombre de la manga. Han salido uno a uno, con nuestro esfuerzo, entrevistando a los pocos donantes de memoria que quedan. Pedimos al Estado que asuma la búsqueda de desaparecidos, y una disculpa pública que restablezca la dignidad de las víctimas”. Ayer llevaron 143.353 nombres, pero “aún faltan muchísimos”.

Fotografía y artículo extraído de la edición del País Digital del 23 septiembre de 2008